MIÉRCOLES 17/07/2019
Brasil: los 10 lugares imperdibles de Paraty, un paraíso de islas cerca de Río

Brasil: los 10 lugares imperdibles de Paraty, un paraíso de islas cerca de Río

Está en el corazón de la Costa Verde, cerca de la Cidade Maravilhosa y San Pablo. Combina centro colonial y playas edénicas

En el occidente del Estado de Río de Janeiro, muy cerca de la frontera con el de San Pablo, se levanta una de las ciudades más antiguas y cautivantes de Brasil: Paraty. Con un importante pasado colonial -fue el puerto exportador de oro más importante del país entre 1530 y 1815-, se distingue especialmente por su centro histórico muy bien mantenido y por las playas e islas circundantes. Historia, cultura y una naturaleza completamente exuberante se encuentran en este lugar.

Sus calles empedradas, sus construcciones coloniales y sus antiguas iglesias convierten a Paraty en una ciudad para enamorarse. A continuación, los 10 imperdibles de un viaje al corazón de la Costa Verde de Brasil

Centro histórico

Con sus callecitas adoquinadas, sus tejados terracota y sus fachadas antiguas que combinan paredes blancas con puertas y ventanas de colores vivos, el centro histórico es el alma de Paraty. La vida nocturna de la ciudad se concentra en sus bares, restaurantes y en la plaza, donde se disponen uno tras otro los puestos de comida y tragos típicos de Brasil.

 

Casa da Cultura

Es un espacio que custodia la tradición y la vida cultural de Paraty, patrimonio histórico y artístico de Brasil. En la entrada hay una alfombra de serraje a color de 28 metros, una artesanía típica de la región, en la que se reproduce el cuadro 'Florestas Brasileñas', de Mauricio Rugendas.

Iglesia de Santa Rita

Inaugurada en 1722, es la iglesia más antigua de la ciudad y su construcción más emblemática. En el pasado, las iglesias de Paraty eran reservadas a un determinado público según el color de su piel: Santa Rita era la de los mulatos libres. Actualmente, también es utilizada para la realización de conciertos, obras de teatro, exposiciones y conferencias.

 

Dulces de Paraty

Los doces (dulces) típicos que venden en los carritos de madera por las calles del centro histórico conforman la tradición gastronómica más importante de la ciudad. Es sencillamente imposible no tentarse durante un paseo con estos dulces a base de coco, maracuyá, lima, leche condensada y chocolate que exhiben los vendedores ambulantes en sus vitrinas impolutas.  

Playa de Jabaquara

A sólo 20 minutos a pie desde el centro histórico, es la playa turística más cercana a la ciudad. A pesar de ser muy limpia, al haber un río que desemboca en el mar sus aguas son un poco oscuras pero tan calmas que es posible practicar stand up o cruzar en kayak hacia la isla que se vislumbra justo frente a la playa.

 

Ilha do Pelado

A 30 kilómetros de Paraty, es un pequeño paraíso que merece ser descubierto. Para llegar, hay que ir en auto o colectivo hasta la playa de San Gonzalo, atravesar un pequeño río y tomar un barquito hasta la isla. Allí, hay tres playas separadas por piedras, agua calma y transparente y paradores con restaurantes para pasar el día.

 

Trindade

A media hora de la ciudad se encuentra esta villa de pescadores que convoca cada vez más turistas. Sus playas de aguas turquesa enmarcadas por la mata atlántica se encuentran entre las más lindas de la Costa Verde brasilera. También es posible alojarse allí, aunque hay menos opciones gastronómicas y hoteleras que en Paraty.

 

Paseo en barco

Para conocer los verdaderos atractivos naturales de Paraty es necesario embarcarse en una de las escunas (barcos turísticos) que ofrecen paseos de todo el día por playas e islas paradisíacas a las que solo se accede por vía marítima. Por su tradición y el servicio que ofrecen a bordo las más recomendadas son las de la empresa Estrela da Manhã.

 

Emporium of Cachaça

En el centro histórico de Paraty hay incontables casas que venden cachaças y productos regionales como dulces, picantes y conservas. Sin embargo, Emporium of Cachaça se distingue especialmente del resto por sus degustaciones y su variedad de estilos y marcas de cachaças, desde las más conocidas hasta pequeñas producciones artesanales.

 

Manué Sucos

El açaí, esa especie de helado elaborado con el fruto homónimo de origen amazónico, es uno de los alimentos más consumidos en las playas de Brasil. Manué, un bar de jugos y comidas naturistas en Paraty, ofrece el mejor açaí de la ciudad acompañado de frutas naturales, miel y toppings a elección. Una parada imperdible después de un día de playa.