MIÉRCOLES 03/06/2020
Montevideo, más que carnaval: qué hacer en una escapada de fin de semana

Montevideo, más que carnaval: qué hacer en una escapada de fin de semana

La capital de Uruguay es la segunda ciudad más cara de América latina, pero tiene la mejor calidad de vida de la región. Su carnaval es la mayor fiesta popular del país. Qué visitar en una estadía corta, sea en viaje de negocios o escapada de fin de semana

Ecléctica y con un encanto vintage, Montevideo es perfecta para una escapada de fin de semana largo -sobre todo si es Carnaval- o para aprovechar una estadía corta en el marco de un viaje de negocios. 

La capital de Uruguay es la segunda ciudad más cara de América latina para vivir (después de Ciudad de México, según The Economist), la que tiene la mejor calidad de vida de la región y -según se jactan- el Carnaval más largo del mundo, con 45 días de duración. 

Para quienes quieran disfrutarla por un ratito, a continuación 5 planes para experimentar su movida gastronómica y cultural, que incluye museos, bodegas, mercados y largas tardes en la Rambla frente al Río de la Plata.

1 - Carnaval: Museo + teatro + tablados 

Desde fines de enero a principios de marzo, la capital de Uruguay ofrece el Carnaval más largo del mundo, que puede vivirse de muchas maneras: en museos, teatros, tablados y también en las calles.

Esta fiesta popular tiene sus raíces en las corrientes inmigratorias, principalmente de españoles y africanos, que trajeron y expandieron el candombe a todo el país. En Montevideo, particularmente, se viven muchos carnavales en uno solo: hay murgas, candombe, revistas, humoristas y parodistas.

Los festejos comienzan con el Desfile Inaugural, que se hace el último jueves de enero, y llegan a su punto cumbre con el Desfile de Llamadas, el primer jueves y viernes de febrero.

Durante los meses que dura el Carnaval en Montevideo se montan escenarios barriales conocidos como tablados, donde se ve un ambiente alegre, festivo y muy familiar.

Si bien llegó a haber 300, hoy quedan unos 20 en toda la ciudad: algunos más populares, donde la entrada cuesta unos 70 pesos uruguayos, y otros comerciales, donde varía entre 300 y 500 pesos uruguayos. Incluso hay uno de ellos, el tablado Monte de la Francesa, que no vende alcohol.

Adentro de ellos se ven espectáculos, se hacen bingos y no faltan los patios de comidas, donde venden chorizos, hamburguesas, panchos, panes rellenos y otras comidas populares. 

Uno de los que se puede visitar los viernes y sábados por la noche es el Tablado del Museo del Carnaval, para de paso conocer los objetos y tradiciones que forman parte de la máxima fiesta popular del Uruguay. Además, es una buena opción cuando llueve y se suspenden los espectáculos al aire libre. 

En paralelo, en las calles se hacen desfiles más pequeños, llamados corsos

Montevideo está repleta de teatros, y tal vez el Solís sea el más famoso del país, sin embargo durante el Carnaval cobra mayor relevancia el Teatro de Verano. Sobre las canteras del Parque Rodó, allí durante febrero se desarrolla el Concurso Oficial de Carnaval.

Todas las noches en las presentaciones de los distintas agrupaciones confluyen múltiples esfuerzos creativos: coro, actuación, danza, maquillaje, música, poesía, diseño de vestuario, entre otros. En la web se puede chequear el calendario de presentaciones. 

 

2 - Paseos en Harley Davidson 

Una forma diferente de recorrer Montevideo y sus alrededores es en moto, pero no en cualquiera: en una Harley Davidson.

La empresa Legadorider Rent a Harley Davidson ofrece desde hace tres años alquileres y tours en Montevideo, Colonia y Punta del Este. Su dueño cuenta que el alquiler por un día cuesta entre u$s 150 y u$s 200.

3 - Rooftops & after office

La mejor zona para alojarse en Montevideo es el barrio Punta Carretas, donde se encuentran el club de golf, el shopping homónimo, locales comerciales y un interesante polo gastronómico. 

Una opción en este barrio es el Dazzler by Wyndham Montevideo: un hotel urbano y moderno que cuenta con un amplio Wellness Center con spa y gimnasio y el restaurante americano Dakota SteakHouse & Bar

Spa del Hotel Dazzler by Wyndham Montevideo

Como plus, hasta el mes de mayo, todos los miércoles en su terraza se arman after office al lado de la piscina, con una vista panóramica 360° de la ciudad. Sólo pueden subir huéspedes del hotel y aquellos que se anoten a través de internet en una lista. Los cócteles cuestan 150 pesos uruguayos y para comer hay opción de tapas.  

Otra opción más vanguardista, frente al río, es el Esplendor by Wyndham Montevideo Punta Carretas. Este hotel cuenta con dos restaurantes: Cabrón, ideal para almuerzos, y la cervecería Reina de Copas para tomar algo a la noche.

Ambos cuentan con habitaciones pet friendly y piscina descubierta. Las tarifas arrancan en los u$s 72 la noche.  

Rooftop del Esplendor by Wyndham Montevideo Punta Carretas

Y para aquellos que busquen un poco más de tranquilidad, en el Barrio de las Artes está el Esplendor by Wyndham Montevideo Cervantes, que combina historia, arte y diseño. 

Para curiosos, se puede visitar la sala del exteatro Cervantes, declarada Patrimonio Nacional y Monumento Histórico, o pedir dormir en la habitación 205, donde Julio Cortázar escribió el cuento 'La puerta condenada'.

Además, durante todo el año en él se realizan muestras de arte, donde artistas locales e internacionales exhiben sus obras. Ahora y hasta el 2 de marzo se podrá ver 'Universo Femenino' de la artista montevideana Erika Curbelo. 

Esplendor by Wyndham Montevideo Cervantes

4 - Mercado del Puerto para foodies 

En el corazón de la Ciudad Vieja, el Mercado del Puerto es un centro gastronómico para almorzar y pasar la tarde, repleto de parrillas y alguna que otra tienda de artesanía y recuerdos.

Cuenta con varios puestos y restaurantes para comer los platos típicos uruguayos, como el chivito. Y probar el 'medio y medio', una bebida mitad vino blanco, mitad espumoso. Roldós, el puesto más antiguo del mercado -establecido en 1886-, fue donde se inventó. 

5 - Almuerzo y degustación en Bodega Bouza

Un plan alternativo y original para hacer en Montevideo es conocer la Bodega Bouza, premiada dentro de las 50 mejores bodegas para visitar en el mundo por World's Best Vineyards 2019. 

Las propuestas son varias: se puede elegir entre la experiencia Bouza (una visita guiada seguida por un almuerzo de 5 pasos con distintos vinos de la bodega), un almuerzo a la carta en el restaurante, una degustación de vinos y tapas en el garage (un amplio salón vidriado, decorado con autos y motos antiguas) o la visita tradicional por sus viñedos (hay 5 por día y no tienen costo).

Bouza es una bodega familiar, que elabora pequeñas y exlusivas partidas de pinot noir, albariño, chardonnay, riesling, merlot y tempranillo; más la variedad emblemática de Uruguay: tannat.

Recomiendan reservar con 24 horas de anticipación vía visitas@bodegabouza.com. El precio de la experiencia es de 3300 pesos uruguayos, mientras que la degustación de 4 vinos con tapas vale 1200 pesos uruguayos. Como cortesía, incluyen transporte ida y vuelta a la ciudad.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar