Zoom Editorial

Argentina se tiene que vacunar contra la mentira y aceptar que es pobre

Los argentinos preferimos vivir de mentiras a pesar de la realidad. Los números de la economía y los sociales hace rato que nos enrostran a dónde estamos pero en lugar de aceptar y construir a partir de ese lugar, tratamos de desviar la realidad.

Repetimos hasta el cansancio que somos un país rico, pero el 40% de la población es pobre. Y el dato resulta más alarmante cuando se mide la pobreza en los menores. El 56% de los niños menores de 14 años es pobre.

Esa es la realidad de la Argentina. Y la fórmula para salir del laberinto parece difícil de encontrar. Además, cada crisis nos deja con más pobres (en la crisis de 2001/2002 la pobreza era del 30%).

El agregado de valor argentino en un mundo globalizado está cuestionado. De hecho, el campo sigue siendo uno de los sostenes más importantes de la economía del país, un sector que nadie duda de que tiene muchas ventajas competitivas ¿Pero, alcanza? La respuesta es contundente: no.

¿A dónde está el conocimiento aplicado que tiene la Argentina? ¿A dónde está el agregado de valor?

La Argentina no es el corredor norte, la Argentina cierra con todos, es cierto, pero tenemos que partir de una base importante: darnos cuenta de qué somos y dejar de pensar en qué fuimos.

Tal vez, cuando bajemos a tierra, nos podamos dar cuenta de por qué Canadá compra vacunas para cinco veces su población y la Argentina, más allá de los esfuerzos, todavía no logra tener vacunas para todos.

Ayer se conocieron los datos de la Canasta Básica Total (CBT), que registró en febrero un aumento de 2,7%, respecto de enero, y una variación interanual de 42,2%, informó el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec). Al mismo tiempo, la Canasta Básica Alimentaria (CBA), que mide exclusivamente el consumo de alimentos sin tener en cuenta, tarifas, por ejemplo, tuvo una variación mensual de 3,6% y una interanual de 46,4%.

El dato positivo es que la variación de la CBA fue la menor desde octubre pasado, cuando llegó a trepar 6,6% para pasar a 4,2% en noviembre, 5,1% en diciembre y 4,6% en enero. Con esos números, en febrero la canasta básica total por persona adulta tuvo un valor de $18.769,41 y la canasta básica alimentaria individual, $7953,14. Así, una familia compuesta por dos mayores y dos menores necesitó $ 57.997 para no caer en la pobreza, y necesitó un ingreso mensual de $24.575,20 para no ser considerada indigente.

La inflación, difícil de combatir, bajó en febrero (de 4% en enero a 3,6%), pero sigue generando complicaciones en el despegue de la economía, que necesita con urgencia recuperar terreno. Es clave que esto suceda para darle aliento a un país que se aferra a un pasado rico, pero que se niega a reconocer su presente pobre.

Tags relacionados

Comentarios

  • CAA

    Carlos Angel Arce

    18/03/21

    Argentina es un país rico lleno de gente pobre. y politicos y sindicalistas ricos

    Ver más

    0
    0
    Responder
  • MS

    Marcelo Sonvico

    17/03/21

    país pobre con bolsones de riqueza

    Ver más

    3
    1
    Responder