InnovaciónExclusivo Members

Creó el 'Spotify' de la educación y el entretenimiento y usa 200 inteligencias artificiales

Pablo Aristizábal lleva 27 años trabajando con la tecnología y la educación y acaba de lanzar FlexFlix, una plataforma de entretenimiento inteligente para enseñar a usar la IA con responsabilidad.

"Todo gran poder conlleva una gran responsabilidad". Con esta frase Pablo Aristizábal resume, tras una profunda charla en sus oficinas de Villa Crespo, por qué creó FlexFlix, una plataforma de entretenimiento inteligente vía streaming que, con el buen uso de la inteligencia artificial, busca promover un pensamiento flexible que aumente la inteligencia de todos los que usen la plataforma.

"Este adagio de un siglo antes de Cristo, pero que se popularizó con Spiderman, explica a la perfección la relación que debemos tener con la inteligencia artificial", cuenta el empresario que viene hace 27 años trabajando en tecnología y educación.

Como experto en el sector, luego de la pandemia vio una gran oportunidad con la explosión del streaming que, meses más tarde se vio reforzada por la irrupción de la inteligencia artificial generativa.

El emprendedor serial, que tiene por socio al ex presidente de Telefónica, Mario Vázquez, asegura que uno de los mayores problemas de la tecnología es la adopción. "Al ver que el streaming llegaba a todos los hogares en la TV vimos que había una gran oportunidad. Nosotros llegábamos a muchos, pero eran solo el 10% porque había muchas personas sin computadora, sin celular o sin conectividad. Incluso, sin la motivación", explica Aristizábal.

Con este objetivo, en noviembre del año pasado, se presentó FlexFlix -Flix que en inglés coloquial es como decir ‘peli' y flex viene de flexible thinking, pensamiento flexible, además de crítico; la plataforma con contenido de edutainment en la que convergen educación o conocimiento con entretenimiento.

La iniciativa logró llamar la atención de la empresa de origen brasileño, Cogna, un gigante de la educación de ese país que, a través de su empresa Vasta -que cotiza en Nasdaq-, apostó u$s 2 millones para el desarrollo de la plataforma a cambio del 10% de la firma. Además, el proyecto contó con la inversión de 400.000 horas de contenido.

"Lo que buscamos es promover el aprender a aprender, porque en un mundo de constante cambio uno tiene que tener la flexibilidad de desaprender, pero más importante la de reaprender: la capacidad de adaptación", define.

Pablo Aristizábal, creador de FlexFlix, en el estudio de grabación

Aristizábal es un experto en el tema. Desde 1998, viene creando marcas icónicas en el ámbito de la educación como Aula365 que se distribuyó en el mundo entero; Los Creadores, producto que llegó a Netflix y ganó un Martín Fierro o Educatina, una plataforma para abordar los temas dando una explicación paso por paso como la daría un profesor en la secundaria, que fue un éxito en México, Colombia y Perú.

Más tarde, se sumaron dos nuevas franquicias: Creamojis, una plataforma de micro learning a través de emojis y Competir Academy, dirigida a los chicos que terminaron el secundario. "A los chicos que salían de la secundaria les faltaban muchas habilidades para entrar al mundo del trabajo y tanto padres como docentes nos pedían programas de emprendedurismo, finanzas para no financistas, para estar actualizados", explica Aristizábal.

"Lo que buscamos es promover el aprender a aprender, porque en un mundo de constante cambio uno tiene que tener la flexibilidad de desaprender, pero más importante la de reaprender"

Con 9000 títulos entre las cinco franquicias y la llegada de las redes sociales la productora llegó a los 300 millones de visitantes únicos. "En nuestro caso ser sustentables es fundamental porque estamos en ambientes no controlados. Es decir, el niño, los padres o los docentes nos tienen que adoptar. Nadie los obliga a hacerlo. Por eso, nuestro contenido es evergreen, o sea, que ese conocimiento sirve siempre y es autosustentable", detalla el empresario.

Para crear la nueva plataforma decidieron recuperar todos sus títulos, que estaban licenciados para diferentes empresas -en algunos casos canales de TV, en otros OTT-. "No renovamos las licencias y empezamos a analizar la manera de llegar directo a los hogares a través del streaming que tiene muchas más adopción para convertirnos en un complemento de la educación en el hogar, en la escuela, en el club...", cuenta.

Cómo es el modelo

FlexFlix propone más de 120 estrenos mensuales en tres idiomas -español, inglés y portugués- comentados y reaccionados por una familia -personajes de distintas edades- de copilotos. "Ellos son los que acompañan a cada miembro en función de sus intereses para promover un entretenimiento inteligente y el buen uso de la inteligencia artificial. Con la disrupción de esta nueva tecnología tenemos una gran responsabilidad", detalla su fundador.

Así, en su producción, FlexFlix utiliza, luego de hacer una curaduría, alrededor de 200 inteligencias artificiales, el 40% de ellas reemplaza a las que usaban hace un año.

Copilot es una secta franquicia de la productora. Son copilotos que, según la edad, acompañan a cada persona para que, más allá del conocimiento, tenga la habilidad del buen uso de la IA.

"Nosotros combinamos la tecnología del streaming, pero la producción la hacemos bajo una lógica twicht o youtuber. Un chico que reacciona frente a diferentes cosas, que está explicando lo que está bien. Eso se llama metaexplicación", detalla el empresario, quien asegura que ellos son un caso de éxito de lo que enseñan. "Con el buen uso de la inteligencia artificial nosotros podemos producir 2000 películas al año en portugués, inglés y español", cuenta.

Además, la versión app tiene una interactividad que no tiene la TV. La versión 2.0 tiene la particularidad que ofrece streaming short vertical video. "Nuestro Tiktok, es la primera plataforma que lo tiene. Los estudiantes pueden crear sus propias historias", asegura Aristizábal.

FlexFlix tiene un modelo de negocios similiar a Spotify: una versión freemium, gratuita, que permite ver los canales lives o los short vertical videos con publicidad certificada con la Ley de Protección de la privacidad en línea para niños (Coppa compliance) y la versión on demand es el upgrade de la suscripción.

Según explican Aristizábal, el contenido on demand lo puede comprar la familia, un gobierno para sus escuelas o un colegio privado. En el caso de las instituciones educativas incluye 10 webinars de capacitación docentes para el mejor uso de la IA y 5 para los padres. "La familia se está llevando un pasaporte al futuro. La única manera de romper el miedo a la IA es usándola", dice con convicción.

A la hora de dar ejemplos, el emprendedor serial se pone creativo. "Un maestro puede pedir a sus alumnos que hagan un rapp con IA sobre el concepto de las integrales. O una poesía, o buscar una sola imagen que represente un concepto", enumera. Y se imagina el super poder, como él lo llama, que da la IA a los que la usen si lo hacen de forma responsable.

"Nada de esto es posible si no sabes peticionar. Acompañamos a la formación docente para que desarrollen mejores peticiones, pero no abstractamente sino asociado a todos los contenidos que deben dar en sus aulas. De esta forma se empodera a los docentes, a los estudiantes y a los padres. La resultante de la IA es superadora de lo que yo puedo hacer, pero yo soy parte de esa construcción", desarrolla.

En cuanto a la forma de monetizar el proyecto, además de vender el producto on demand, las empresas pueden poner publicidad y también comprar contenido ‘hecho a medida' ya sea para sus empleados o para sus clientes.

Por otro lado, FlexFlix ya tiene acuerdos locales y regionales avanzados con medios de comunicación, telcos y OTT para ofrecer su contenido en sus plataformas.

Para ellos, la firma también creó Flex. IA Studios, una productora audiovisual que usa en todos sus procesos -preproducción, producción y pos- la inteligencia artificial. Según el fundador, la primera en hacerlo. "Este contenido también puede ayudar a las compañías a achicar la gran desconexión que tienen con la generación alfa y zeta", suma.

Todo un desafío para esta iniciativa que, en su primer mes, logró 100.000 descargas y esperan en 24 meses llegar a los 100.000 suscriptores de anual revenue recurrent.

Temas relacionados
Más noticias de Entretenimiento

Las más leídas de Apertura

Las más leídas de Negocios

Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.