Reducción de arancelesExclusivo Members

Qué pasará con las fábricas de heladeras y lavarropas que invirtieron millones para producir en Argentina

La medida que impulsa el Gobierno de reducción arancelaria ya obliga a las marcas a prever el impacto en los proyectos de inversión y de producción local, en un contexto que también resulta poco favorable por la fuerte caída de demanda en este arranque de año.

En los últimos años, la industria de productos de línea blanca registró la puesta en marcha de varios proyectos de inversión para la producción de electrodomésticos, apuntando a un mercado local prácticamente cerrado a las importaciones de productos terminados.

El anuncio del fin de semana del vocero presidencial, Manuel Adorni, sobre la reducción de aranceles de importación del 35% al 20% para heladeras, lavarropas y neumáticos generó hoy las primeras reacciones en la industria que, además, se encuentra atravesando un proceso de adaptación a la fuerte baja del consumo.

El argumento oficial de la medida, cuyos detalles se deberán dar a conocer cuando se oficialice la norma, apunta a que es una manera de regresar al nivel que comparten los países miembros del Mercosur, lo que a su vez busca abaratar los precios al consumidor en rubros sensibles.

Distintas fuentes del mercado coincidieron en señalar que la medida tendrá distinto impacto en las empresas de acuerdo a cómo se integre el mix de equipos importados y de producción local de cada una de ellas, pero que tarde o temprano se deberá revisar la estrategia en función del volumen y el tipo de producto que se ingrese al país.

La preocupación apunta a analizar si las inversiones que realizaron las empresas en los últimos años para localizar producción, en este caso de lavarropas y heladeras, en un contexto de mercado cerrado qué tanto reaccionará con un ajuste de volumen y empleo para responder a una reducción de impuestos para la importación.

Inversiones y empleo

En el mercado, hay algunos casos emblemáticos de grandes inversiones que se realizaron en los últimos años, tal como el de la estadounidense Whirlpool, que hace menos de dos años decidió una inversión de u$s 52 millones en la Argentina para montaren el partido bonaerense de Pilar una fábrica modelo de lavarropas, por entonces la más moderna del mundo.

Allí, por las características del negocio que se desarrolló y teniendo en cuenta el reciente proceso de desinversión que la compañía viene implementando a nivel global, un vocero del sector consideró que la afectación podrá ser mayor y pueda derivar en una estructura más ligada a la importación y distribución de unidades en el medio local.

La planta de Whirlpool donde la multinacional invirtió u$s 52 millones para la producción local

Los productos de Whirlpool como el resto de la competencia, viene enfrentando bajas del 40% y de hasta el 60% en algunos segmentos de línea blanca por la caída de la demanda en el mercado argentino y también del vecino Brasil que es el gran mercado exportador.

Hoy, la empresa tiene el foco en "sanear las estructuras y bajar costos operativos en su plan global de desvinculaciones" explicaron que, si bien la idea era "seguir invirtiendo y aumentar las exportaciones, la coyuntura no está acompañando".

Otro caso que se destaca en el medio es el de la coreana Samsung, que en la Argentina produce parte de su línea blanca a través de la empresa Visuar y que fabrica el 95% de sus productos en la planta del Parque Industrial de Cañuelas.

Allí, ambas empresas inauguraron en 2017 una línea de producción con una inversión de u$s 60 millones para fabricar heladeras de última generación destinadas a la Argentina y al mercado brasileño, a lo que siguieron otras inversiones de ampliación y mejoras.

En este caso, en el mercado se analiza que la afectación a la oferta de Samsung recién se podrá ponderar cuando se conozca qué tipo de productos ingresan a la Argentina, en particular del sudeste asiático, que se podrían beneficiar de una reducción de aranceles a productos terminados denominados Complete Build Unite.

Es que la marca coreana produce productos de alta gama y a pesar de una apertura parcial de importaciones, se considera que la estructura sigue siendo competitiva como para no tener que revisar inversiones ni empleo ocupado. Para el negocio, apenas el 5% que importa llega desde México, país que cuenta con un arancel preferencial del 10%, mientras que el intra Mercosur se mantiene en cero.

Otro jugador del segmento es Newsan, que en 2014 reinauguró la planta de Siam en Avellaneda con una inversión de u$s 35 millones para producir heladeras y otros electrodomésticos de línea blanca; y en 2020 invirtió otros u$s 10 millones para comenzar a fabricar lavarropas bajo licencia de LG.

En este caso, fuentes del mercado ligadas a la marca explicaron que la línea de heladeras y lavarropas no es un negocio core para la marca, y que su planta de Avellenda no tiene la magnitud del negocio de Tierra del Fuego en donde produce aires acondicionados, celulares, televisores entre otros electrónicos.

Newsan también invirtió en su planta de Avellanada para sumar nueva tecnología en lavarropas

El impacto se podrá relativizar, explicaron, teniendo en cuenta que hay un mix de importados en las marcas que comercializa de Philco, Siam, Bosh y LG, aunque se afirma que las inversiones realizadas se justificaron en el marco de una economía cerrada, y con un alto consumo incentivado con planes de financiamiento como los programas Ahora 12 y 18.

"Ahora se está viviendo un cambio de rumbo político y lo que es producción nacional deberá tornarse más competitiva y ver sus costos de producción local para enfrentar lo que finalmente se logre ingresar al país en un nuevo esquema arancelario", se explicó.

En todos los casos, los consultados coincidieron en que el camino a recorrer para los productos aún es largo, ya que se debe esperar qué productos del sudeste asiático logran posicionarse en el consumidor local, despliegue su red de comercialización y postventa, de qué manera reacciona la demanda en medio de una macro complicada, y en que segmento se posiciona.

"No es de extrañar, explicó uno de los analistas, que si se trata de productos de baja gama y económicos se pueda incluso ampliar el mercado a sectores que hoy no pueden acceder a un recambio de unidades, sin afectar demasiado al resto de la producción local que igualmente se deberá ir preparando para empezar a competir".

Temas relacionados
Más noticias de lavarropas

Las más leídas de Negocios

Las más leídas de Apertura

Destacadas de hoy

Noticias de tu interés

Comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.
  • CDA

    cesar dario avalle

    07/05/24

    Hay que reducir impuestos al nivel local y mundial y que de ahi se compita, para eso, no solob asta con cerrar ministerios, los estados provinciales tambiend eben ajustar, eliminar los ingresos brutos, el iva debe bajar al 6% no digo de una pero gradualmente, lo mismo el impuesto a las ganancias debe ser para los grandes contribuyentes nomas y que si el total de la ganancia se reinvierte no pague ganancias, el estado en su conjunto nacional y provincial debe ajustar su personal a solo los de control, impositivo legislativo justicia y seguridad NADA MAS, los docentes y medicos deben pagarse mediante un fondo que sea federal controlado por grupos de personas ad'honorem del rubro para que se destienen ese dinero con firmas donde esas personas exten expuestas a la justicia en caso de malversacion. Les guste o no les guste esa es la unica salida, no se puede tener los mismo privilegios quehace 50 años atras, la poblacion mundial crecio en 3 o 4 veces y los recursos que nos brinda el planeta ya esta en negativo, o la poblacion se acomoda o se regula por naturaleza o guerra con muertes de millones.

    Responder
  • GF

    Gustavo Ferrero

    07/05/24

    En los electrodomésticos y en los autos hay una carga impositiva que los pone carisimos, aflojen a los gastos del "estado" , bajen impuestos y todos podran competir, los nacionales y los importados, no es magia, es estado minimo y eficiente, menos licuadora y mas motosierra

    Responder
  • GP

    Gonzalo Parodi

    07/05/24

    60% del costo que las empresas reducen por "costos operativos o desvinculación" es meramente impuestos!, sacale 60% de impuestos y tendremos competitividad inmediata

    Responder
  • RG

    Roberto García

    06/05/24

    Pasa que el mismo producto, la misma marca, el mismo modelo vale en Argentina hasta 4 veces lo que el mismo cuesta en Chile. Solo eso pasa.

    Responder
  • ASM

    Ale San Martin

    06/05/24

    Tendrán que bajar sus costos... La pregunta correcta sería: que hacen los millones de argentinos que invirtieron sus vidas acá y tienen que comprar algo malo y caro?

    Responder