Las Islas Malvinas, en imágenes

Las Islas Malvinas, en imágenes

En su último libro, el fotógrafo argentino Gonzalo Lauda retrata la actualidad de las Islas, a 36 años de la Guerra.

Cuando Gonzalo Lauda escuchó la oferta del maratonista  Marcelo de Bernardis no la pudo rechazar: un viaje a las Islas Malvinas, territorio inexplorado por la mayoría de los argentinos y, al mismo tiempo, tal vez el más presente en el ADN nacional. El hijo de un aviador desaparecido en el mar durante la Guerra también iba en el vuelo y cargaba la atmósfera con un halo de emoción incluso antes de pisar tierra. Una semana, una curaduría entre 3800 fotos, 54 páginas y un libro rojo sangre con el nombre Malvinas (India Ediciones) es el resultado de esa visita a las Islas.

La Historia pesa desde el arribo: “Lo primero que ves es que los ingleses están muy instalados. Estás rodeado de soldados, porque uno llega a la base aérea militar. No se puede sacar fotos, tenés la bandera inglesa... Y la salida del aeropuerto a la ruta para ir a Puerto Argentino es por adentro de la base –que es gigante–, entonces tenés reliquias de la guerra” relata Lauda. Durante esa semana caminó la ciudad a través de distancias largas y un clima que no perdonaba, alternando constantemente entre lluvia, granizo y sol en cuestión de horas. La única certeza era el frío y la preocupación por evitar que las cámaras se condesaran con los cambios. “Estás ahí y decís pobre gente que fue porque la verdad es que no hay dónde esconderse, está todo muy pelado. Es muy hostil el clima”, reflexiona.

No hubo soft landing para el fotógrafo, los primeros dos o tres días estuvo como desencajado: “Me costó ubicarme. Creo que también uno va con una idea, y cuando iba caminando ahí pesa un poco todo lo que pasó, la gente que murió, o cómo uno se siente como argentino ahí. Te sentís medio aislado. Aparte las distancias son muy largas hasta que uno conoce, caminé mucho los primeros días porque todo es muy lejos. Caminé 15 kilómetros hasta Mount Longdon -uno de los últimos combates, fue bastante duro- y me llevó todo el día. Salís de Puerto Argentino y no hay más nada. Excepto Goose Green que hay un hotelito y podés tomar café”.

“Caminé por la ciudad, fui a todos lados y nadie me frenó, ni me preguntaron qué hacía, nadie me dijo nada. Pero mi sensación fue que la gente de la isla sí te hace sentir que ellos son ingleses y que no estuvieron de acuerdo con la guerra. No es un tema que esté superado para ellos: te hacen notar que sos un extranjero en las Islas. El británico que está trabajando ahí me pareció más relajado, el isleño te hace notar un poquito como que no sos tan bien recibido. Jamás me trataron mal ni fueron agresivos, pero  te lo hacen notar un poco”, comenta el fotógrafo y evoca un breve intercambio con un taxista local: uno estaba en las Falklands, el otro en Malvinas. “Sé que si sos excombatiente va la policía a tu casa, de buena manera obviamente, y te piden que no saques la bandera argentina o te pongas a cantar el himno en un bar, esas cosas”, cuenta Lauda. Y aunque se encarga de dejar en claro que no tuvo problemas,  algunas sugerencias -como la de no entrar en ciertos  bares donde los soldados británicos y los isleños suelen reunirse después del trabajo- se filtran en el viaje.

El color fue una de las primeras cosas que impresionó a Lauda de la ciudad y ese contraste entre las casas y el fondo –blanco, entre su memoria y la realidad, quedó retratado en el libro: “No me imaginé nada de cómo es allá. Las casas son coloridas, todo muy ordenado. Yo me había quedado con la imagen tal vez del '82 que era como más precaria a la vista. Muchas de las fotos de las revistas de esa época eran en blanco y negro, entonces el color me llamó mucho la atención. Llegué a una ciudad donde los vehículos están muy actualizados, cuando vas a las casas de la gente adentro están muy bien, casas de última generación: los muebles, las cocinas... No es la casita de madera que está en el sur, olvidada. Para nada”, señala.

Otra de las cosas que lo impactó fue la falta de personas: la población supera por poco los 3000 habitantes y la gran mayoría concentrados exclusivamente en la capital. “No hay nadie en la calle, están vacías, las plazas están vacías. Todo pasa adentro de las casas. Para hacer dos cuadras la gente va en auto, no camina. También es un poco la costumbre por el clima, muy duro y muy cambiante”, cuenta. “La verdad es que estuve bastante solitario en el viaje, y es un poco el reflejo de las fotos. No es que yo tenía que frenar si alguien pasaba caminando. Acá si querías que viniera alguien tenías que esperar un buen rato, y tal vez no pasaba nadie en todo el día”, compara Lauda en base a su larga experiencia. De hecho, la única foto en la que se puede ver una persona, es también la última de un libro que logra captar en imágenes y colores historias mínimas de las Islas Malvinas.   

El Museo Malvinas e Islas del Atlántico Sur -Espacio Memoria y Derechos Humanos (Ex ESMA)- inauguró Malvinas, una muestra temporal basada en las fotografías de Gonzalo Lauda. Se puede visitar hasta el 22 de mayo en Av. del Libertador 8151.

Comentarios6
Rafael Andres
Rafael Andres 10/04/2018 01:38:58

dejando de lado el tema politico, las islas y la hostilidad del clima, sirven al hombre para ganar experiencia en como mejorar las condiciones de vida, y no ser improvisado, para aplicarlo en otro planeta. A la NASA le serviria como laboratorio.

Nicholas Detrin
Nicholas Detrin 10/04/2018 12:19:49

deprimente lugar... que se las den a bolivia

Guillermo Gally
Guillermo Gally 06/04/2018 10:16:41

ESPERO QUE SEA CIERTO ESO QUE DICEN EN INTERNET DE QUE SE ESTA ANTE EL COLAPSO Y DERRUMBE TOTAL DEL PODERIO INGLES GLOBAL RESIDUAL QUE TANTO DAÑO NOS HIZO A LOS ARGENTINOS ..DE SER CIERTO ES GRACIAS A TRUMP UN GRAN TIPO TRUMP,, YO LO VOTARIA

Dimas Carlos Peña
Dimas Carlos Peña 09/04/2018 08:05:59

lo dijo Rico el otro dia en La Mirada de Roberto Garcia, y tiene toda la razon del mundo. Te guste o no te guste, la Argentina recuperará Las Malvinas e día que sea mas importante que Inglaterra o al menos su par.Triste pero cierto.

Carlos Q
Carlos Q 02/04/2018 11:52:24

Los comentarios del autor exhiben un enorme desconocimiento previo a su viaje…. Queda la sensación de un improvisado con una cámara a cuestas.

Eugenio Vazquez
Eugenio Vazquez 02/04/2018 10:24:02

son cuatro gatos locos que viven de la depredación del mar argentino eso le da un ingreso per capita de 40 mil dolares

Shopping