El nuevo polo gastronómico de la calle Corrientes: desde un brunch en alturas a una pizzería neoyorquina

La avenida de los teatros vuelve al ruedo con nuevas aperturas, como la famosa pizzería neoyorquina Sbarro y la vuelta de la emblemática confitería La Giralda, y propuestas renovadas como el brunch de Trade Sky Bar.

La calle Corrientes volvió a recuperar algo del brillo que perdió durante la pandemia, con filas en las puertas de los teatros y nuevas aperturas gastronómicas, como la llegada de la famosa pizzería neoyorquina Sbarro y la reapertura de la emblemática confitería La Giralda. Con el cierre de teatros y oficinas en el centro porteño, la famosa avenida y sus tradicionales pizzerías sufrieron mucho la falta de público. Con algunos cierres, como el del Café La Paz, y otras aperturas, como las recién mencionadas, la Avenida Corrientes vuelve al ruedo con propuestas renovadas.

Las tres terrazas con la mejor vista de Buenos Aires para un after office soñado 

1. Sbarro, de New York a Buenos Aires

A una cuadra del Obelisco, la calle de las pizzerías tiene ahora un nuevo jugador. Sbarro, la cadena estadounidense de pizza neoyorquina, abrió su primer local en Argentina en Corrientes 1267.

El local de dos plantas está ambientado y diseñado al estilo de Nueva York, con un sistema de autoservicio que permite comprar de manera fácil y rápida al paso y disfrutar de su particular propuesta gastronómica: porciones de pizzas tamaño XXL bien finitas para comer dobladas.

Con una historia que se remonta al año 1956, cuando Gennaro y Carmela Sbarro abrieron su primera Salumeria, una tienda de comestibles con productos típicos de la gastronomía italiana en el barrio de Brooklyn. La marca creó una identidad neoyorquina y una versión italo americana de la tradicional pizza napolitana, y de esta manera conectó su nombre con esta ciudad icónica.

En 1967 Sbarro abrió su primer restaurante en el centro comercial Kings Plaza de Nueva York, que impuso la evolución de la compañía a un nuevo modelo de negocio de comida rápida italiana para llevar. Con el impulso de sus hijos y gracias al éxito de propuesta de formato "al paso", su nombre se extendió hacia el resto de Estados Unidos y el mundo.

 Para comer el local ofrece las pizzas redondas estilo NY (queso, pepperoni, albóndigas, espinaca, margherita y pollo ranch) y las romanas con un formato más rectangular (queso, pepperoni y panceta, veggie y supreme). Además, los tradicionales strombolis con masa de pizza y rellenos varios, típicos de la cocina italoamericana, como ajo y queso y panceta. ¿La novedad de este local que no tienen otros Sbarro? Una barra de tragos con opciones de Aperol, Fernet & Cola y Gin Tonic, entre otros clásicos.

El rango de precios de las pizzas XXL varían entre $ 750 y $ 1150  (para 5 personas), mientras que el combo porción + bebida se encuentra entre $ 210 y $ 240 depende la variedad elegida.

El mejor hotel de Buenos Aires reabrió sus restaurantes: cuánto cuesta comer en Elena y Pony Line

2. La Giralda, la vuelta de un Bar Notable

El histórico Bar Notable La Giralda, emblema de la Calle Corrientes y la Ciudad de Buenos Aires por sus famosos churros con chocolate, reabrió sus puertas luego de una remodelación que duró más de dos años.

Fundado en 1930 en la Avenida Corrientes 1453, La Giralda era uno de los bares notables más destacados de la Ciudad. Cerró en 2018 y sus nuevos dueños, Gabriel García y Nicolás Marques, fueron quienes se encargaron de recuperarlo conservando la fachada del frente y el interior, con algunos toques modernos.

 Su reapertura estaba prevista para mayo de 2020, pero se pospuso a causa de la pandemia de coronavirus. Marques comentó que conservaron el frente de la cafetería y recuperaron las maderas con los espejos tallados al ácido que están en todo el perímetro del lugar. También replicaron el cartel de neón que dice "chocolate con churros", de la antigua Giralda, las mesas de mármol y sillas estilo thonet, que eran las que se diseñaban en los años 30.

La propuesta gastronómica será un poco más amplia y variada que antes, ya que habrá opciones de almuerzo, cena y barra de tragos. Funcionará de lunes a domingos de 7 a 00 horas.

3. Güerrín, renovado con un patio napolitano

La histórica pizzería Güerrín nacida en 1932, para muchos la mejor de Buenos Aires, aprovechó la pandemia para renovar el interior de su histórico local de Avenida Corrientes 1368 y construir un patio napolitano, un espacio semiabierto decorado como una auténtica trattoria italiana.

"Es un lugar con mucha historia, que viene desde nuestro mismo nacimiento, porque los que hasta hace un tiempo era nuestro estacionamiento interno, en sus origenes fue una huerta donde se cultivaban los tomates para la salsa. Y lo hacemos a cielo abierto, tal como la vida actual lo necesita, pero tambien porque así son los rincones italianos donde se criaron Guido Grondona y Franco Malvezzi (fundadores de la pizzería)", explicaron desde Güerrín.

Otra de las novedades que la pizzería sumó con la pandemia es la opción de llevar la pizza precocida y terminar de cocinarla en casa y también la posibilidad de comer en las barras en la entrada y en la vereda.

4. Trade Sky Bar: brunch, cena y tragos en altura

Elegido como uno de los mejores rooftop bar del mundo según la revista británica Time Out, Trade Skybar es uno de los mejores bares en altura de la Ciudad de Buenos Aires. 

Ubicado en Corrientes 222, llegando a la esquina de la Avenida Leandro N. Alen, se ubica en los últimos pisos del Edificio Comega con una vista imponente de los puntos más icónicos de la Ciudad: desde el Obelisco hasta la Reserva Ecológica de Puerto Madero.

Tras un largo tiempo cerrado por la cuarentena, el bar reabrió sus puertas en junio de 2021 con una renovada propuesta de brunch, after office y cenas. Funciona de lunes a viernes desde las 18 horas y los sábados y domingos desde las 13 horas, siempre con reservas. 

El brunch está disponible sábados, domingos y feriados, de 13 a 17 horas. Se trata de un menú fijo (con distintas opciones para elegir) que cuesta $ 3500 por persona. Incluye viennoiserie artesanal, sushi, degustación de postres, barra libre de cócteles y jugos detox.

En tanto, las reservas para after office y cena tienen un un consumo mínimo de $ 1000 por persona y se realizan para los pisos 19 y 20 (interior) y la terraza (aire libre). Entre las opciones de la carta figuran pinchos de molleja, lomo y langostinos, ceviche, burrata, tablas de sushi nikkei, hamburguesas, pastas y risotto. La carta de tragos, en tanto, está a cargo del bartender Lucas López Dávalos.

5. Núvola, pizza napoletana y frita

A muy pocos metros de la Avenida Corrientes, en Reconquista 479, la pizzería Núvola abrió en marzo de 2021 con una propuesta de pizza napoletana gourmet -de elaboración lenta con condimentos de alta calidad, bordes aireados y cocción en hornos hechos por artesanos italianos de tradición- y montanara (pizza frita), un plato tradicional de Nápoles con una receta de origen que se remonta a tiempos pasados.

La pizza frita surgió después de la II Guerra Mundial: era fácil de preparar por no necesitar horno y usaba una combinación de ingredientes simples. Así la inspiración culinaria del pueblo italiano dieron inicio a la "montanara". En Núvola explican que se cocina en aceite de maní, una de las variantes más saludables para fritos y cocciones a altas temperaturas ya que tiene un bajo nivel de grasas saturadas.

La carta de Núvola va cambiando según los ingredientes de las estaciones. En el menú de ahora, de invierno, se pueden encontrar: burrata al horno o frita, con jamón crudo y rúcula; Nonna María, pizza con ragú napoletano, próvola ahumada, escamas de parmesano y toques de albahaca; Pompei, con espinaca salteada, próvola ahumada y aceite de oliva extra virgen; y la Campania, con crema artesanal de alcaucil fresco, queso brie, avellanas tostadas y escamas de parmesano.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios