Nuevo plan

Nueva oferta de pago de Vicentin: venta de un activo, cambio de directorio y llegada de inversores

La cerealera Vicentin reformuló la propuesta, tras el rechazo que recibió de la original. Ahora, intenta seducir a los acreedores con una serie de cambios. Tiene tiempo para avalarla antes del 31 de marzo

Vicentin formuló una nueva oferta de pago con varios cambios respecto de la anterior. Ahora, propone hacerles un pago inicial a los acreedores y cancelar el saldo restante capitalizando deuda en acciones, mediante la creación de un fideicomiso a raíz de la venta de uno de sus principales activos.

En este nuevo esquema, los actuales dueños se quedarían con una participación minoritaria de la compañía, mientras que el resto sería cedida a los acreedores y los inversores estratégicos que ingresarían como nuevos socios, desplazando al directorio.

La nueva propuesta -de la que trascendió un borrador que confeccionó la mesa técnica de la cerealera santafesina, ya que aún no fue presentada formalmente en la Justicia- contiene un punto que no contemplaba la pasada: en caso de que se apruebe, Vicentin recurriría a la venta del tercio de la participación accionaria que le queda en el complejo aceitero de Renova para afrontar el pago de la deuda. 

Autotests: ANMAT aprobó un nuevo test casero y ya son cinco los que se venderán en el país

Ya en 2019, luego de entrar en cesación de pagos, le cedió a su socio Viterra -unidad perteneciente al grupo suizo Glencore- el 16,67% de su tenencia en esta empresa creada en 2007, que produce harinas y aceites de soja en Timbúes y biodiesel en San Lorenzo. Como resultado de la operación, Glencore pasó a ser accionista mayoritario, con el 66,6% de las acciones. Así, Vicentin se desprendería del 33,3% que conserva.

Pago inicial en efectivo

De esta manera, el plan de la agroexportadora es destinar u$s 270 millones a pagar en efectivo en dos cuotas anuales, a abonar durante 2022 y 2023, con fondos provenientes de la caja de Vicentin y los generados por la venta del paquete accionario en Renova. La compañía espera obtener u$s 300 millones de capital fresco en esta transacción.

Esta suma de dinero se repartiría proporcionalmente según la acreencia declarada por cada acreedor -los llamados 'créditos quirografarios', que serían dolarizados al tipo de cambio vigente a la fecha del inicio del concurso ($ 60 por dólar, en febrero de 2020)- en relación a este monto y la deuda concursal (de los u$s 1500 millones de pasivo, se tienen en cuenta u$s 1200 millones, ya que el Banco Nación -principal acreedor- recibe un 'tratamiento privilegiado' de sus u$s 300 millones de acreencia.

Vicentin formuló una nueva propuesta de pago

Por ejemplo, la corredora Grassi -uno de los principales acreedores comerciales- posee un crédito quirografario de u$s 50 millones (el 4% de la deuda concursal de Vicentin, sobre la base de u$s 1200 millones). Teniendo en cuenta la aplicación de este criterio, recibiría u$s 10,8 millones en el plazo de dos años.

entrega de acciones con nuevos socios

El resto de la deuda se recapitalizaría en acciones, mediante la creación de un fideicomiso en el que los actuales socios de Vicentin conservarían solo un 10% de las acciones. El 90% restante -en caso de que se homologue la propuesta- sería cedido a los acreedores y los 'interesados estratégicos' por un valor de u$s 179 millones.

Estos 'inversores estratégicos' son tres empresas del sector que, en mayo, expusieron su interés para entrar como socios: la misma Viterra, la Asociación de Cooperativas Argentinas (ACA) y Molinos Agro, la empresa de agronegocios del grupo Perez Companc. 

La nueva oferta supone varios cambios

Según la nueva propuesta, la tríada asume el compromiso de recompra de las acciones por un período de 15 años, además de tener que acordar contratos de fasón para asegurar la capacidad industrial de los activos de Vicentin, entre ellos, las plantas de San Lorenzo y Ricardone, el puerto de San Lorenzo, la firma productora de envases de aceite Renopack y las empresas Oleaginosa San Lorenzo y Patagonia Bioenergía. 

En este caso, la propuesta no habla de quitas. Al respecto, fuentes cercanas a la agroexportadora explicaron que, eventualmente, la poda dependerá de cómo performe la empresa en el plazo de 15 años

Salida del directorio 

A su vez, en esta fórmula, se remueve el actual directorio de Vicentin y, mientras las acciones se encuentren fideicomitidas, se designa uno nuevo, propuesto por los acreedores y los accionistas originales.

La propuesta que formuló la cerealera se da a conocer tras el rechazo que los principales acreedores comerciales y financieros -entre ellos, el Banco Nación- hicieron de la oferta pasada, que contemplaba una quita del 70% a pagar en un máximo de 15 años, con un pago inicial de hasta u$s 20.000 y el saldo restante a cancelar en 13 cuotas.

En noviembre, el juez de Primera Instancia en lo Civil y Comercial de la ciudad santafesina de Reconquista, Fabián Lorenzini le solicitó a Vicentin que reformulara la propuesta, al considerar que carecía de razonabilidad y no fijaba "plazos ciertos para su cumplimiento". Asimismo, en ese entonces, le solicitó que presente un plan de "organización de la empresa" antes del 28 de febrero y que garantice la continuidad de sus operaciones durante 2022.

Vicentin tiene tiempo hasta el 31 de marzo para cerrar un acuerdo con sus acreedores, por su deuda concursal cercana a los u$s 1500 millones. La compañía había solicitado postergar el plazo hasta el 30 de junio. El magistrado hizo lugar al pedido de la prórroga, pero le concedió tiempo hasta el último día del tercer mes del año.

Tags relacionados