Real Estate

La alternativa a Zona Norte: cuánto cuesta construir una casa en el Corredor Verde Sur

Si bien durante muchos años la Zona Norte de la Provincia de Buenos Aires fue una de las áreas más elegidas para alejarse de la Ciudad, por el efecto de la pandemia y sus costos más accesibles, la Zona Sur empezó a tomar cada vez más relevancia

Ezeiza, Canning, San Vicente y Cañuelas, son algunas de las localidades que, tras la pandemia, empezaron a tener cada vez más relevancia para aquellos que buscan tener un primer hogar. Potenciado por la nueva bajada de la autopista del Buen Ayre y la doble vía de la ruta 58, el Corredor Verde Sur se convirtió en la alternativa a la Zona Norte de la Provincia de Buenos Aires.

Según Alejandro Mazzei, un desarrollador que comercializa en el área hace más de 40 años, la razón de su popularidad reside, principalmente, en sus costos más accesibles. Sin embargo, su cercanía a la Capital, la seguridad, sumada a la amplia propuesta gastronómica y la cercanía a centros comerciales, convierte a esta zona en una de las alternativas más interesantes para mudarse a la Provincia de Buenos Aires.

"El único blanqueo hoy es el de la construcción": desarrolladores en alerta por el nuevo proyecto

Murió el creador de las Torres Le Parc, símbolo del boom inmobiliario de Palermo en los 90: quién fue Moisés Khafif

"Fuimos testigos de cómo la Zona Sur comenzó a recibir cada vez más familias que eligen instalarse de forma permanente. Mejoraron las propuestas y comodidades para todos aquellos que buscaron alejarse de la ciudad, pero al mismo tiempo, su fácil acceso a los centros urbanos les simplifica su traslado cuando lo requieren", sostiene Mazzei.

El Corredor Verde Sur ofrece alternativas para todos los gustos y necesidades. En el caso de los barrios abiertos como Pedregales de San Vicente y Gaviotas de Canning, cuyo mayor beneficio está en el no pago de expensas, los precios para construir una casa comienzan en los u$s 30.000, aunque pueden extenderse hasta los u$s 45.000.

En cambio, los barrios cerrados con variedad de amenities, como La Huella, uno de los últimos barrios lanzados por Mazzei Propiedades que cuenta con 526 lotes de entre 600 y 1100 metros cuadrados (m2), los valores comienzan en los u$s 80.000.

La construcción en seco, una tendencia en crecimiento

"Hoy en día la tendencia, en la mayoría de estos barrios, es la construcción de casas en seco. No solamente por sus beneficios ecológicos, ya que utiliza un 90% menos de agua que una tradicional, sino también por tiempos, dado que es un 50% más rápido que la opción tradicional y, a su vez, es más eficiente en el aislamiento térmico y de sonidos", asegura el constructor Juan Blanco.  

Además, si bien la diferencia no es exponencial, también hay un beneficio económico. Los valores por metro cuadrado para la construcción en seco comienzan en los u$s 600, mientras que, para la construcción en húmedo, el precio por m2 es de u$s 750.

De acuerdo con datos difundidos por Reporte Inmobiliario, en diciembre de 2022, construir un edificio de poco más de 1000 metros cuadrados (m2) totales en propiedad horizontal de ocho pisos arroja un presupuesto inicial que supera los $ 187 millones, el mayor número desde julio de 2019.  

El costo en dólares no fue la excepción a la suba, ya que también se aceleró en la última mitad del año pasado. Así, tomando la cotización blue de la divisa de los Estados Unidos, el costo total se ubicó casi en u$s 600.000 y el costo por m2 vendible, en u$s 759.  

"Si bien hoy los valores de las unidades se revalorizaron muchísimo, seguimos teniendo lotes desde u$s 49.000 en barrios cerrados como Bell Barri para aquellos que buscan construir su primera casa. Además, brindamos una propuesta que permite adquirir el terreno y una casa construida en seco, con pileta por u$s 139.000, con un plan de pago a medida", cuenta Mazzei.


Tags relacionados

Las más leídas de Negocios

Las más leídas de Apertura

Destacadas de hoy

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.