Guerra del streaming: Netflix compra Seinfeld pero se queda sin Friends y The Office

Guerra del streaming: Netflix compra Seinfeld pero se queda sin Friends y The Office

Las comedias clásicas se han convertido en el gran botín para las plataformas de streaming debido al éxito que y el rating que ofrecen, y las compañías están pagando cientos de millones por sus derechos

Netflix acaba de adquirir los derechos de emisión internacionales de los 180 episodios dela serie Seinfeld, por lo que la ya clásica comedia televisiva se incluirá en el catálogo de la plataforma, aunque perderá, en cambio a Friends y The Office.

El acuerdo alcanzado entre la plataforma y Sony -propietaria de la ficción-, comenzará a partir de 2021 y durará cinco años, informó el diario Los Ángeles Times.

'Friends': a 25 años de la serie, recrean el bar y otros decorados en Palermo

Existen muchas razones para volver al Central Perk junto a Rachel (Jennifer Aniston), Joey (Matt Le Blanc), Ross (David Schwimmer), Phoebe (Lisa Kudrow), Chandler (Matthew Perry) y Monica (Courteney Cox) pero este año hay una muy especial: se cumplen 25 años del estreno de la exitosa serie 'Friends'.

Por el momento, Seinfeld permanecerá en el servicio Hulu (Disney) para el mercado estadounidense, mientras que a nivel global seguirá en Amazon Prime, aunque ambos contratos finalizarán en el momento en el que la serie pase a Netflix.

Esta compra llega justo en el momento que Netflix acaba de perder dos de las series de televisión más queridas por los espectadores: Friends y The Office, y que suponían, junto con sus producciones originales de estreno, uno de sus mayores éxitos.

El pasado julio, WarnerMedia confirmó que desde mediados de 2020 se reservará en exclusiva los derechos de la icónica Friends.

Hasta ahora, la serie estaba incluida en Netflix, pero con la llegada del nuevo servicio online del grupo Warner (AT&T), HBO Max, la marca quería contar con el clásico en su oferta.

Lo mismo ocurrirá con The Office, que desde 2021 dejará Netflix y se emitirá en la nueva plataforma digital que está preparando NBCUniversal, su cadena original.

Así, con la compra de Seinfeld, Netflix se asegura una comedia de televisión histórica en su catálogo, amenazado más que nunca por la oleada de nuevos servicios de contenidos que llegarán desde finales de este mismo año.

No se hizo público cuánto pagó la plataforma por Seinfeld, pero fuentes citadas por Los Ángeles Times, que publica el sitio español 20minutos, indicaron que superaría los u$s 500 millones que NBCUniversal pagó por The Office y los u$s 425 millones que WarnerMedia desembolsó por Friends. Hay que recordar que Netflix pagó hace menos de un año u$s 100 millones para tener la sitcom.

Por otra parte, hay informaciones sobre la idea de HBO Max de hacerse con los derechos de The Big Bang Theory y Two and a Half Men por una cifra que podría rondar los u$s 1500 millones.

Disney está adoptando la misma estrategia para Disney+, donde contará en su catálogo con todas las películas y series de superhéroes de Marvel, los clásicos animados de Pixar y las películas de Star Wars. Algunas de ellas están ahora en otras plataformas.

A medida que los servicios de streaming luchan a brazo partido contra sus nuevos rivales para atraer audiencia, las series clásicas se han ido convirtiendo en la joya de la corona. "Es una guerra cuerpo a cuerpo", dice Dominic Caristi, profesor de comunicaciones en la Ball State University a la agencia AFP.

Netflix realizó 140 producciones propias en 2018, pero la serie más vista fue The Office, de la NBC y que dejó de emitirse hace seis años. Según Nielsen, Friends se ubica en el segundo lugar y supera con creces cualquiera de las producciones del gigante del streaming.

Cuando Netflix entró en el negocio de la televisión "a la carta" (2010), las cadenas de TV y los estudios de producción mantuvieron una política de usar la plataforma como la tercera opción para sacar rendimiento a sus producciones: primero la emisión original, después sus repeticiones y finalmente Netflix.

Pero ahora, con casi 160 millones de suscriptores en todo el mundo, Netflix es una amenaza directa para los actores tradicionales de la industria de la televisión, que ahora lanzan sus contraataques.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Shopping