Zoom editorial

El mercado quiere apostar, pero Milei sigue armando equipo en el vestuario

El viaje de Javier Milei a Estados Unidos le dará a los inversores y analistas temas nuevos para poner en perspectiva el arranque de la gestión. Muchos quedaron preocupados por el paso al costado que dio Demian Reidel, nominado en lugar de Emilio Ocampo para presidir el Banco Central. El énfasis que ha puesto el presidente electo en sus planes para el organismo monetario le pone mucha presión a quien finalmente vaya a ocupar esa silla. Dolarizar la economía pasó a ser una reforma de segunda generación, pero en lo discursivo cerrar el BCRA por ahora sigue siendo un objetivo no negociable.

Después de repetir esa sentencia, y habiendo dado ya unas cuantas muestras de pragmatismo, será un pequeño triunfo conseguir un economista formado en política monetaria y cambiaria que acepte ser el último titular de esta era. Milei dice que, habiendo acumulado resultados tan desastrosos, la pregunta que habría que hacerse es la inversa: para qué tener Banco Central si en lugar de ser un dique para las crisis, su rol fue el contrario.

Para asegurar la sintonía con Economía, sería lógico que el futuro ministro intente cubrir la posición con su actual equipo de colaboradores, o bien recurrir a la "cantera" que formó en 2018. En el primer caso surge como candidato natural Santiago Bausili, quien fue su mano derecha en Finanzas. En la segunda opción está Gustavo Cañonero, un exDeutsche como Caputo que fue su vice en el Central. Los casilleros a llenar son muchos para un hombre que trabajó casi toda su vida en el mercado de capitales y tiene poco rodado en el mundo de la macro. De hecho, algunos de sus colegas se quedarían más tranquilos si tuviera una visión de "equilibrio general" menos financiera. En paralelo, Milei quiere que el equipo sea un "seleccionado" suyo, más que del ministro.

Aporte clave: los dólares que ingresará el trigo en el primer cuatrimestre de la era Milei

De la Convertibilidad al Gradualismo: los cócteles económicos que se repiten en la Argentina

La especulación de que Federico Sturzenegger ocupe una suerte de ministerio o secretaría de Desregulación, también incorpora la chance de que haya más jugadores en la cancha, con la posibilidad de que tengan un rol diferente si el partido se traba o algún plan falla.

De la hoja de ruta se conoce poco detalle. El presidente electo ya garantizó que el 11 de diciembre enviará una batería de proyectos al Congreso. Nadie se anima a pronosticar tiempos de aprobación (hasta no ver como quede el mapa de alianzas legislativa de LLA). Eso significa que la motosierra tendrá que conformarse con debutar con recortes de subsidios y partidas básicas como obra pública. El Presupuesto 2024 seguramente quedará atado a la renegociación con el FMI, así como la chance de recibir fondos frescos. Con lo cual su bala de plata deberá ser diseñada con objetivos ambiciosos más que con avances inmediatos.


Temas relacionados
Más noticias de Javier Milei
Noticias de tu interés

Comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.
  • CA

    Carlos Adjoyan

    Hace 5 minutos

    Un poco de prudencia... aún no asumió, no pudo conocer que estado le dejarán... no le exijamos definiciones ni plan de gobierno. Estamos hace 4 años sin un plan ni rumbo... por favor, respecto al 56% de argentinos que elegimos cambiar

    0
    0
    Responder