Tiene 21 años y u$s 1000 M: la millennial que destronó a Mark Zuckerberg

La menor de las hermanas Kardashian creó un imperio de productos cosméticos en 3 años. Tiene 180 millones de seguidores en redes sociales (128 millones sólo en Instagram)

Kylie Jenner es la menor de las hermanas Kardashian, un clan familiar que alcanzó la fama mundial por el reality televisivo, 'Keeping Up with the Kardashians' y lleva 15 temporadas en el aire. Es una de las mayores influencers en las redes sociales (sólo en Instagram tiene 128.000.000 de seguidores) y, con 21 años, es la nueva multimillonaria más joven del ranking de las personas más ricas del mundo que publica todos los años la revista Forbes.

“Es el poder de las redes sociales”, le expresó Jenner a la revista estadounidense. Paradójicamente, Jenner -quien ya había alcanzado estatus de celebridad antes de crear su empresa Kylie Cosmetics- le arrebató el título a Mark Zuckerberg, quien logró amasar su primer mil millón de dólares a los 23 años y transformó a Facebook en el emblema de la revolución de las redes sociales.  

Kylie Cosmetics -la compañía que creó Jenner en 2015 y de la que figura como única dueña–se maneja con una estructura muy pequeña que contrasta con los u$s 900 millones que Forbes, conservadoramente, estima que vale: tiene 7 empleados a tiempo completo y 5 part time.

Según se sabe, la matriarca del clan Kardashian, Kris Jenner, se encarga de las finanzas y relaciones públicas a cambio de un 10% en concepto de honorarios de representación (el mismo que le cobra a sus otras célebres hijas, por ejemplo, Kim Kardashian y Kendall Jenner), mientras la propia Kylie se encarga del marketing  gracias a los más de 180 millones que la siguen en las redes sociales; la producción y packaging  son tercerizados a través de Seed Beauty (su aliada desde el principio) y la empresa Shopify se encarga de las ventas online, que hasta el año pasado era el único canal de comercialización.

Pero Jenner está en un plan de expansión que la llevó a unir fuerzas con Ulta Beauty, un retailer de productos de belleza que le dio a Kylie Cosmetics presencia física en los 50 estados del país. De hecho, Forbes señala que esta fructífera nueva alianza es en parte responsable del 9% de crecimiento de la compañía el año pasado (Forbes señala que Kylie Cosmetics tuvo una facturación estimada de u$s 360 millones sólo en 2018).

Sin embargo, tanto Jenner como Forbes volvieron a sacudir la controversia que ya habían despertado el año pasado, cuando la veinteañera había ingresado (tapa incluida) en e puesto 27 del ranking de las 60 mujeres más ricas de los Estados Unidos (America’s Women Billionaires).  Pero lo que generó más debate en las redes sociales no es la fortuna ni la corta edad de Jenner, sino el título de 'self-made' (es decir, una persona que se ha hecho a sí misma sin la ayuda de terceros), un concepto muy cercano a la idiosincrasia estadounidense.

Forbes define el término como “alguien que construyó una compañía o hizo su fortuna por sí solo, en vez de heredarla toda o en parte. Siempre que el miembro de la lista no haya heredado su empresa o su dinero, se la llama 'self-made'”, aunque aclaran que “el término es bastante amplio y no refleja adecuadamente qué tan lejos han llegado algunas personas  o, hablando en términos relativos, cuán fácil ha sido para otras”.   

Ya en 2014, la revista había publicado un decálogo con distintos puntajes sobre lo que ellos entienden son multimillonarios 'self-made': Mark Zuckerberg  entra en la categoría 8 ('self-made' proveniente de una clase media o media alta) y Jenner califica como 7 ('self-made' que tuvo ventajas al descender de padres acaudalados o un entorno adinerado).

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Shopping