La agenda del dircom

Natalia Torres, de Microsoft: "Hay que unir los propósitos personales y laborales

La número uno del área de Comunicaciones para la Argentina y Chile dice que el gran desafío es acompañar el cambio cultural que viven las empresas

Compromiso 100 por ciento. Un día antes de tener a su tercer hijo Natalia Torres, la ejecutiva que tiene en sus manos la comunicación de una de las empresas más grandes del mundo en el país, responde con paciencia las preguntas sobre el rol del dircom hoy y sus temas de agenda. Lo hace con el mismo compromiso con el que se despertaba a la 5 am para preparar un programa de radio en su Zárate natal que le permitió después mudarse a la ciudad y empezar a estudiar en la Universidad de Buenos Aires. "Vengo de una familia trabajadora, de clase media baja, y para ellos el sacrificio siempre vino desde el lado de la educación. A pesar de no tener todos los recursos supe siempre que iba a seguir una carrera", dice.

La decisión de estudiar Comunicación la tuvo desde siempre, al principio más centrada en periodismo que en comunicación corporativa. "Es cierto que uno empieza pensando en ser redactor o movilero. Pero trabajando en Radio Rivadavia, Liliana Franco me recomendó para trabajar en lo que en aquel momento era Salem Viale (NdE: hoy Salem Viale González Villanueva) y ahí se abrió una nueva etapa".

Su tiempo en la consultora no fue corto: casi 10 años en los que pasó por todas las posiciones, desde ejecutiva de cuenta hasta directora socia. Y se empapó en distintos verticales, mostrando afinidad con tecnología. "Empecé ya desde cero con la cuenta de Microsoft y ahí aprendí de todo", dice. "No solo desde la parte técnica, sino también desde la comunicación que implicaba conocer a los referentes y tener una mirada más amplia de la compañía. Por eso me llamaron, hace cinco años, para ser directora del área".

Su gestión se concentró en poder contar el cambio de la empresa por dentro, bajo el liderazgo de Satya Nadella. "Acepté porque entiendo que la tecnología hoy atraviesa todo y especialmente tiene un impacto social que no siempre se ve. Hoy, las empresas de tecnología están trabajando en innovaciones que nos van a cambiar la vida". Y agrega: "El gran desafío es acompañar el cambio cultural que se está dando en las empresas por la transformación digital. La invitación más importante que nos da la empresa hoy es poder traer nuestro propósito personal al ambiente laboral. Eso hace que no sea lo mismo venir a trabajar por un cheque: también venís porque te apasiona".

Como madre llevó su propósito personal -la alimentación saludable- a su tarea como comunicadora. El año pasado lanzaron finalmente la aplicación Come + Plantas en conjunto con la chef Narda Lepes para reconocer verduras y frutas de estación y aplicarlas a recetas del día a día. "Es un orgullo pensar que podés generar un cambio desde una idea", reconoce.

Su rol como dircom, que se revalorizó durante la pandemia, es estar cerca del CEO y generar propuestas de comunicación que ayuden a democratizar el acceso al conocimiento de habilidades digitales. "Es un momento de muchos cambios en el consumo y en la percepción de la opinión pública. Poder hablar simple y generar estrategias también puertas adentro para recuperar la sociabilidad perdida por el trabajo remoto a la vez cuidando el bienestar es un objetivo de toda la compañía, no solo hoy en estas circunstancias, sino también cuando se termine la pandemia". 

El texto original de esta nota fue publicado en la edición 330 de la revista Apertura

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios