Vacaciones 2022

Viajes a Brasil: 6 playas que son auténticos paraísos y que hay que conocer sí o sí

Brasil cuenta con más de 7000 kilómetros de costa, lo que significa lindas playas por todo el país, pero hay algunos sitios que son verdaderos destinos de clase mundial y que hay que visitar al menos una vez en la vida.

Brasil cuenta con más de 7.000 kilómetros de costa, lo que significa lindas playas por todo el país. En cada una, es posible sentir el sol, la energía, la belleza y la alegría de los brasileños. 

El sitio oficial de turismo del país vecino, uno de los preferidos para vacacionar de los argentinos que promete recibir a muchos durante esta temporada 2022, elaboró una lista con las más destacadas que son auténticos paraísos en la Tierra:

1) Ilha do Mel

Playas tranquilas y escenarios deslumbrantes caracterizan a este destino paradisíaco situado en la Bahía de Paranaguá, a sólo 130 km de Curitiba. Se trata de un lugar con bellas playas que se puede visitar durante todo el año y que están enmarcadas por la Mata Atlántica, las mejores preservadas del país.

Fotos: Visit Brasil.

Según informaron desde el sitio oficial de turismo de Brasil, no se permite la entrada de vehículos en la región y está colmado de senderos de arena, perfectas para largas caminatas. La Ilha do Mel también posee una buena infraestructura con restaurantes y posadas.

Los principales atractivos históricos locales son la Fortaleza Nossa Senhora dos Prazeres, con cañones de los siglos XVIII y XIX; y el faro Farol das Conchas de Mar, de donde se puede tener una vista panorámica de la región. Además, están los sambaquis, que son depósitos de conchas de mar con restos arqueológicos.

Las playas de la isla son paradisíacas, como la playa de Fortaleza, que es más rústica y casi desierta. La playa Encantadas es la más buscada por los jóvenes. La playa Grande tiene olas grandes, buenas para el surf. En la isla solo pueden entrar 5.000 visitantes a la vez y no se puede ir con animales.

2) Jericoacoara

Jijoca de Jericoacoara está ubicada en el extremo oeste del litoral del estado de Ceará, a unos 300 km de la capital, Fortaleza. En el municipio está situada la famosa playa de Jericoacoara, o Jeri, como es comúnmente llamada, y es reconocida internacionalmente como una de las playas más bonitas del mundo.

Fotos: Visit Brasil.

La Playa de Jeri está enfrente de la villa de Jijoca de Jericoacoara y sus aguas son poco profundas con olas muy pequeñas - es excelente para la práctica de Stand Up Paddle (SUP), kitesurf y vela. Hay barcitos al lado derecho de la ensenada que ofrecen comidas, bebidas y sillas playeras. Hay muchas balsas, además de lagunas y las dunas de 30 metros alrededor cambian de color durante el día, dependiendo del angulo de incidencia de la luz.

A la izquierda de la playa, está la Duna do Por do Sol (Duna de la Puesta del Sol). Todos los días, al atardecer, el programa es apreciar la espectacular puesta del sol. El lugar se llena de gente que, por la emoción, aplaude el momento en que el sol desaparece en el mar.

3) Porto de Galinhas

Ubicado a cerca de 60 km desde el Aeropuerto Internacional de Recife, Porto de Galinhas está en el municipio de Ipojuca, en el litoral sur de Pernambuco. Uno de los lugares más bellos y admirados por los visitantes brasileños y extranjeros, la tranquila villa de pescadores se convirtió en uno de los destinos más paradisíacos del país.

Fotos: Visit Brasil.

Para los amantes del ecoturismo, Porto de Galinhas es un destino ideal. La región es conocida por la preservación ambiental y proyectos de respecto a la biodiversidad. La formación de piletas naturales en bellos arrecifes, en la marea baja, son famosas con sus aguas cálidas y cristalinas. Cuando este fascinante fenómeno ocurre, es posible observar los coloridos peces. Para llegar a las piletas, se puede contratar balsas locales o ir caminando por el mar.

La playa también es perfecta para la práctica de buceo y observación de la increíble variedad de bancos de peces y corales. Hay varios puntos con una visibilidad excelente y la Isla de Santo Aleixo, que tiene piscinas naturales más fondas, es uno de los lugares predilectos de los buzos con más experiencia.

Con una orilla de arenas blancas e innumerables cocoteros, la playa Porto de Galinhas está enfrente a la villa con el mismo nombre. Ya la playa de Muro Alto se caracteriza por los grandes acantilados de arena, como el nombre indica, y es una de las más buscadas de la región. Así como la playa de Maracaípe, que es un lugar idóneo para los que buscan programas con la familia.

Según el ente oficial de turismo, en la villa se puede encontrar una excelente infraestructura de hospedaje, gastronomía sofisticada y escenarios paradisíacos. Una opción de paseo interesante es la Villa de Todos os Santos, que está situada cerca de Porto y reúne un conjunto de bares y restaurantes que complacen a las más diversas preferencias. Excelente opción para los que buscan el ocio nocturno con mucho ambiente.

4) Alter do Chão

Alter do Chão fue clasificada por el periódico británico The Guardian como uno de los mejores destinos de playa de Brasil. El lugar es una villa que está ubicada dentro de la Amazonía, a cerca de 38 km de Santarém.

Foto: Visit Brasil.

Tiene escenarios bellísimos e invita a todos para disfrutar de uno de los lugares más sensacionales de Brasil. Las playas aparecen en la época del llamado ‘verano amazónico', el que ocurre entre los meses de agosto y diciembre. En este periodo, los hoteles y posadas reciben a muchos visitantes. Además de las playas, es posible hacer senderismo en la selva, practicar rapel, canyoning y pesca deportiva, además de nadar con los delfines rosados (boto-rosa). 

Se puede conocer las comunidades locales y adquirir los productos artesanales típicos de la región. En septiembre se lleva a cabo la tradicional Festa do Sairé, una fiesta típica que mezcla elementos religiosos, mitológicos y culturales.

La gastronomía de Alter do Chão es un atractivo que se destaca, pues explora con excelencia los condimentos amazonenses (de Amazonia). Son imperdibles los platos con los pescados de la región, el strogonoff de cayú (anacardo) y el pato no tucupi (un guiso de pato con un caldo de la raíz de la yuca), que es muy apreciado en el Norte del país.

5) Fernando de Noronha

Compuesto por 21 islas e islotes, el archipiélago de Fernando de Noronha es un paraíso de belleza indescriptible y ha sido declarado Patrimonio Natural de la Humanidad por la Unesco. Sus playas están divididas entre el mar de dentro (aguas vueltas para el continente suramericano) y el mar de fuera (vuelto para el Océano Atlántico y el continente africano).

Foto: Visit Brasil.

Es común verlas en las listas de las playas más bonitas de Brasil y del mundo, como la Bahía dos Porcos, la Playa do Leão y la Bahía do Sancho, y esta ha sido elegida dos veces como la mejor playa del planeta por el Travelers' Choice Awards, de TripAdvisor. 

Noronha también es un destino ideal para la práctica de buceo. Sus aguas claras y a muy buena temperatura proporcionan una excelente visibilidad, siendo posible observar su espléndida vida marina de corales, delfines, tortugas y tiburones

Otro deporte muy practicado en la isla es el surf. Entre diciembre y febrero, Fernando de Noronha recibe surfistas de todo el mundo preparados para surfear sus olas que llegan a 5 metros de altura. Las mejores playas para practicar el surf son: Cacimba do Padre, Boldró y Conceição.

Hay una diversidad de actividades en la isla para todos los tipos de personas y edades, como opciones de senderos ecológicos, paseos en botes para la observación de delfines, visitas al Parque Nacional Marino y al Museo del Tiburón, además del Proyecto Tamar, que tiene el objetivo de proteger las tortugas marinas amenazadas en peligro de extinción.

6) Búzios

En la década de 1960, Búzios se convirtió en un refugio de verano de los cariocas (los oriundos de Rio de Janeiro). Pero, después de que la mismísima Brigitte Bardot la visitara, el pequeño pueblo nunca volvió a ser el mismo, ganó prestigio internacional y se convirtió en un destino turístico único. 

Foto: Visit Brasil.

El centro de la ciudad ha crecido mucho en los últimos tiempos, pero el lugar más famoso es la Rua das Pedras (Calle de las Piedras). Ahí hay bares para todos los gustos, galerías de arte, restaurantes sofisticados, tiendas elegantes y un cine con el nombre de la famosa actriz francesa.

Búzios es conocida por el ocio nocturno con mucho ambiente y buena gastronomía. Hay muchas opciones para divertirse en la Rua das Pedras y en la Orla Bardot con fiestas hasta el amanecer, especialmente durante el verano y en días festivos. Los restaurantes de la ciudad tienen una mezcla de sabores, con influencias de cocinas internacionales.

La ciudad tiene diversas playas y ofrece opciones para todos los gustos. Entre las principales están las playas de Geribá, perfectas para los surfistas, y la playa da Ferradura, excelente para la práctica de buceo libre. Pero Búzios tiene más de 15 playas, todas perfectas para disfrutar de un día bajo el sol.

La ciudad ofrece excelentes opciones de hoteles y posadas con una infraestructura bien cuidada para armonizar con la belleza espléndida de sus playas.


Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios