Siria, cuando todo es por el petróleo

Mientras por estas latitudes Estados Unidos lidera los embates a los “populismos regionales en nombre de la “libertad y democracia , Trump dejó en claro qué es lo que motiva su comportamiento en Siria: el petróleo.

Trump basó su campaña electoral en denunciar que los líderes de su país - por intereses sectoriales - gastaban inmensas cantidades de recursos en intervenciones militares globales. Por eso, una de sus banderas proselitistas fue el retorno de tropas al país donde los conflictos nada tendrían que ver con los intereses estadounidenses. En consecuencia, así como lo intentó en Afganistán, Trump viene afirmando que quiere retirar las tropas estadounidenses del norte de Siria: “Queremos preocuparnos por nuestras cosas .

Pero su anuncio de retirada fue rápidamente enmendado por otro que anunciaba que no era exactamente así. El Secretario de Defensa, Mark T. Esper, explicó que se mantendría una pequeña presencia de tropas en Siria para evitar que Estado Islámico accediera a los campos petroleros y, de esa forma, consiguiera financiarse. Así, Trump afirmó: “Nos quedamos con el petróleo. Tenemos el petróleo. El petróleo está seguro. Dejamos tropas ahí, sólo por el petróleo .

Al lado de Trump estaba el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogán, de quien el americano dijo ser “un gran fan , expresando un vínculo radicalmente opuesto al de un mes atrás cuando le advirtió que no enviara tropas turcas a Siria. Erdogán, que replicó llamando a Trump “mi querido amigo , atacó a los kurdos a pesar de que venían ayudando a EE.UU. a enfrentar al Estado Islámico.

Según informa el New York Times, este comportamiento de Trump “enfureció a muchos funcionarios militares y diplomáticos y llevó a los miembros del Congreso a redactar sanciones punitivas. Muchas de esas mismas personas también están enojadas por la reciente compra por parte de Turquía de un avanzado sistema ruso de misiles antiaéreos, que legisladores de ambos partidos consideran motivo para sanciones aparte. El líder republicano del Senado, Mitch McConnell, de Kentucky, expresó que compartía “la inquietud de mis colegas al ver al presidente Erdogan homenajeado en la Casa Blanca .

El acercamiento con Turquía surgió luego de que Trump rápidamente pasase de las amenazas a dejarle el camino libre a Erdogán en Siria, justificándose en la pertenencia de ambos a la OTAN – aunque dejara a aliados históricos de esa organización, como Francia, estupefactos.

En una nota editorial, el New York Times tituló “Al recibir a Erdogan, Trump corteja a otro tirano denunciando que el  presidente tiene inclinación por lo que llama “hombres duros que merecen respeto , como el ruso Putin o el norcoreano Kim Jong-un. La visita de Erdogán se produce mientras el Pentágono está investigando crímenes de guerra cometidos por milicias sirias controladas por Turquía que forman parte de la fuerza de invasión y que también, según Naciones Unidas, han desplazado a unas 100.000 personas de sus hogares en el norte de Siria. Para Turquía, los kurdos - que estaban aliados a EE.UU. -, son terroristas.

El acercamiento con Turquía expresa la dificultad que tiene Estados Unidos de retirarse del Medio Oriente. Las guerras en Afganistán e Irak están por cumplir dos décadas y hace un tiempo el senador Lindsey Graham sostuvo que se trata de "una guerra sin fin sin límites, sin limitación de tiempo o geografía . Trump se constituyó políticamente afirmando que terminaría las “interminables guerras externas. De hecho, Trump también viene afirmando su deseo de retirar tropas de Europa y Asia. Según la encuestadora Rasmussen, 58% de la población coincide con él y sólo 20% no.

En el Washington Post, Stephen Wertheim, del think-tank Quincy Institute for Responsable Statecraft, afirmó que “hemos tenido otros presidentes que hablaron sobre poner fin a una guerra interminable, y cuando llegó el momento, no estaban dispuestos a hacerlo , por lo que “Trump es una versión más fuerte de lo mismo ya que “ha intensificado la retórica y la objeción a una guerra interminable, pero hasta ahora no ha aportado prácticamente nada. De hecho, ha intensificado la mayoría de los enfrentamientos militares en los que Estados Unidos está involucrado .

Las “guerras interminables de EE.UU. surgieron y continuaron antes de la asunción de Trump, pero sus antecesores las justificaban por el virtuosismo del país en luchar por darle al mundo sus altos valores de democracia, libertad y derechos humanos. Trump, si bien no modifica el comportamiento, sí cambia la justificación. En relación al petróleo sirio fue claro: “Lo que tengo la intención de hacer, tal vez, es llegar a un acuerdo con ExxonMobil o una de nuestras grandes compañías para entrar allí y hacerlo correctamente... y sacar esa riqueza , según publicó el 27 de octubre pasado la CNBC.

Es que Trump ha dado tres razones por las cuales es importante el petróleo de Siria: evitar que caiga en manos de Estado Islámico; porque puede ayudar a los kurdos que recién abandonó y “número tres, puede ayudarnos, porque también deberíamos poder obtener una parte. En ese momento el amparo legal para esto se basaba en la presencia militar acordada con los kurdos en Siria, dado que EE.UU. considera que son parte de las Fuerzas Democráticas Sirias con quienes estaban asociados. Recién, entonces, reafirmó este deseo aun retirándose parcialmente de Siria y amigándose con Turquía, enfrentada con los kurdos.

James Stewart del Washington Post expresa que si EE.UU. se queda con el petróleo de Siria podría estar efectuando pillaje –robo durante una guerra—prohibido en Artículo 33 de la Cuarta Convención de Ginebra y las Leyes de La Haya de 1907, adicionalmente presente en el Código Federal de EE. UU., que incluso sanciona la explotación ilegal de recursos naturales como el petróleo procedente de zonas de guerra. Trump indica cuestiones de seguridad para confiscar el petróleo sirio – evitar que caiga en manos enemigas — pero Stewart destaca que, según Robin Wright, del New Yorker, expertos en Medio Oriente afirman que “el movimiento yihadista no es lo suficientemente fuerte como para retomar y administrar los campos petroleros de Siria .

Por otro lado, Trump viene afirmando que ese petróleo sería como una remuneración por la inversión militar que Estados Unidos ha hecho en Oriente Medio. Frente a ABC News en 2011 sobre el petróleo iraquí sostuvo “Se gana la guerra y se toma. ... No estás robando nada , simplemente “reembolsándonos nosotros mismos . Para Stewart, este argumento excede el de seguridad porque sugiere tratar de sacar provecho del petróleo, y por lo tanto corre el riesgo considerarse pillaje.

Para Trump siempre ha sido por el petróleo. Stewart cita una entrevista de 2011 con el Wall Street Journal sobre la intervención de la OTAN en Libia contra Moammar Gaddafi en la que Trump dijo: “sólo me interesa Libia si tomamos el petróleo. Si no tomamos el petróleo, no me interesa . Respecto de Irak, Trump sostuvo a continuación que al haber escuchado que EE.UU. había entrado por el petróleo, “dijo: 'Ah, eso suena inteligente' .

Tags relacionados