Zoom Editorial

Baja el stock de dólar futuro pero crecen los seguros de devaluación

A menos de un mes de las elecciones no hay un solo ejecutivo que no esté pensando en qué va a pasar el día después. Y no se refieren a la política sino al valor del dólar.

En términos generales, nadie pide o desea una devaluación. Ni siquiera los empresarios de la industria nacional, que cargan con el peso de ser los que siempre piden competitividad por el tipo de cambio. En este punto, está claro que el tipo de cambio es parte de la competitividad, pero también está claro que hoy no solo se es competitivo por el tipo de cambio. El mundo se convirtió en diferentes modelos productivos y donde las firmas grandes en muchos casos son ensambladoras. A eso se suman las empresas de servicios donde la tecnología juega un rol clave. Hoy hay tecnológicas que valen más que compañías petroleras.

La devaluación, descartada de parte del Gobierno y sin formar parte de la agenda de los ejecutivos, sigue en el imaginario colectivo. Si eso es así, ¿por qué las empresas igual se cubren de un supuesto movimiento del tipo de cambio después de las elecciones?

La respuesta tal vez hay que encontrarla en algunos datos públicos y privados. El proyecto de Presupuesto 2022, que entró al Congreso en septiembre último, proyecta un dólar oficial cerca de $ 130 para el próximo año. Es decir, no es un dólar que no se va a quedar quieto, al menos el oficial. Está claro también que si esa va a ser la suba, tal vez quede por debajo de la inflación.

El otro punto a tener es la cobertura que están tomando las empresas. Las suscripciones netas a los fondos dólar linked llegaron a un récord en octubre al alcanzar los $ 23.001 millones en sólo 15 días, por encima incluso de los niveles mensuales registrados en todo el año.

La demanda por cobertura viene incrementándose en los últimos días de forma acelerada, pese al nuevo cepo impuesto o, mejor dicho, en cierta medida a raíz de ello, porque las restricciones hicieron que creciera aún más el apetito por el billete verde en las vías que aún están habilitadas para obtenerlo.

Este mismo diario publicó en la semana que el martes el dólar contado con liquidación (CCL) que no está regulado y se realiza por acciones subió hasta un máximo de $ 200, tomando en consideración las cotizaciones de YPF.

Por otro lado, si bien las empresas se cubren de una devaluación, el stock de dólar futuro en el Banco Central es de u$s 2000 millones, una cifra significativamente menor a la del año pasado cuando el stock era de u$s 8000 millones. Sin embargo, el Central no es la única entidad de mercado de dólar futuro.

Con todo, y si bien las empresas aseguran que el tipo de cambio actual es competitivo, hay una realidad paralela que consta de "por las dudas, me aseguro".


Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios