ITALIA

Cerdeña: un recorrido entre ciudades amuralladas, lounges playeros, naturaleza increíble y cenas 'tanas'

Exploramos uno de los destinos del momento en Europa/Una isla de Italia a la que se puede llegar en ferry desde Barcelona y que es un espectáculo de paisajes, todo tipo de playas, bodegas, mucha naturaleza y hasta fiestas top/¿Por qué su cultura es única? Suena loco pero también hablan catalán/¿Dónde alojarse y qué recorrer?

Siempre me llamaron la atención las islas, pero esta «islota» italiana se me fue metiendo en la cabeza a medida que me iba cruzando con italianos por Barcelona. Resulta que quería llevar a mi madre a una escapada de cinco días a un país "vicino" de España donde se pudiera saborear productos locales, descansar un poco de la rutina, hacer deporte aventura y practicar el italiano. Claro, el país ya estaba elegido. Ahora el tema era la ciudad.

Ya conocíamos las principales ciudades: Roma, Milán, Nápoles, Venecia, Torino, Palermo y Verona, pero no Cerdeña. Sardegna en italiano, Cerdeña en espanol, Sardinia en inglés, es la segunda isla más grande del Mediterráneo. Su capital es Cagliari, está situada al sur y es la más poblada. A toda costa, es estratégica en cuanto a posición, e histórica por su relación con España y Francia; pero siempre independiente y libre dentro del estilo italiano.

«Pero el lugar más vip de todos es Phi Beach, un tremendo lounge bar construido sobre rocas gigantes autóctonas, un lugar exótico en el encantador entorno natural de Baja Cerdeña, el Phi Beach está abierto los siete días de la semana en los meses de verano, con una programación que incluye los mejores Djs del panorama internacional, fiestas en la playa, estrenos mundiales, festivales gourmet y otros eventos exclusivos...»

La historia de Serdegna se remonta a la era paleolitica, 6.000 a.c, cuando estaba habitada por gente proveniente de las penínsulas itálica e ibérica y norte de África. El origen de su nombre es igual de multicultural: el primer apelativo es Ichnusa, que en griego significa Huella de Pie, por la forma de isla. Luego la nombraron Sardon, también de raíz griega y que significa Sandalia.

Pero ambas persistieron, una en la marca oficial de cerveza y otra con el adjetivo gentilicio de sardo y sardá para nombrar a sus pobladores actuales, quienes, en la semana que pasamos y les cuento en esta nota en MALEVA fueron muy amables, hospitalarios y atentos, siempre tan auténticos con su carisma italiano.

Empezamos por Alghero: una preciosa ciudad amurallada donde se habla en catalán (y a la que se puede llegar desde Barcelona).

Como fue un fin de semana largo, no nos quedamos más que cuatro días, pero en una semana, se pueden ver algunos de los pueblos y playas más bonitos de esta isla conquistada por fenicios, romanos, españoles y catalanes.

Empezamos el viaje por una antigua ciudad aragonesa, una preciosidad amurallada, llamada Alguero. Alguero es famosa por su casco antiguo adoquinado y por estar rodeada de antiguas murallas. Si te gustan los atardeceres, tomate un vermut en Bastioni Marco Polo, mientras el cielo se tiñe de seda naranja y se refleja en las fachadas de esta ciudadela que mira al mar.

Alguero es también conocida por ser uno de los epicentros de la lengua catalana fuera de Cataluña, a partir de la llegada de mercaderes y colonos catalanes en siglo XIV, por eso quedan calles con nombres catalanes. El paseo por esta vila consiste en visitar la catedral de Santa María, el Palacio Guillot, la iglesia de San Francesco, y la calle Humberto, repleta de tiendas y boutiques.

En Alghero, un hospedaje cerca del centro que está bien para una noche en Hotel San Marco, al frente del mar, con piscina para nadar y comodidades en la playa. Desde Barcelona, se puede llegar a Alghero en avión o Ferry a Porto Torros. Una vez aterrizados ahí, hay tres formas de recorrer la isla; en plan lujo en avión y yates, en plan mochilero en transporte público o en plan road-trip en auto. Nosotras hicimos un poco de todo, en tren y bus a la ida, y en auto a la vuelta. Para pasar del Este al Oeste, se puede ir en avión desde Alghero a Olbia, o en carretera para ir recorriendo los pueblos del centro de la isla.

Parques naturales, mountain bike y Capo Testa.

En el centro norte de la isla se encuentra la ciudad universitaria de Sassari. El Corso Vittorio Emanuele II es la calle comercial más popular, adyacente al Palacio de la Frumentaria, el Teatro Cívico, y la imponente Catedrale di San Nicola.

En esa ruta también se encuentra Santa Teresa de Gallura, conocida por ser la única población de la isla en la que Vittorio Emanuele I, rey de Cerdeña, impuso un trazado urbanístico en cuadrícula que llevó a denominar como la "Piccola Torino". Siguiendo hacia el noreste por la ruta SS127 pasamos por el pintoresco pueblo cimero de Tempio Pausania, y después, al valle de la Luna, sobrenatural y rocoso.

«La playa para principiantes es la de Porto Ferro, en la zona de Alghero, a unos 20 km al norte de la ciudad en dirección a Porto Conte. Una playa poco concurrida, lo que la hace ideal para aprender a surfear en un profundo fondo de arena con olas de derecha e izquierda. Otra excursión típica es la de ir en barco para ir parando por las calas más vírgenes y hacer buceo y snorkel con un especialista...»

Si te gusta la historia y la naturaleza, hay que recorrer el «Parco Nazionale dell' Arcipelago di La Maddalena.» Por esa zona, en la punta de la isla, se encuentra Capo Testa, para ver con claridad la isla de Córcega y tomarse un vermut en las calas de aguas turquesas.

Como queríamos hacer un poco de turismo aventura, nos hospedamos en la zona rural de Murta Maria, más precisamente en los apartamentos de Affittacamere Arcipelago, muy cerca de Porto Istana, con un fácil acceso a todas las bellezas naturales del municipio de Olbia.

Desde ahi, los anfitriones Tony y Mateo nos alquilaron las mountain bikes para recorrer toda la costa, empezando por Spiaggia li Cuncheddi, continuando por Capo Cerasco, y terminando en Porto Istana. Esta excursión en bici, lleva todo el día, es de dificultad media pero nada tan difícil si se llevan ganas, agua y algo para comer en el camino.

Cenas bien tanas y un parador muy top

A la vuelta de esta aventura entre colinas, costas, montes y caminos arenosos, absolutamente nada es mejor que una cena bien tana en Ristorante Murta Maria. Una exquisita carta de entrantes marineros, primeros platos típicos como espaguetis con almejas, también hay oferta de segundos platos con frituras y especialidades de pescado a la plancha a la plancha; de postre.. un gelatto artesanal si o si.

En esa zona no hay muchos chiringuitos pero hay un hotel que realmente merece la pena conocer: el Hotel Cala Cuncheddi, muy exclusivo. Pero si de lujo en Sardegna se trata, este tiene nombre y apellido y es Costa Smeralda. Repleto de yates, cruceros, y locales con primeras marcas este es el punto favorito para las estrellas que eligen parar en Porto Cervo para ir recorriendo la costa hasta la Spiaggia del Principe.

Pero el lugar más vip de todos es Phi Beach, un tremendo lounge bar construido sobre rocas gigantes autóctonas, un lugar exótico en el encantador entorno natural de Baja Cerdeña, el Phi Beach está abierto los siete días de la semana en los meses de verano, con una programación que incluye los mejores Djs del panorama internacional, fiestas en la playa, estrenos mundiales, festivales gourmet y otros eventos exclusivos.

Playas, calas, surf, y noche en una bodega.

En Sardegna hay todo tipo de playas: enormes con dunas desérticas, calas pequeñas de postales o algunas más rocosas pero con mar profundo para nadar. Nosotras visitamos Spiagga Li Cossi, Spiaggia di Cannigione, Cala del Faro, Capriccioli y Pevero. Sardegna es una isla en donde se pueden hacer muchos tipos de deportes acuáticos, como Wind-Surf, Kite-Surf y Surf. Isola Rossa es uno de los spots de surfers en Sardegna, una mini isla con arena super blanca y fina que se funde con el color turquesa del mar. La mejor temporada para surfear en Cerdeña es sin duda el otoño, de septiembre a noviembre, y la primavera, de marzo a mayo. La playa para principiantes es la de Porto Ferro, en la zona de Alghero, a unos 20 km al norte de la ciudad en dirección a Porto Conte. Una playa poco concurrida, lo que la hace ideal para aprender a surfear en un profundo fondo de arena con olas de derecha e izquierda. Otra excursión típica es la de ir en barco para ir parando por las calas más vírgenes y hacer buceo y snorkel con un especialista.

Para terminar la semana, nos hospedamos en Vila Marina, un complejo especializado en agroturismo dentro de la gran finca vinícola Sella & Mosca que ofrece fórmula bed & breakfast, con un desayuno orgánico, integral y macrobiótico sensazionale.

Sardegna es una isla gigante, fascinante y grandiosa para visitar durante mucho más que una semana, pero como diría mi madre "siempre hay que dejar algo para la próxima vez", así que...ci vediamo la prossima bellisima Sardegna.

///

Fotos: Vicky Agulla y destacada gentileza Unsplash (PH Monika Kruzel), foto dunas gentileza Unsplash (PH Juli Kosolapova), foto Phi Beach (gentileza Phi Beach)

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios