El FMI juega fuerte para que la Argentina logre un acuerdo con los bonistas

Tras el apoyo que el ministro Martín Guzmán recibió el miércoles de parte del empresariado argentino respecto de la renegociación de la deuda, el FMI sostiene ahora que al acuerdo le faltan solo detalles

El Fondo Monetario Internacional (FMI) está particularmente atento a las negociaciones que por estas horas llevan adelante el Gobierno y los acreedores. Dado el contexto, el organismo mantuvo conversaciones con el ministro de Economía, Martín Guzmán, y su equipo, al tiempo que también dialogó con los grandes grupos de bonistas.

El objetivo es simple, trabajar para que la Argentina no entre en default.

"Como ya hemos mencionado, respecto a las negociaciones bilaterales entre la Argentina y sus acreedores privados, tenemos la esperanza de que se pueda llegar a un acuerdo con los acreedores que reestablezca la sostenibilidad de la deuda en Argentina y allane el camino para un crecimiento económico fuerte e inclusivo, con alta generación de empleo", dijo oficialmente el FMI a este diario.

El Gobierno negocia contra reloj un acuerdo con los acreedores. El miércoles, la buena noticia que recibió Guzmán fue que un grupo de importantes empresarios, entre los que se encontraban Paolo Rocca (Techint), Luis Pagani (Arcor) y Miguel Galuccio (Vista) apoyó explícitamente las negociaciones que lleva adelante el ministro. Ahora, la noticia se traslada precisamente al apoyo que el Gobierno recibe del propio FMI.

En off the record, un asesor que trabaja en el FMI aseguró que "la visión del organismo es hoy 'híper pragamática' y que estando tan cerca del acuerdo, la Argentina no debe permitir que por detalles técnicos se caiga toda la negociación".

La palabra 'flexibilidad' es que la se menciona en los pasillos del Fondo en Washington. Llegadas las instancias decisivas de la negociación, desde el directorio del FMI entienden que "en una deuda de solo el 17% del PBI, debería primar el criterio de aceptabilidad de la propuesta. Es la única manera de que la Argentina recupere acceso al mercado", asegura el asesor del Fondo.

Desde el FMI se mantuvieron conversaciones extremadamente confidenciales con funcionarios argentinos y con los jugadores más relevantes de los fondos de inversión, con el objetivo de acortar las distancias y que se llegue a un acuerdo. "El Fondo está trabajando mucho para que la Argentina no caiga en default, es uno de los principales interesados de que eso no suceda", explica la fuente en off del FMI.

"Hoy la prioridad del Fondo es que la Argentina acuerde. Así podrá reiniciar mucho más rápidamente la recuperación después del coronavirus y no recostarse únicamente en la emisión monetaria como método de financiamiento", sostuvo el asesor del organismo.

En definitiva, el fondo está jugando sus cartas para evitar el default de su mayor deudor. Solo a modo de ejemplo, la Argentina se convirtió durante el gobierno de Mauricio Macri en el principal cliente del FMI al tomar préstamos por más de u$s 50.000 millones.

La Argentina entró en zona de default para las calificadoras de riesgo ya que hace una semana no pagó vencimiento de u$s 503 millones. De todos modos, los bonos subieron porque el mercado también cree que el acuerdo con los bonistas es posible.

Tags relacionados