Consumo masivo

Peñaflor vuelve a la cerveza: distribuirá la marca artesanal Antares

Peñaflor será el distribuidor exclusivo de la cerveza artesanal Antares. Retornará a un negocio del que salió en los '90, cuando vendió Bieckert. Para sus accionistas, ex dueños de Quilmes, es una vuelta a sus raíces. La cervecera marplatense llegará a 10 veces más de puntos de venta en el país

El Grupo Peñaflor distribuirá en forma exclusiva los productos de Antares. Con este acuerdo, la fabricante de cerveza artesanal con sede en Mar del Plata proyecta un fuerte salto de producción, ya que, gracias al músculo comercial de Peñaflor, sus productos pasarán a venderse en 150.000 puntos en todo el país. Hoy, llegan a 15.000, a través de 40 distribuidores, con los que Antares dejará a trabajar desde la próxima semana, cuando empiece a ejecutarse el convenio.

Será un doble retorno: el de Peñaflor al negocio cervecero (lo había dejado en los '90, cuando cedió la marca Bieckert) y de su accionista principal, la familia Bemberg, ex dueña de Quilmes, al producto que definió su historia empresaria.

Peñaflor centralizará la logística del canal comercial de las 12 líneas de producto de Antares (seis variedades en latas y otras tantas en botella). En forma paralela, la cervecera seguirá abasteciendo por su cuenta a sus 65 franquicias -en 14 provincias- y a los clientes que consumen sus barriles en el mercado local.

Gigante azucarero invierte u$s 28,5 millones para optimizar la cosecha ante la sequía

Más que alfajores: el plan de Fantoche para convertirse en una marca de alimentos

ANTARES AUMENTARÁ LA PRODUCCIÓN Y SU COBERTURA

Entre sus dos plantas que tiene en Mar del Plata, Antares produce de 5 millones a 6 millones de litros anuales entre latas, botellas y barriles.

"La intención es incrementar un 50% año a año la fabricación en los dos, que están en la zona del Estadio Mundialista y en el Parque Industrial", cuenta Pablo Rodríguez, socio fundador de Antares.

El emprendedor adelanta que la ampliación de la cobertura será gradual. "Empezaremos la semana que viene y esperamos alcanzar en octubre todos los puntos de expendio a los que que hoy llega Peñaflor", anticipa.

Antares tendrá una cobertura 10 veces mayor a la actual gracias al acuerdo: pasará de 15.000 a 150.000 puntos de venta.

"Reduciremos costos, ya que dejaremos de tener atomizada la distribución. Nos unimos a Peñaflor dado su trayectoria en la industria de bebidas y la capacidad que tiene de distribución y ejecución en góndola", agrega.

una vuelta a las raíces: la cerveza

De esta manera, Peñaflor llevará los productos de Antares a mayoristas, supermercados, autoservicios, comercios de cercanía, vinotecas y otros clientes de su cartera. Con el objetivo de hacer más eficiente su logística, cubrirá a las bocas de expendio a las que ya provee con las etiquetas de sus bodegas, como Trapiche, Finca Las Moras, El Esteco, Navarro Correas, Mascota Vineyards, Suter, San Telmo, La Liga de Enólogos, Frizzé y Mingo.

Desde 2015, el grupo propiedad de la familia Bemberg también distribuye en la Argentina bebidas espirituosas de la multinacional Diageo, como Johnny Walker, J&B, Tanqueray, Gordon's, Bailey's, Zacapa y Captain Morgan, entre otras marcas.

Ahora, mediante esta alianza, Peñaflor vuelve a distribuir cerveza. En el pasado, su portfolio tuvo en esta categoría a la firma Bieckert, que vendió en 1997 a Quilmes. Precisamente, en esa época, el gigante cervecero todavía le pertenecía a la familia Bemberg, que en 2002 se lo vendió a la brasileña Brahma. En ese sentido, el acuerdo con Antares también acerca a la familia accionista de Peñaflor con sus raíces empresarias.

Antares espera incrementar un 50% año a año la fabricación en sus dos plantas de Mar del Plata para atender el mayor alcance de sus productos 

"Es un hito para la empresa, que se retiró de la categoría en los años '90. Nos permite sumar el rubro a nuestro portafolio, que incluye vinos, bebidas espirituosas, ready to drink y hard sodas. Es clave para simplificar el abastecimiento y diversificar la oferta de bebidas con alcohol para usuarios que varían cada vez más en sus opciones de consumo", aseguran desde Peñaflor. 

En un contexto de reactivación, el convenio de Antares y Peñaflor busca consolidar la recuperación del mercado de cerveza artesanal argentino, tras el golpe que sufrió durante la pandemia. Por las restricciones, desaparecieron 120 fábricas y 450 comercios, según datos de la Cámara Argentina de Productores de Cerveza Artesanal.

Superado el mal trago, el sector ya alcanzó los niveles de venta prepandemia, con la apertura de nuevos locales -que combinan franquicias y sucursales propias- y la mayor presencia en las góndolas, estrategia que las cervecerías emplearon para paliar la caída de las ventas en el momento más crítico de la cuarentena y que hoy sostienen.

Tags relacionados

Las más leídas de Negocios

Las más leídas de Apertura

Destacadas de hoy

Noticias del día