Historias de marcas

"Lo garantizo": el panadero que patentó la frase, casi quiebra y hoy un estadio de fútbol lleva su nombre

Carlos Sacaan convirtió su apellido en una marca registrada en el negocio de los panificados. De protagonizar publicidades a vender su compañía.

"Yo, Carlos Sacaan, lo garantizo", afirmaba con la mirada firme frente a cámara. Su apellido era la marca del "buen pan" y él, que había fundado la empresa, le ponía la cara a las campañas para certificar la calidad de sus productos. Sacaan tuvo un boom en los 80 y 90 dentro del negocio de panificados, aunque un proyecto exportador casi la deja fuera del mapa.

Carlos Alberto Sacaan fundó Panificadora Ituzaingó en 1977 y en su planta elaboraba desde pan de molde hasta bollería la cual distribuía en Buenos Aires. Sin embargo, en los 80 decidió ponerse al frente de la comunicación de su marca y pasó a protagonizar las publicidades que salían en televisión.

A partir de ese momento, la compañía tomó otro rumbo. En 1987 modificó la razón social a Establecimiento Elaborador de Alimentos Sacaan de Argentina SA y lanzó otros productos, como las tapas de empanada La Doma.

Fútbol y expansión

Además de su rol en el mundo de los negocios, el empresario panadero también incursionó en el fútbol. Desde fines de los 70 empezó a involucrarse en la vida institucional de Ituzaingó, el club de sus amores, al cual apoyó económicamente.

Para 1995 la empresa facturaba alrededor de u$s 18 millones y contaba con un 14% de market share, según consignó La Nación en ese momento. Eso llevó a que Sacaan diagramara una estrategia para expandir su marca en Sudamérica, en particular en Brasil y Paraguay. Ahí encontró compradores y desde 1996 logró entrar en ambos mercados, no obstante el proyecto no salió como esperaba.

Crisis

Dos de sus clientes brasileños quebraron y la firma no pudo cobrar su deuda. Al mismo tiempo, para compensar el crecimiento de otros grandes jugadores en el mercado argentino, como Fargo y Bimbo, intentó aumentar su penetración en las grandes cadenas. Pero su espalda financiera no pudo aguantar los plazos de pagos de los súper e hipermercados. Finalmente, en septiembre de 1997 entró en convocatoria de acreedores.

La marca elabora pan lactal, bollería y galletitas tipo crackers.

Varios se interesaron en adquirirla, pero ninguno puso la firma. Sacaan esquivó la quiebra en 1998 y logró reestructurar su deuda con una quita de u$s 2 millones, de acuerdo a lo publicado por La Nación. En febrero del 2000, Fargo compró Sacaan y se quedó con su marca y con su planta en San Martín.

De Fargo a Balcarce

No obstante, en 2003 Bimbo adquirió un tercio de Fargo y esta fusión movió la industria panificadora. No solo porque tomar posesión de la totalidad de la empresa argentina le tomó casi una década, sino también porque, a su vez, cambió el rumbo de Sacaan. En un principio, la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia (CNDC) le exigió a la firma del osito desprenderse de la marca Lactal, pero en 2010 modificó su pedido y la obligó a vender Sacaan y Trigoro.

Tras un road show express, Fargo logró vender la marca creada por Carlos Sacaan. La compradora fue Panificadora Balcarce SA (Panbasa), conformada por los dueños de la cadena de cafeterías y fabricante de postres y alfajores Balcarce y la sociedad Magnum Sabores Argentinos SA (hoy controlante de la empresa).

Sacaan hoy

Para favorecer el soft landing de los nuevos dueños se acordó un contrato de maquila con Bimbo-Fargo, además de un entendimiento para que el holding distribuyera productos de la marca Sacaan. El acuerdo finalizó en 2016 y al año siguiente la compañía pidió la apertura del proceso preventivo de crisis ante el Ministerio de Trabajo.

Desde hace una década el estadio de Club Atlético Ituzaingó lleva el nombre de Carlos Sacaan.

En mayo de 2022, el Juzgado Nacional de 1° Instancia en lo Comercial n° 9 declaró abierto el concurso preventivo de Panbasa, dueña de Sacaan.

Por su parte, Carlos Sacaan hoy es un símbolo del Club Atlético Ituzaingó. A lo largo de los años participó de diversas maneras, desde aportes económicos como sponsor hasta gerenciador e incluso como presidente de la comisión de fútbol del Verde. En 2012, el club lanzó una votación para decidir qué nombre llevaría su estadio. Y el 43% votó Carlos Alberto Sacaan.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios