PANORAMA BONAERENSE

Cruje el Dorrego (PRO), los radicales se reordenan y los intendentes peronistas miran a la Rosada

Aún no saben si podrán reelegir. El sábado asume Abad por zoom como jefe del radicalismo provincial, mientras Posse recorre la provincia, también por zoom. En el macrismo, cruje el Grupo Dorrego.

SE AMPLIA LA LISTA DE ASPIRANTES A MINISTROS, SECRETARIOS O LEGISLADORES

La imposibilidad de saber si sale o no la reelección de los intendentes en la Provincia de Buenos Aires hace que muchos de ellos estén pensando en la idea de cambiar de aire y para eso miran los casilleros del gabinete nacional, porque saben que la Provincia está inhabilitada para ellos.

No porque Axel Kicillof tenga mucho ciudadano ilustre, sino porque confía en su gente, a la que conoce desde hace años. En cambio, en el gabinete nacional ya hay dos ministros que antes eran jefes comunales, como Gabriel Katopodis y Jorge Ferraresi, pero saben que, como lo dijo la vicepresidenta, "hay funcionarios que no funcionan".

Gobernador Axel Kicillof

Gustavo Menéndez, de Merlo, Ariel Sujarchuk, de Escobar, Mariano Cascallares, de Almirante Brown y hasta Martín Insaurralde, de Lomas de Zamora, están pensando en eso. Y una de las áreas en las que muchos quieren participar es Seguridad.

Suponen que Sabina Fréderic está siempre a prueba, más cuando su par de la Provincia, Sergio Berni, todos los días la sorprende con una crítica. Sin embargo, tanto ella como su mano derecha, Eduardo Villalba, lo tienen más que en claro.

Ministra Sabrina Frederic

Hace más de un mes, cuando empezó a recibir a los intendentes en su despacho para que con ellos articularan la llegada de las fuerzas federales en el territorio bonaerense ante la discusión permanente que mantiene con Berni, en un momento alguien le sugirió que uno de los propios, del norte del conurbano bonaerense, estuviera en su entorno en reemplazo de Villalba.

"Si me tocan a uno, también me tocan a mí. Y listo, se que me tengo que ir", dijo, y nadie más avanzó.

Otro de los nombrados, franciscano y creyente, siente que por su pasión viajera podría ir en lugar de Matías Lammens si este fuera candidato a diputado en las próximas elecciones. Para eso está preparando a una persona muy cercana a sus afectos pero tiene que ver cómo se resuelve la lista de candidatos a legisladores seccionales, donde su representante peligra en la reelección.

RADICALES SIGUEN SIN ORDENARSE

El sábado, vía Zoom, a las 11 de la mañana, Maximiliano Abad asumirá la presidencia de la Unión Cívica Radical de la Provincia de Buenos Aires. Hasta el momento no se sabe si Gustavo Posse, su rival el 21 de marzo, estará presente o no. Hasta el cierre de esta nota, los vocales que lo representan no fueron invitados a participar del evento de asunción.

Maximiliano Abad, presidente electo de la UCR de Buenos Aires

El futuro titular partidario no quiere dejar pistas sobre cómo actuará apenas asuma. Muchos le están reclamando una autonomía que por ahora no asumirá. No cree que le convenga enemistarse con sus aliados que, de todas maneras, cada vez que pueden le marcan la cancha.

Vía zoom también, Posse está recorriendo toda la Provincia y les está diciendo a todos que seguirá participando de la vida partidaria y presentará lista para competir en la PASO de Juntos por el Cambio. El inconveniente nace en que para eso deberá tener un partido político que le permita tener una representación entre los apoderados de la alianza electoral que lo tenga como referente. En Juntos por el Cambio está más que complicado, porque ese casillero lo tiene ocupado el radicalismo de Abad.

Gustavo Posse

Uno de los socios del marplatense presidente radical, su antecesor Daniel Salvador, también está activo. La semana pasada recibió en su domicilio de San Fernando a Ricardo Hipólito López Murphy para ver si quiere competir en la interna de la oposición.

Por otro lado, muchos, con Gerardo Morales a la cabeza, desde Jujuy, se oponen no tanto al ex ministro de Economía, sino por la próxima llegada de José Luis Espert como invitado para la "gran PASO opositora".

Morales, quien pretende ser candidato a presidente, aprovecha todo lo que tiene a mano para oponerse o plantarse a Horacio Rodríguez Larreta. Amigo de Alberto Fernández, y antiguo aliado de Sergio Massa, el jujeño prefiere seguir trabajando "en los temas importantes" con el gobierno nacional y por eso se quejó porque su par porteño se presentó ante la Justicia para ratificar su autonomía.

Gobernador de Jujuy Gerardo Morales

Lo de Espert le calza perfecto a Rodríguez Larreta, quien también puede meter en su mega interna a Javier Milei en la Ciudad Autónoma pero desacomoda no solo a los radicales, ya bastantes culposos de su alianza con el PRO sino también a los peronistas republicanos.

EL DORREGO CRUJE POR PEDIDO DE LARRETA

El título "Grupo Dorrego" fue una creación instantánea de Diego Valenzuela, intendente de Tres de Febrero, con algunas reminiscencias de historiador y escritor, y quería reflejar la vitalidad política e independencia de la Provincia de Buenos Aires con respecto del resto del territorio nacional.

Este grupo está integrado por todos los intendentes del PRO y aliados como el jefe comunal de Bahía Blanca, Hector Gay, y los nuevos que se han sumado. Todos representan a los municipios del Gran Buenos Aires y las localidades más importantes del interior bonaerense.

Además, la mayoría tiene un intérprete extra partidario que los ayuda a tener más musculatura conceptual y amplitud política. Desde San Miguel, Joaquín De la Torre, responsable del peronismo republicano, se paró en el concepto del ser bonaerense.

Ex gobernadora María Eugenia Vidal

Si bien todos están esperando a que María Eugenia Vidal sea la candidata que termine resolviendo las tensiones internas, algo que nadie sabe si alguna vez ocurrirá, el principal problema que tiene el espacio es la necesidad de Horacio Rodríguez Larreta de definir su problema original.

Ese inconveniente nace no de su amplitud sino de su mezquindad. Si verdaderamente creyera en una fuerza opositora consistente, no tendría inconveniente en que Martín Lousteau sea su candidato, o al menos uno de ellos. La otra precandidata es Patricia Bullrich. El problema es que el senador es más independiente, filo radical, que lo que muchos suponen. Y la ex ministra, la candidata de Mauricio Macri.

Entonces, el alcalde porteño piensa qué hacer con su principal aliado y sostén político, su vicejefe de gobierno, Diego Santilli, a quien ya lanzó en el ámbito bonaerense sin necesidad de un acto.

Diego Santilli, vicejefe de Gobierno porteño

Para eso construye una tarea de instalación que acompaña con su propia persona participando de actos protocolares en distintos lugares de la Provincia. Estuvo En Ejército De los Andes, con Valenzuela, a quien no lo convenció. A la semana estuvo en Lanús, y su antiguo compañero en el gabinete porteño, Néstor Grindetti, lo escuchó un poco más.

Hoy por hoy parece que tanto en Lanús como en La Plata, que conduce Julio Garro, Larreta encontró dos amigos para poner en el debate la candidatura del porteño Santilli. Quizás porque sabe la respuesta que tendrá es que no se anima a pasar por San Miguel o Vicente López, entre otras localidades amigas.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios