Historias de marcas

La pizzería "buena y barata" que se gestó en el hipódromo y hoy tiene más de 70 sucursales en el país

Kentucky nació como una pizza de barrio y hoy es una cadena que proyecta crecer en el interior del país. Además, planea pisar con fuerza en Uruguay.

Comer bien y barato es una de las grandes máximas para el bolsillo argentino. Dentro de la escena gastronómica nacional, la pizza es uno de los grandes estandartes con representantes icónicos de la grande de muzza porteña. Uno de los players más reconocidos de este negocio es Kentucky, que lleva 80 años en el mercado y logró convertirse de una pizzería de barrio a una cadena con planes de expansión internacionales.

No hay muchas precisiones sobre sus inicios, aunque su brillante cartel indica que los hornos originales están encendidos desde 1942. A pesar de este halo de misterio que gira en torno a su fundación, sí existe una historia que se repite en todos lados.

El mito sobre su origen

Se cree que sus fundadores fueron tres futbolistas que solían frecuentar, con bastante asiduidad, el Hipódromo de Palermo. El trio apostó todo a un caballo durante un gran premio y se llevaron el botín completo. Con ese dinero, aseguran, compraron un local en avenida Santa Fe y Godoy Cruz donde abrieron aquella primera pizzería.

Se cree que su nombre está inspirado en el Derby de Kentucky, la carrera de purasangres que se hace desde 1875

El nombre de la misma, Kentucky, también está relacionada con aquel origen "burrero". Desde 1875 se disputa el Derby de Kentucky en Louisville. Se trata del evento deportivo de mayor continuidad en los Estados Unidos en el que compiten caballos purasangres de tres años.

Más menú, menos menú

La pizzería logró cautivar a los porteños con su propuesta de precio-calidad, pero con el tiempo llegaron nuevos inversores y estos ampliaron el menú. Sumaron más opciones y lo reconvirtieron a restaurant. Hace más de una década apareció un nuevo grupo inversor que le vio potencial para convertirlo en una franquicia.

Lo primero fue enfocarse en el core: la pizza. Con eso en mente emprendieron una expansión con una segunda sucursal en Santa Fe y Thames. Luego llegaron aperturas en Belgrano, Caballito, Villa Urquiza y más barrios porteños.

Su primer local abrió en avenida Santa Fe y Godoy Cruz

Por sus pizzerías pasaban desde los trabajadores que necesitaban morder una porción al paso durante el almuerzo hasta los trasnochados que buscaban comer algo rápido a la madrugada. Incluso tuvieron visitas ilustras como, por ejemplo, Diego Armando Maradona.

Expansión acelerada

Hoy el dueño de la marca es el holding Desarrolladora Gastronómica que maneja más de 70 sucursales en la Argentina. Kentucky se convirtió en su marca madre dentro de un portfolio de negocios gastronómicos variados, como la cadena Dandy, la pizzería notable Güerrín, la cadena neoyorquina Sbarro y el bar de comida y cocktails Sunny.

La estrategia ahora pasa por expandirse en el interior con planes de inversión en Córdoba, Mendoza, Santa Fe, Tucumán, Salta, Neuquén y Misiones. En tanto, en enero de 2022 abrió su primer local en Uruguay con un desembolso de u$s 1,2 millones y cinco aperturas más hasta principios de 2023.

Más allá de sus pizzerías tradicionales, la marca también incorporó nuevos segmentos para apuntar a otro tipo de consumidores. Por caso, en 2019 inauguró su drive-thru con un local de 500 m2 y 20 espacios de estacionamiento. Y en junio pasado lanzaron un nuevo concepto: Rebelde by Kentucky. Estos locales apuntan a un cliente más joven con barra de tragos, hamburguesas, pollo frito y sabores nuevos de pizzas.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios