Poppe, de United Airlines:

Poppe, de United Airlines: "Subió el interés por Argentina como destino"

El country manager de United Airlines en Argentina afirma que la caída del turismo emisivo es "insignificante" considerando la tendencia al alza de los viajes internacionales de los argentinos y destaca un mayor interés desde EE.UU. y Canadá por venir al país.

A pocos días de cumplirse el primer año de la ruta que une Buenos Aires con el aeropuerto de Newark en Nueva York, el country manager de United Airlines en la Argentina, Christoff Poppe, hace el balance de un período que en los últimos meses se vio afectado por una fuerte devaluación y cuenta cómo es el pasajero argentino.

A pesar de la baja que vienen mostrando desde junio las cifras del Indec sobre turismo emisivo, Poppe destaca que al mirar los periodos más largos de la historia argentina, “las caídas son insignificantes considerando la tendencia al alza de los viajes internacionales que tiene el cliente argentino”. 

"El argentino sigue aprovechando las alternativas para viajar al exterior y busca ofertas", asegura el ejecutivo desde las oficinas que la compañía tiene en el centro porteño. A su vez, remarca que hay un mayor interés de estadounidenses y canadienses por visitar Argentina.

¿Qué balance hace del primer año de la ruta Buenos Aires-Nueva York?

La ruta ha sido muy exitosa en su primer año. Hemos notado que a medida que los clientes prueban la nueva opción de United a Newark se dan cuenta de los beneficios que ofrece ese destino: mayor cercanía a la ciudad de Manhattan y Wall Street y un complejo de conexiones de 400 vuelos a destinos dentro de los Estados Unidos y el exterior. Funciona bien tanto para el cliente corporativo como para el que se va de vacaciones, que aprovecha una parada en Nueva York para luego continuar con su viaje a otro destino.

El 28 de octubre de 2017 se inauguró el vuelo 979 de United Airlines, que salió de Nueva York/Newark rumbo a Ezeiza en Buenos Aires.

¿Hay un equilibrio entre el pasajero corporativo y el que va de vacaciones?

Totalmente. Es una ruta que nos permite ofrecer una diversidad de alternativas a clientes que viajan para las dos cosas. Además el cliente corporativo con el vacacional se superponen, porque quizás el que va a Nueva York por negocios después quiere quedarse o irse a otro lado, o tal vez viaja con alguien y se genera un mix. Una ciudad tan atractiva como Nueva York genera ese interés.

Salón United Polaris del aeropuerto de Houston

Con la crisis económica y cambiaria, ¿qué cambios notaron en la demanda?

El cliente argentino sigue aprovechando las alternativas para viajar al exterior. Al turista argentino le encanta viajar internacionalmente, lo llena, y eso lo vemos constantemente con los clientes que se aproximan a nosotros. Además busca ofertas. Siempre las buscaron y las siguen buscando. Cuando hay ofertas y alternativas, el cliente las busca. Por eso United está enfocado en ofrecer tarifas accesibles y alternativas de compra para que el cliente pueda poder viajar. El cliente corporativo sigue operando y se ha beneficiado significativamente con más opciones de transporte y programas más competitivos.

¿Y a la inversa, del exterior hacia Argentina?

Notamos un incremento en el interés por Argentina como destino para los países del hemisferio norte, tanto de Estados Unidos como de Canadá, aprovechando los valores que tiene hoy el país. Hay destinos muy específicos para el que caza, el que pesca, el que le gusta el trekking o la montaña que están siendo muy bien comercializados en los Estados Unidos.

¿Cuál es la ruta mas demandada por los argentinos?

El argentino demanda en nuestro sistema Nueva York como primer destino y después varía: Orlando, Cancún, Miami, Los Ángeles, Chicago. Tenemos mucho más tráfico a Nueva York por el vuelo directo. 

¿Cómo se reacomodan a este nuevo contexto en Argentina de dólar alto y nuevas empresas que llegan a competir? ¿Cambia la estrategia?

United opera en 50 países en el mundo. Estamos acostumbrados a operar y tener propuestas de valor competitivas. Históricamente competimos con todos los niveles de negocio y tenemos desde clientes corporativos que buscan el asiento de business 180° paralelo al piso como aquel que está buscando la opción más barata para viajar y cuenta con flexibilidad de fechas. A nivel mundial, United tiene una estrategia de poder ofrecer un panorama de servicios alineado a cada segmento de cliente. Podemos competir tanto con las líneas aéreas globales como con las de bajo costo.

Algunas tarifas bajaron su precio en dólares, ¿es un buen momento para el pasajero ejecutivo?

Al haber más competencia siempre hay un ajuste tarifario. Las líneas aéreas adaptan sus precios alrededor de la demanda que reciben y eso es una constante variación de acuerdo a lo que ocurre. Esas ofertas existen tanto en el segmento de viajes por placer como en el segmento corporativo. Para este último, United tiene un programa de millaje (Milleage Plus) ganador de muchos precios enfocado en darle beneficios alrededor de su lealtad, y el producto Polaris, enfocado en el descaso del pasajero para que tenga la mejor experiencia a bordo.

Salón United Polaris, en el aeropuerto Newark Liberty de NY

¿Cuáles son los planes de la compañía en el país?

Siempre estar muy enfocados en el cliente y en ser altamente competitivos. Ser la alternativa que nuestros clientes eligen. Hoy en dia estamos consolidando nuestra operación a Nueva York, y además atendiendo a los clientes que nos eligen en la ruta de Houston.

¿Cómo ve al cliente argentino?

Es un cliente al que le gusta viajar mucho, tener acceso a poder viajar. Tiene la visión de que viajar enriquece y enaltece el espíritu. Al argentino le gusta el contacto con otras culturas y destinos. También se ve que está buscando otras opciones, no solo las tradicionales, sino que buscan destinos alternativos. El cliente argentino siempre está cuidando ese mix de valor y precio. No busca 100% el precio sino el valor de lo que está comprando.

Igual ahora la salida de argentinos al exterior viene cayendo. En agosto la caída fue de casi 12% según el Indec... 

Si miras históricamente los periodos más largos de la Argentina, las caídas son insignificativas considerando la tendencia al alza de los viajes internacionales que tiene el cliente argentino. Si lo miras a través de varios años, esto es constante, la pendiente sigue en subida. El argentino quiere viajar y busca opciones. En tanto y en cuanto las líneas aéreas encontremos la forma de darles esas opciones que están buscando, vamos a poder captar ese cliente y generar más oportunidades.     

Del mostrador a la gerencia general

Christoff Poppe lleva casi 26 años trabajando en la compañía. Empezó en el aeropuerto haciendo check in en el mostrador, trabajó en la casa matriz y escaló hasta en 2013 ser nombrado country manager de United en Argentina. Aún así, afirma que al ser una industria muy "dinámica", todos los años son "diferentes" y traen nuevos retos y oportunidades. ¿Cuál fue la clave de su crecimiento? "Aprender y desarrollar equipos", cuenta Poppe sin dar muchas vueltas.