PANORAMA BONAERENSE

La única contenta era Carrió, la Señora pide por Cafiero y la testimonial de Garro

LA úNICA CONTENTA ERA CARRIó

La presentación de Diego Santilli como candidato bonaerense fue una muestra de poder político pero con escasas emociones o momentos de efusividad. Un intendente, de los que pocas veces pierden su capacidad de análisis, sentido del humor y fundamentalmente ironía, le mandó un watsapp a un conocido. "La única contenta acá parece Lilita".

¿Por qué Lilita Carrió?... Porque colocó a dos candidatos a diputados nacional en los primeros cinco lugares. Ni los intendentes que le dieron la bienvenida a Santilli en la Provincia consiguieron tanto, salvo Jorge Macri, que puso a la sexta candidata.

Horacio Rodríguez Larreta ya tenía cara de pocos amigos. Se había acabado de enterar que los radicales no alineados con Martín Lousteau armarán una lista interna en CABA. Facundo Suárez Lastra será el primer candidato. Otro más contra la vuelta de María Eugenia Vidal.

Santilli en campaña: habló de Vidal, de la interna en Juntos y de su 'enemigo' en las urnas

Santilli se siente, en todo este cuadro de situación, ajeno a esas tensiones. Lo suyo, desde chico, fue la relación política, y tiene un recorrido de parecido al ex presidente Maricio Macri porque también tiene una pertenencia al mundo futbolero, en este caso, en River Plate.

Su perfil peronista lo hizo un hombre de negociaciones, discusiones y acuerdos con todos los que lo frecuentaron en diferentes etapas de su gestión al frente de distintas áreas del gobierno de la Ciudad.

Algunos, como Juan José Mussi, todavía le agradecen su buena fe en la causa que le habían iniciado cuando era secretario de medio ambiente de la Nación. Santilli tenía a su cargo la relación con esa área pero del otro lado de la General Paz y no hizo nada para que lo condenen. Todo lo contrario.

Esa flexibilidad conceptual, incorporada en su juventud peronista, hace que no tenga problemas en hablar y conversar hasta de futuro con muchos de los intendentes que seguramente tendrán que aceptar su rivalidad política.

Camino a City Bell, donde se realizó la presentación de la candidatura bonaerense del PRO, dos intendentes ratificaron que, de no mediar ninguna novedad, hoy habría internas en los tres tramos de la boleta, tanto la nacional, en la que se competirá contra Facundo Manes, las seccionales, donde se elijen candidatos a diputados y senadores provinciales, y en los municipios.

Si esto se ratifica, ya que es un minuto a minuto, podrán producirse situaciones de tensión de difícil resolución, como renuncias masivas en los distritos que conducen intendentes del PRO de funcionarios radicales y viceversa. "No pueden competir con nosotros", dicen con resignación.

Si bien a muchos les gustaría saber cuántos votos tienen sus aliados locales, a los que siempre le daban lugares en las listas casi al límite del acceso a los concejos deliberantes, ahora la situación es diferente y fortalece las posibilidades radicales.

La candidatura de Facundo Manes los revitalizó de tal manera que hasta se animan a competir contra los intendentes que hoy los tienen como aliados. Saben que tienen un piso elevado aunque pierdan, y el 30% de los votos los deposita en lugares expectantes de cada lista.

LA TESTIMONIAL DE GARRO

La potencialidad de Facundo Manes hizo que todo se pusiera en revisión. Lo más llamativo está pasando en La Plata, donde Julio Garro está analizando ser candidato a concejal, testimonial, para fortalecer la campaña de Diego Santilli en su localidad.

Allí Manes tiene ventaja sin haberse iniciado la carrera. De hecho, en los albores de la Alianza, esa fuerza ya había sabido de victorias en las elecciones legislativas. Entonces, Garro, quien también sueña con ser compañero de fórmula si la figura de Santilli avanza en la Provincia de Buenos Aires en 2023, no puede darse el lujo de perder. Además, si no se modifica la ley que impide las reelecciones de los intendentes, su concejalía le servirá para evitar quedar entrampado con esa normativa.

El decreto que reglamentó la ley que limitó las reelecciones dejó abierta esa variante. Si el intendente no cumpliera la totalidad de los dos primeros años de su segundo mandato puede presentarse nuevamente.

Garro fue, además, uno de los pocos que le cumplió el deseo a María Eugenia Vidal, a quien la mayoría de sus pares le negó cualquier posibilidad a la gente que la apoyó pero se quedaron en la Provincia de Buenos Aires. Los "Territoriales" no podrán tener juego en las decisiones de los intendentes y Santilli.

El propio candidato PRO, los otros días, manifestó su preferencia en Malvinas Argentinas, donde todas las fichas estaban puestas para el doctor Carlos Kambourian. Finalmente, el médico iría de diputado nacional y Lucas Aparicio quedaría como candidato de ese sector.

En La Plata, la puja entre los diferentes sectores radicales no ayuda para presentar un candidato sin resquemores ni futuras venganzas a cuesta. Allí Miguel Bazze trata de aglutinar a la mayor parte del centenario partido, y para evitar malas interpretaciones, ya dejó en claro que no pondrá a su hijo Leandro en ninguna lista.

La otra novedad de último momento en esta localidad es el "pase" de Carolina Píparo a las filas de José Luis Espert. Enojada con la decisión de Garro de despojarla de la posibilidad de su reelección, la diputada provincial aceptó la petición de Espert. No es la única persona ofendida por ahí.

AL FINAL, POSSE NO SERA CANDIDATO

El intendente de San Isidro, Gustavo Posse, declinó su no nata candidatura a diputado nacional en Juntos de la Provincia de Buenos Aires tras una amable reunión que mantuvo en su domicilio con los hermanos Facundo y Gastón Manes. Walter Carusso acompañó al anfitrión.

Las relaciones entre los radicales que representan al oficialismo partidario, presidido por Maximiliano Abad, y Posse, no eran las mejores. Ni siquiera habían tenido algún éxito relativo las negociaciones iniciadas por los referentes del espacio possista, Facundo Suárez Lastra y Juan Manuel Casella, primero, y luego Gustavo y Facundo, cara a cara.

A Posse tampoco lo había acompañado la suerte en las conversaciones iniciadas con Horacio Rodríguez Larreta y Diego Santilli para que, por lo menos, los acompañara entre los primeros tres lugares en la lista de diputados nacionales.

Según la fuente consultada, Patricia Bullrich, Elisa Carrió y los intendentes PRO se opusieron a su ingreso a esa lista. La líder de la Coalición Cívica, quedó en claro que lo hizo porque uno de esos lugares cayó en manos de su aliado Juan Manuel López. A Bullrich y a los jefes comunales, los motivó otras cuestiones.

Por ejemplo, el PRO de la Provincia de Buenos Aires mantuvo y mantiene como aliado a Maximiliano Abad y Daniel Salvador, el ex vice gobernador, siempre respetaron las reglas de juego. Posse los puso bajo extrema presión y además había roto el bloque legislativo a principio de 2020. En la libreta eso pesó más que otra cosa.

El jefe comunal del San Isidro anunciará mañana su decisión de manera oficial, y si bien no trascendieron detalles, sí se supone que habría un principio de acuerdo para que en San Isidro y en otras localidades coloque a sus candidatos apoyando al neurocientífico. No habrá pedidos de otros lugares en listas nacionales y provinciales.

LA SEÑORA PIDE POR SANTIAGO CAFIERO

Cuando en el Frente de Todos algunos ya respiraban aliviados porque se había impuesto la voluntad presidencial y su mano derecha y jefe de gabinete, Santiago Cafiero, no se movía de su puesto, la vicepresidente Cristina Fernández de Kirchner volvió a difundir su deseo de que el vecino de San Isidro y nieto del ex gobernador salte hacia la candidatura a diputado nacional.

Los medios kirchneristas dejaron trascender que los dos primeros lugares los ocuparían Vctoria Tolosa Paz y Daniel Gollán, la primera es una concejal platense derrotada por la kirchnerista Florencia Saintout pero muy cercana a Alberto Fernández, y el segundo, ministro de Salud de Axel Kicilof

"Esperá hasta el sábado... Todo puede pasar", le dijo a este cronista un intendente que conoce cómo se mueve el sistema de selección del oficialismo. Hasta él mismo puede aparecer en una nómina imprevistamente.

Mientras tanto, desde hace más de una semana, fuentes cercanas a la Presidencia de la Nación dieron cientos de mensajes sobre la nueva actitud que asumiría Fernández a la hora de negociar con su vice. También trascendió cierto fastidio del no nato albertismo sobre la manera en que atacaron a varios funcionarios durante esta semana, fundamentalmente al ministro de Economía, Martín Guzmán.

La promesa de un empoderamiento albertista quedará demostrada mañana con el cierre definitivo de las listas y si se va o se queda Cafiero en su cargo actual. Suena a poco, pero algo es algo por estos tiempos.

En tanto, en los distritos, las alianzas entre los seguidores de Sergio Massa y Máximo Kirchner dejan casi sin espacio a los que no pertenecen a esas dos líneas hoy casi mimetizadas. Las listas serán armadas por los intendentes, donde los haya, con lugares previstos para los dos diputados arriba mencionados. Donde no, la lapicera principal pasará por la lapicera de la "mesa de los lunes", compuesta por Massa, Kirchner, Kicilof y Cafiero. Dos contra uno.

Noticias del día

Comentarios

  • JC

    Jorge Carranza

    24/07/21

    Señores políticos: ¿Por qué, para evitar cambiar leyes, no hacemos tantas listas INDIVIDUALES como candidatos hayan? Así somos los electores los que elegimos los candidatos. Y no largas listas con desconocidos. Evitamos disputas y ?arreglos? ¿No les convendrá? JC 8275180

    0
    0
    Responder