ANÁLISIS

Impuesto al milagro

Los temas económicos en Argentina parecieran ser siempre los mismos. Siempre se habla de impuestos, gastos, tasas de interés, divisas y déficit. No se mencionan desarrollo, prioridades o incentivos. Sin embargo, es justamente para lograr el desarrollo que se necesita establecer prioridades e incentivos. 

Los demás temas (impuestos, gastos, tasas, dólar, etc) son meros instrumentos para lograr las prioridades e incentivos que se hayan definido. En sí mismos los impuestos o gastos no son malos ni buenos. El tema es si van en la dirección correcta para el objetivo buscado, que creo que estamos todos de acuerdo que debería ser que toda la sociedad viva mejor.

Un ejemplo claro lo tenemos con el anunciado impuesto a la ganancia "inesperada" para financiar más bonos o planes sociales. Puede parecer una buena idea: más recursos de quienes están beneficiados, para ayudar a quienes más lo necesitan. Es una falacia. Es una trampa mortal. El efecto logrado será exactamente inverso.

IFE 4 2022: ANSES confirmó la fecha de inscripción, dónde y el calendario de cobro del bono de $ 18.000 para monotributistas y trabajadores no registrados 

Desde el punto de vista económico podemos considerar varios elementos negativos y me cuesta encontrar que haya alguno positivo. Claramente los temas positivos están desde el lado político, ya que el Gobierno logra mejorar su reputación entre su base de votantes, ya sea que pueda o no repartir los bonos, y logre o no una ley para mayores impuestos.

Reitero: en una economía lo importante es definir correctamente las prioridades e incentivos. Con un nuevo impuesto, en este caso a las ganancias "inesperadas", se va en contra de los incentivos. Es difícil que alguien invierta si cuando tiene un buen resultado por factores exógenos será castigado. Al fin y al cabo las exportaciones de commodities (granos, oleaginosas, minería, energía, etc.) están siempre expuestos a elementos exógenos. 

Una sequía en alguna región hace subir el precio para quienes sí logren cosechar, un problema de producción en algún competidor da mejor oportunidad a quien sí logra tener producto, o en este caso una guerra da oportunidades a quienes conviven en paz. 

IFE 4 y renta inesperada: qué hará el Gobierno para "ablandar" a los empresarios críticos del impuesto

Así, hay muchos casos en donde la naturaleza propia del negocio expone a cambios que es difícil prever con certeza. De la misma manera, quienes hayan tenido sequía, o un problema de producción, padecen una pérdida no esperada. Esos no son compensados.

Este fenómeno es muy conocido y es parte del riesgo que se asume en el negocio de commodities: los riesgo climático, precio y regulatorio están siempre presente. Lo que afecta negativamente a unos es un beneficio para otros. Nadie asumirá los riesgos si cuando tenga beneficios no podrán ser suyos. En sucesivas campañas habrá menos producción, y Argentina se auto castiga al castigar a sus productores.

El otro tema respecto a incentivos son los beneficiarios de estos planes. Si por no trabajar se superarán los ingresos de quienes sí trabajen, se afecta negativamente a toda la población. No hace falta explicarlo: ¿quién trabajará para ganar menos que sin trabajar?

Leche a $ 100 en las góndolas: cuánto reciben los tamberos y qué reclaman mientras no pueden parar de ordeñar

Difícil que un país pueda desarrollarse si no hay incentivos a trabajar. Difícil que un país pueda desarrollarse si no hay incentivos a invertir o crecer porque si se gana mucho se lo castigará.

Asimismo, al poner un impuesto adicional para este pago, se está diciendo que no se van a modificar las prioridades de gastos anteriores. Es decir, tienen menos importancia este supuesto beneficio o bono o plan que los gastos anteriores. Si este nuevo impuesto no se aprobara, entonces hay sólo dos opciones: no se paga el bono o se emite más dinero, generando más inflación que era el problema que se quería paliar. O peor, la inflación afecta a todos, cobren o no un bono.

Mirando el tema desde un punto de vista geopolítico, que Argentina castigue a sus productores contribuye a que los precios internacionales no bajen y otros países se vean aún más expuestos a altos precios. Difícilmente se olvide en la diplomacia internacional una actitud tan egoísta como esta.

Si en Argentina comenzamos a hablar de prioridades e incentivos, tal vez asignaremos mejor el gasto y tendremos un esquema impositivo más eficaz. Pero lo más importante: si hablamos de prioridades e incentivos comenzaremos un camino hacia una sociedad más equilibrada y que puede manifestar su real potencial y crecer. 

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.