PALABRA DE CEO

JetSmart duplicará sus vuelos low-cost en el verano: su plan para mantener precios bajos pese al dólar y la inflación

Estuardo Ortiz, CEO de la empresa, dialogó con El Cronista sobre la estrategia de la compañía para ofrecer tarifas bajas en un contexto de suba del dólar y alta inflación. Sus definiciones sobre la medida de precios mínimos y máximos, el 'Dolar Qatar' y El Palomar.

JetSmart duplicará la oferta de vuelos en la Argentina durante el verano. Así le anticipó a El CronistaEstuardo Ortiz, CEO de la aerolínea low-cost, en el marco de Alta Agm & Airline Leaders Forum, la principal conferencia regional de líderes de la industria de la aviación comercial, organizada por la Asociación Latinoamericana y del Caribe de Transporte Aéreo (ALTA), que se llevó a cabo la semana pasada en el hotel Hilton de Puerto Madero.

En ese escenario, donde se debatieron los desafíos que atraviesa el sector en el camino de la recuperación para dejar atrás el golpe que ocasionó la pandemia, el ejecutivo dialogó con este medio sobre los planes de JetSmart en el país y su estrategia para mantener precios bajos, pese al aumento de los costos operativos, la suba del dólar y la inflación.

La aerolínea que dejó de operar en la pandemia y ahora vuelve: cuál es y a dónde volará 

Flybondi duplicará su flota y lanzará rutas internacionales: a qué destinos volará

En ese sentido, el CEO anticipó que esperan una buena temporada alta y calificó como "positivo" que no se hayan implementado las bandas tarifarias, que el Gobierno busca reinstaurar en los vuelos de cabotaje con precios mínimos y máximos, que, en caso de aplicarse, elevarían las tarifas de los pasajes de las low-cost. Además, opinó sobre otras medidas del Gobierno, como el 'dólar Qatar' y el futuro de El Palomar.

-¿Qué análisis hace de la situación actual de JetSmart?

-El balance es positivo. Estamos operando con 19 aviones, cuando antes del Covid-19 teníamos 17. Terminaremos 2022 con 23, de los cuales ocho estarán abocados al mercado local. Además, cerraremos el año con 20 rutas más comparado a la prepandemia, pasando así de las 65 que teníamos antes del coronavirus a 85. De ese total, la Argentina concluirá con 17 rutas domésticas y cuatro internacionales. Para diciembre, esperamos haber transportado a 250.000 pasajeros en el país, lo que representa un 70% de crecimiento versus la prepandemia.

-¿Cómo se prepara JetSmart para el verano?

-Las reservas para la temporada alta vienen muy bien. Es consecuencia no solo de la ampliación de nuestra flota, sino también de la mejora en el factor de ocupación. Observamos una dinámica de mercado muy positiva. Duplicaremos el volumen de vuelos respecto de la oferta que tuvimos en el verano anterior.

-¿Está previsto el lanzamiento de nuevas rutas antes de fin de año?

-Por el momento, no. El foco es consolidar la operación actual. Nos concentraremos en volar la temporada alta y, en función de su resultado, analizaremos cómo continuaremos. 

Pese al incremento de los precios, existe una alta demanda por viajar, tanto dentro de la Argentina como al exterior

-¿Qué información tiene sobre la posible aplicación de las bandas tarifarias?

-Tuvimos un acercamiento con las autoridades y dimos nuestro punto de vista, bastante claro: que se mantenga el libre mercado y que sea la ley de oferta y demanda la que establezca los precios. Siempre estamos atentos a colaborar, porque nuestro plan es a largo plazo. Pero hasta ahora ese fue todo el contacto que tuvimos con el Gobierno. No hay novedades al respecto.

-¿Cómo interpreta el hecho de que la medida no haya entrado en vigencia?

-La medida fue planteada en el decreto publicado en diciembre. Pero la normativa no avanzó. Mientras no se implemente, considero que es positivo. Cuantas más opciones existan para volar y más competencia se fomente, más oferta de rutas y menores precios habrá. Es una regla general de la industria. A fin de cuentas, el consumidor es quien se beneficia de que haya más conectividad. 

-¿Cómo repercute la suba de los costos operativos en los precios de los pasajes?

-El precio del combustible de la aviación se mantiene en valores récord históricos desde el inicio de la guerra entre Rusia y Ucrania, en marzo. Solo en el tercer trimestre, subió un 70% interanual. Este factor, sumado a la inflación y la evolución del tipo de cambio, aumentó los costos operativos y provocó una suba de las tarifas de los vuelos. No podemos trasladar todo el incremento. Es progresivo.

-¿Notaron un impacto de la suba de los precios en la venta?

-No registramos una caída. Todo lo contrario. Pese al incremento de los precios, existe una alta demanda por viajar, tanto dentro de la Argentina como al exterior. La gente quiere volar por diversos motivos. Estamos operando con una ocupación cercana al 90%. Mientras esta dinámica continúe, hay oportunidades para seguir creciendo.

Estuardo Ortiz, CEO de JetSmart.

-¿Cómo esperan que impacte la implementación del 'dólar Qatar'?

-Aún es temprano para hacer un diagnóstico. Necesitamos un poco más de tiempo para analizar cuál será la reacción del mercado. En base al comportamiento, ajustaremos la operación con más o menos rutas de cabotaje y regionales. La incidencia no es solo en el turismo emisivo. Muchos mercados domésticos también se encuentran dolarizados.

-¿Prevén seguir ampliando la flota para dar respuesta a la mayor demanda?

-El año pasado, JetSmart Argentina volaba con cinco aviones. Terminaremos 2022 con ocho. La mayor demanda en el mercado de cabotaje nos llevó a traer una octava aeronave, anuncio que acabamos de realizar. Ya llegó al país y entrará en operación a fines de octubre. La idea es seguir ampliando la flota.

-¿El último avión que trajeron pernoctará en Ezeiza por la falta de espacio de amarres en Aeroparque?

-Así será. Terminaremos 2022 con cuatro aviones en Aeroparque y los otros cuatro en Ezeiza. Me gustaría sumar más naves a Aeroparque. Pero no hubo cambios recientes en las disposiciones. Por ahora, seguiremos creciendo en Ezeiza. Para eso, buscamos operar con la máxima eficiencia. Pese a que el trayecto hasta esa terminal es más largo y costoso, el público se adaptó y hay demanda.

-¿Dan por terminada la batalla de reapertura de El Palomar?

-Cuando JetSmart adquirió la operación local de Norwegian, en 2019, antes de la pandemia, heredó los tres espacios que tenía esta aerolínea en Aeroparque y conservó los cinco de JetSmart en El Palomar. Pero la configuración cambió con el cierre de esta terminal y hoy tenemos la flota repartida mitad y mitad entre Aeroparque y Ezeiza. No hay perspectivas de que El Palomar regrese. Nos gustaría concentrar la operación en Aeroparque. Ese sería el modelo idóneo. 

JetSmart terminará 2022 con ocho aviones en la Argentina.

-¿Sufrieron retrasos en las entregas de nuevas aeronaves?

-Hay demoras de entre dos y tres meses. En línea con nuestro plan de crecimiento, tenemos un pedido de compra a Airbus para llegar a 2028 con un total de 100 aviones nuevos. Hay otros fabricantes que manejan plazos de entrega mayores. Pero este no es un motivo de preocupación actual. En todo caso, si la situación se extiende, postergaremos unas semanas más la concreción de los planes de crecimiento. Son tiempos aceptables.

-¿Cómo trabajan para mantener una operación low-cost en un contexto?

-Los precios que ofrecemos están acordes a la oferta y la demanda. Nuestra misión es tener los mejores valores del mercado, dentro de lo posible. No podemos mantener las tarifas igual que el año pasado, cuando el combustible valía la mitad que ahora y no había un nivel de inflación tan alto. Pero buscamos ser la opción más barata. El secreto es usar la mejor tecnología. El bajo costo se logra a punta de eficiencia. Esa es la gran diferencia.

-¿Qué perspectivas tiene para 2023, teniendo en cuenta el actual contexto económico?

-La temporada alta será un termómetro clave para entender cómo se perfila 2023 y para diseñar nuestro plan de crecimiento. La evolución de la demanda y el tipo de cambio son dos interrogantes. Esperamos despejar estas incógnitas en los próximos meses. En el verano, ya tendremos reservas para la mitad de año. En poco tiempo, podemos asignar más capacidad, si fuere necesario. Hoy, me siento optimista. Desde el inicio de las operaciones en la Argentina, pasamos por muchos vaivenes. Es una estrategia de largo plazo, en la que hay ciclos.

Tags relacionados

Las más leídas de Negocios

Las más leídas de Apertura

Destacadas de hoy

Noticias del día