El etiquetado frontal de los alimentos impulsado por la industria

Actualmente, debido al crecimiento de las Enfermedades Crónicas No Transmisibles (ECNT), la discusión global se ha centrado en torno a ellas, generando importantes aportes científicos, donde ha quedado demostrado que el origen del problema esta focalizado en un carácter multifactorial, donde se entrelazan variables económicas, culturales, sociales, gastronómicas, ambientales, educativas, productivas, entre muchas otras, que durante las últimas décadas han cambiado de manera permanente y dinámica los hábitos y los estilos de vida de la población.

En este contexto, y partiendo de la base que la alimentación es fundamental en nuestras vidas, la industria de los alimentos y bebidas nucleada en COPAL viene ocupándose de esta realidad y de las nuevas demandas de la sociedad, sustentándose en la importancia de una dieta variada y equilibrada. Por este motivo, COPAL ha trabajo y presentado en octubre de 2017, en varios ámbitos, una propuesta de etiquetado frontal, que funcione como una herramienta sencilla, que provea al consumidor de información y lo empodere a la hora de elegir los alimentos según sus necesidades.

Esta propuesta consiste en un sistema de iconos gráficos en el panel principal del envase, donde el porcentaje del valor diario, el cual manifiesta la ingesta diaria recomendada de cada nutriente para llevar a cabo una alimentación equilibrada (%VD), se visualiza en color.

Este modelo contempla la educación como el pilar fundamental para empoderar a la población. El objetivo es poder sintetizar la información que hoy en día se declara obligatoriamente a través de la tabla nutricional y ponerle la lupa en los nutrientes que tengan relación con las enfermedades crónicas no trasmisibles (sodio, azúcares totales y grasas saturadas).

Otro punto a destacar es que este modelo expresa la información nutricional por porción del producto, lo cual ayuda a que los consumidores tengan información sobre el consumo real del mismo. De esta forma el consumidor puede tomar decisiones informadas en base a sus necesidades nutricionales y preferencias.

Asimismo, consideramos que la propuesta de etiquetado frontal debe contar con respaldo científico que fundamente los criterios establecidos y debe ser armonizada en la región a través del Mercosur, a los efectos de preservar el intercambio comercial.

En esta línea, deseamos celebrar que el tema fue incluido a la agenda del Sub Grupo de Trabajo Nº3 del MERCOSUR, logrando que en la próxima reunión de la Comisión de Alimentos se comience a trabajar este tema en dicho ámbito.

A la hora de avanzar con un modelo, se debe también tener en cuenta la incidencia que pueden generar determinadas acciones y políticas en la actividad de las pequeñas y medianas empresas, dado que en Argentina representan alrededor del 97% del entramado empresarial.

En esta línea, COPAL continuará promoviendo iniciativas, fomentando el diálogo,  firmando acuerdos y convenios conjuntamente con diversos actores sociales y gubernamentales, para lograr normativas viables y sostenibles en el tiempo.