¿Pueden las Fintech liderar la innovación después del COVID-19?

Dado que las soluciones digitales tendrán una demanda aún mayor, las fintech desempeñarán un papel de liderazgo.

La caída de las puntocom de principios de la década de 2000 llevó a la creación de gigantes tecnológicos como Google; la crisis financiera mundial de 2008/09 fue testigo del surgimiento de la verdadera tecnología financiera. ¿A qué podría llevar la pandemia de Covid-19  y qué podría significar para las fintech de hoy?

Lo que aprendemos de los acontecimientos trascendentales del pasado es que impulsan a las personas a innovar la forma de salir de los problemas y crear nuevos modelos adaptados a una nueva realidad. No me cabe duda de que ocurrirá el mismo fenómeno en este caso.

El brote ya está acentuando, en gran medida, la importancia de la digitalización. El uso de cajeros automáticos y efectivo ha disminuido significativamente; las sucursales bancarias están cerradas u operando en horarios reducidos, y la afluencia de público puede no volver a sus niveles anteriores.

Las fintech están bien posicionadas para enfrentar la tormenta debido a sus estructuras y modelos operativos. El costo total de operación para una fintech puede ser hasta un 70 por ciento más bajo que para un banco tradicional con una amplia red de sucursales. La ejecución de sus sistemas es más económica; son más flexibles y están diseñados para poder adaptarse.

Lea también

Todos estos factores juegan un papel importante en el modelo fintech y, como resultado, se espera que la demanda y el interés en los servicios habilitados en la nube, que ofrecen en todo el ecosistema de servicios financieros, aumenten significativamente. Los bancos tradicionales tal vez se hayan dado cuenta, durante este período, de que no están tan preparados digitalmente a nivel organización como les gustaría: algunos han tenido dificultades para otorgar préstamos a las PYME, por ejemplo, les resultó difícil usar las API (interfases) necesarias para extraer información de otros sistemas o cargar datos contables de los sistemas. Por lo general, lleva más de una semana otorgar un préstamo, mientras que algunos bancos retadores o neobancos pueden hacerlo en solo unas horas.

Antes del brote de coronavirus, ya había un aumento en inversiones de capital riesgo corporativo de los grandes bancos, que compraban activamente fintechs y startups prometedoras. A medida que alcancemos la recuperación e incluso más adelante, se espera que esto se acelere. Es probable que las grandes entidades reconozcan que necesitan un mayor grado de colaboración con las fintech para brindar servicios y beneficios más digitalizados a sus clientes.

Desafíos

Sin embargo, las consecuencias de la pandemia no están exentas de desafíos para las fintech. Es probable que se produzcan algunas bajas debido a la variedad de presiones que se están dando.

En el ámbito bancario, se espera algo así como un "vuelo hacia la calidad" a medida que los clientes se vuelvan más reacios al riesgo y coloquen sus depósitos con nombres familiares que se perciban como una apuesta más segura en tiempos difíciles. También se estima que disminuyan los ingresos de áreas como el intercambio de transacciones y las divisas; aquellos neobancos que no estén bien diversificados podrían recibir un golpe.

Mientras tanto, también se aguardan aumentos significativos del deterioro de los créditos y de las deudas incobrables, lo que podría ser otro obstáculo para los neobancos, así como para las plataformas de proveedores de créditos personales y de préstamos entre particulares. Es probable que las plataformas experimenten una reducción en los flujos provenientes de los inversores dado que, naturalmente, se vuelvan más cautelosos; los volúmenes de negocios probablemente caerán.

Cambios en el entorno

Al mismo tiempo, se esperan algunos cambios potencialmente importantes en el ámbito de las inversiones. Por ejemplo, que los fondos de capital de riesgo (VC) y capital privado (PE) que se inviertan en las fintechs continúen apoyando los negocios de sus propias carteras, pero es probable que sean mucho más cautelosos respecto de nuevos negocios con financiamiento inicial o de series en etapas tempranas. Se especula que el énfasis cambie a rondas de financiamiento para empresas en etapas posteriores. Es probable que las valuaciones, que en algunos casos resultaron muy altas, también se reduzcan significativamente. Los inversores serán mucho más estrictos en sus evaluaciones.

Estos factores significan que se puede esperar cierta consolidación en el sector fintech. Sin embargo, los actores con propuestas sólidas deberían sobrevivir y luego prosperar. Una nueva investigación de KPMG en el Reino Unido muestra que alrededor de la mitad de las fintechs cree que tiene suficiente efectivo y capital de trabajo para los próximos 18 meses, en cualquier caso, si reducen los costos en un 25 por ciento, incluso con una caída del 50 por ciento de los ingresos.

Un llamado al liderazgo 

Una vez que comencemos la recuperación, habrá grandes cantidades de dinero disponible para las fintechs. Se espera que nichos de mercado como los servicios de pago digital y billetera electrónica aumenten, mientras que los actores que ofrecen servicios de identidad digital y Conozca a su cliente (KYC) probablemente también prosperen. El virus ha provocado un aumento de los incidentes de fraude y de seguridad cibernética, dado que los estafadores buscan sacar provecho del aislamiento, lo que significa que las empresas que ofrecen nuevas soluciones tecnológicas en ese rubro también podrían crecer.

Con tanto hincapié en la importancia de la salud y el bienestar, creo que también se puede esperar un aumento de los vínculos entre los servicios financieros y el cuidado de la salud, con clientes que buscan protegerse a sí mismos y a sus familias.

Esta podría ser otra área fructífera para las fintechs y las insurtechs con nuevas soluciones inteligentes.

No todo será fácil. Algunos actores de ciertos segmentos del mercado pueden sentir la tensión y quedarse en el camino. Pero con las soluciones digitales y de comercio electrónico destinadas a tener una mayor demanda que nunca, las fintech tienen la oportunidad de desempeñar un papel de liderazgo a medida que los servicios financieros se transforman.

Tags relacionados

Más de Columnistas