La moratoria, una de las cuatro patas del plan para recuperar la economía

Si la situación de la economía era complicada, la pandemia y la cuarentena le suman un problema extra que básicamente le agregará más pobreza a un país empobrecido. Esa es la realidad por la que transita la Argentina y el Estado que tiene que administrar el presidente Alberto Fernández.

Es en ese sentido que el Gobierno está pensando el día después. Las ideas pueden ser buenas, pueden ser acertadas, pero lo que realmente se sabe es que el punto de partida está más cerca del valle que de la montaña.

Ayer el Gobierno envió a la Cámara de Diputados un proyecto de ley de la ampliación de la moratoria impositiva, aduanera y de seguridad social, cuyo objetivo es aliviar la gran cantidad de deuda acumulada por los contribuyentes. El proyecto amplía el universo de las grandes compañías y también de las personas físicas sin certificado pyme. En realidad se trata de la ampliación de la moratoria creada por la Ley de Solidaridad Social y Reactivación Productiva, de diciembre del año pasado.

El Gobierno presentó su 'moratoria para todos': quiénes podrán aprovechar el beneficio

Luego de una nueva sesión del gabinete económico, el Gobierno presentó formalmente el proyecto oficial de ley de ampliación de la moratoria impositiva y previsional 2020, que amplía el alcance de la dilación de compromisos impositivos que ya había establecido la ley de Solidaridad Social y Reactivación Productiva aprobada por el Congreso en los primeros días de gestión del presidente Alberto Fernández .

"Así como la Argentina le pidió a los acreedores reestructurar sus deudas para poder crecer, lo mismo cuenta para que las empresas puedan tener el alivio y cuando termine esta pandemia estén reestructuradas sus deudas impositivas y previsionales para crecer de manera sólida con el menor daño posible", explicó el ministro de la Producción y Desarrollo, Matías Kulfas.

Pero la moratoria forma parte de un paquete de medidas post pandemia que involucran cuatro puntos en los que trabajan básicamente los ministros Kulfas y de Economía, Martín Guzmán.

Los otros tres puntos apuntan al financiamiento, al consumo y a la obra pública. En el Gobierno ven que la salida o la recuperación de los comercios o las empresas pasará por estos cuatro puntos. Es decir, como no hay dinero no se puede pagar y por eso la moratoria. Para salir del pozo se necesita financiamiento a tasas subsidiadas. Y para poder generar consumo y que la rueda vuelva a girar qué mejor que seguir inyectando dinero en los diferentes planes de asistencia y en la obra pública. En definitiva, lo que el equipo económico tiene en mente es una suerte de plan keynesiano donde el Estado seguirá teniendo una participación destacada en la Economía.

La semana pasada Kulfas tuvo una reunión virtual con los ministros de la producción de las provincias. El encuentro, llamado Mesas Federales de Desarrollo Regional, hoy contará con la segunda parte. El compromiso es que los ministros presenten por regiones distintos proyectos.

Todas las medidas no están hablando de convertir a la Argentina en una potencia mundial, hablan de cómo puede un país empobrecido volver al ruedo y hacer que el golpe económico de la pandemia duela menos.

Tags relacionados