PANORAMA BONAERENSE

El no a Cafiero del partido del conurbano, Horacio profeta en tierra ajena y más Jorge que Macri

A Rodríguez Larreta cada vez le cuesta más convencer a sus socios bonaerenses que resisten la candidatura de Santilli. El intendente de Vicente López lanzó su spot. Dirigentes cercanos a la Rosada temen que Cristina termine convenciendo a Alberto de un candidato riesgoso.

A Horacio Rodríguez Larreta le cuesta todos los días un poco más convencer a los dirigentes de la provincia de Buenos Aires que no están de acuerdo con la llegada de Diego Santilli como candidato a diputado nacional por la Provincia. Cuando todo parecía encaminarse a un cierre que lo contenga, Emilio Monzó dijo: "Siguen equivocándose conmigo y seguro con el resto. Nos dan plata y cargo, cuando sólo pedimos cariño".

Seguramente por ese motivo hoy esté más convencido que semanas atrás de acordar con Facundo Manes. La única dificultad que tiene es que muchos de sus laderos, regionales y locales, son peronistas o vecinalistas que nunca convivieron con los radicales.

El otro que está por provocar una indigestión entre los seguidores de María Eugenia Vidal es Joaquín De la Torre. El ex intendente de San Miguel y funcionario del gobierno bonaerense hasta 2019 ya se anotició que la ex gobernadora no será candidata en la Provincia.

"Él nos dijo que si ella no iba, él se iba", se enojan quienes no quieren que pase lo que puede nunca suponían, que la figura de Manes también lo podía convencer. "No se puede querer lo que no se conoce, no se puede amar lo que no se quiere", es su frase de cabecera para definir como elemento fundamental la postestad bonaerense para fijar las reglas de juego en el territorio.

Santilli, que es presidente del PRO porteño, tiene en otros dos dirigentes del mismo origen territorial que él los hilos de la cotidianeidad política. Diego Kravetz, jefe de gabinete de Lanús y armador de Hacemos, corriente política con preponderancia en la zona sur del Conurbano, y con Cristian Ritondo. Los tres son especialistas en lo que tiene que ver con el AMBA, porque tienen conexión con ambos lados de la General Paz.

Al "Colorado" también lo acompañan media docena de intendentes de los pueblos más importantes de la provincia, que ahora también compiten con los "territoriales", los primeros en abrazarse a su candidatura cuando se sacaron la foto en Tigre.

En aquel momento hubo muchos llamados cruzados y reproches para los allí presentes. Luego, esos mismos intendentes, menos Jorge Macri, se alinearon con Santilli, Rodríguez Larreta y Vidal. Jorge, que es más Jorge que Macri, como reza el spot, aún no dio señales de acordar con sus antiguos amigos del PRO bonaerense, partido que él preside.

En el transcurso de esta semana, Gustavo Posse también visitó a Manes. Fue una reunión a solas, de la que poco se supo después. Sin embargo, trascendió que "fue una aproximación, donde ambos quedaron en trabajar por el bien común, sarasa sarasa", como diría Martín Guzmán.

Según especulan, tras su ruptura política con Monzó, y ante la tensión de que los acuerdos no sean los deseados, Posse trabajaría con Santilli en la Provincia. Hasta nuevo aviso, sus afiches se ven en todo el Conurbano porque aún mantiene su deseo de participar en las PASO como primer candidato a diputado nacional.

Lo que también trascendió es que en los distritos donde haya intendentes propios, tanto sean radicales como del PRO o vecinalistas aliados, no habría pelea interna. "Hay fricciones, discusiones, posicionamientos, pero no ruptura con los futuros aliados de 2023", dicen de los dos lados.

En Ciudad Jardín, los otros días un comensal reconoció a un grupo de dirigentes radicales. "El grupo Zarco", lo bautizaron y allí se tejen miles de hipótesis. Natalia Fernández, Juan Fernández, Néstor Figarola y otros dirigentes regionales y provinciales escuchó a la vicepresidenta partidaria, Erika Revilla, ratificar que "todos los comités de distrito tendrán la lapicera para competir o acordar, cualquiera fuera la decisión que adopten".

EL KIRCHNERISMO, EL PARTIDO DEL CONURBANO

"Lamentablemente, nos estamos transformando en un partido del Conurbano. Bah, el kirchnerismo va camino a eso", dijo, descarnado, un amigo sin cargos pero con muchos oídos que lo escuchan en el poder.

Es que "todo lo que hacen es para eso, un público que se reduce al primer cordón del Gran Buenos Aires. No podemos armar un mensaje por fuera de ese territorio", se queja casi sin consuelo. Dos oficinas más allá, un intendente con el que terminaba de dialogar, disparó: "Ellos tienen un disruptivo. Facundo Manes. Ojo. Y si baja el colorado (por Diego Santilli) van a hacer una PASO muy potente. Nosotros tenemos que poner un candidato de ese nivel".

Otro funcionario que convive con Alberto Fernández, Sergio Massa y Máximo Kirchner, cree que la "mesa de los lunes", donde participan los dos últimos, algunos ministros, ocasionalmente, y Santiago Cafiero, deben encontrarle "una vuelta al mensaje y a los candidatos".

Desde el sector más cercano al Presidente, que por ahora incide poco y nada en las listas de la Provincia de Buenos Aires, se impulsa y potencia la precandidatura de Victoria Tolosa Paz. Le encuentran miles de atributos, fundamentalmente su capacidad para dar el debate en los medios.

Sin embargo, cuando se la mide, las encuestas no la cuentan por encima de la línea del radar, indispensable para este tipo de peleas. Entonces empiezan a aparecer todos los nombres habidos y por haber. Malena Galmarini, Sergio Berni, el mismo Cafiero y Gabriel Katopodis, entre otros. Ninguno de ellos quiere saber nada con esa posibilidad.

Berni ya se siente fuera de todo. Trabaja todos los días para instalar su figura personal y, como anticipamos en esta columna, tampoco cree en las posturas que asumen los dirigentes alineados con la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner. Los ve muy cercanos a Eugenio Zaffaroni en términos jurídicos y enemistados con la propiedad privada.

Galmarini está bien en AYSA y es muy dudoso que su esposo, Massa, logre convencerla de ser candidata. Salvo que le haga ver que es imprescindible para su proyecto futuro de 2023 ya que en caso de ganar lo potenciaría como candidato.

De todas las hipotéticas candidaturas, lo que más temen en las cercanías del nonato "albertismo" es que Cristina termine convenciendo al Presidente, no se sabe con qué conceptos, de que Santiago Cafiero encabece la lista en la Provincia y que, además, asuma la banca.

La vacante que se generaría en ese lugar de vital manejo presupuestario y político, "los ojos y oídos de todos los presidentes", estaría a tiro para cualquier dirigente no tan cercano. Y, por ende, peligroso.

Lo mismo sucede con el caso de Katopodis. A cada uno de los que recibe le jura y recontra jura que no será candidato. Sabe lo que significa para el circuito del poder presidencial su presencia. Sin roces con ninguno de los otros sectores del Frente de Todos, cree que podrá resistir con varios argumentos las presiones que ya empezó a recibir.

Entonces, vuelve a aparecer Martín Insaurralde. El intendente de Lomas de Zamora, el aliado más antiguo y confiable de Kirchner en la Provincia tiene deseo de cambiar de aire. Esto traería, sin embargo, otro problema.

Desde La Matanza, Fernando Espinoza sigue preguntándose por qué motivo no le preguntan sobre el futuro político del oficialismo cuando es el municipio que administra el que más voto aporta cuando termina la jornada electoral cada dos años. Y a un aliado suyo, Mariano Cascallares, también lo incomoda que no lo defienda como corresponde de los embates camporistas que recibe.

Un dato que no pasará por alto es el arribo a la Dirección de Obras de Transporte de la Nación de Francisco Echarren, intendente e Castelli, de la Quinta Sección Electoral. Ex creador del grupo Octubre que apoyaba Julio De Vido, y de un breve paso por el gobierno de María Eugenia Vidal, ahora se suma al massismo bajo la tutela de Alexis Guevara

Tags relacionados
Noticias del día

Comentarios

  • RF

    Roberto Farias

    09/07/21

    delincuentes hijos de puta todos estos cafieros que viven del estado y cagan al estado desde hace 80 años,,,,,y todos son iguales estos mierdas de kirchneristas, peronistas y macristas y todos estos remil hijos de puta que viven del estado, poder ejecutivo incluido,,,al que cagan todos los dìas,,,,,,,,,que la memoria de todos los 100 mil argentinos muertos les invadan los sueños y desencadene en todas sus familias las mil plagas hasta que se extinga hasta la ultima cria y cualquier resto de adn de toda esta mierda que reina en este pais hace 100 años

    7
    0
    Responder
  • CA

    Claudia Analía

    09/07/21

    Santiago sigue trabajando para la opo... Gracias Limitadito!

    3
    0
    Responder