Turismo médicoExclusivo Members

Por la crisis de la salud, las clínicas privadas buscan atraer un negocio de u$s 300 millones al año

Clínicas y sanatorios privados salen en busca de pacientes al exterior para aprovechar la complejidad de sus prestaciones y afrontar de mejor manera la coyuntura. Cuánto aporta al negocio, cuáles son los servicios más solicitados y los países emisarios

En esta noticia

En medio del debate que cruza al sistema privado de salud en la Argentina, las principales instituciones del ecosistema sanitario del país apuestan a incentivar el denominado 'turismo médico', que puede ayudar a paliar la coyuntura de la mano de la complejidad y calidad de sus prestaciones.

Más de 45 instituciones forman parte de la Cámara Argentina de Turismo Médico, que según estimaciones del sector atienden a unos 25.000 pacientes al año con un gran potencial de crecimiento y una facturación que supera largamente los u$s 300 millones, sin contar hotelería, pasajes, transporte, o gastronomía.

La cifra, se asegura, no representa el potencial del segmento teniendo en cuenta que en otros países este modelo de negocio alcanza al 1% del PBI, ni tampoco refleja fielmente el real, ya que en distintos puntos del país hay una sub-registración de esta modalidad de pacientes.

Los principales emisores de los "turistas de salud" durante los últimos cinco años fueron, en un 75%, residentes en países de la región como Uruguay, Paraguay, Chile, Bolivia, Perú o Ecuador, aunque también de países de Centroamérica, e incluso Estados Unidos por cuestiones de costos comparativos de las distintas prestaciones.

Que buscan los pacientes del exterior

Entre los procedimientos más solicitados, se posiciona la cirugía plástica en sus distintas posibilidades con casi un 45% del total de las visitas.

Pero también son importantes los estudios de diagnóstico de alta complejidad, tratamientos curativos de distintas enfermedades, intervenciones quirúrgicas y traumatológicas, y hasta trasplantes con donantes vivos.

Pablo Paltrinieri, presidente de la CATM y director comercial del Hospital Privado Universitario de Córdoba, explicó que "las instituciones médicas de la Argentina que están sumidas en una crisis fenomenal empiezan a mirar la oportunidad que representa la atención de pacientes del extranjero, que les permita capear los vaivenes del sector de la salud en el país".

 De acuerdo con las estimaciones del sector, a nivel global la Argentina se posiciona en el puesto 21 entre los países receptores de personas que viajan a hacerse tratamientos médicos en busca de atención de mejor calidad, tecnología más avanzada, acceso más rápido a las prestaciones, y menores costos de los procedimientos médicos, que en sus propios países.  

El visitante busca en el país casi toda la gama de prestaciones médicas y de servicios afines

"La cámara está conformada por las principales instituciones médicas privadas del país preparadas y acreditadas en calidad y seguridad del paciente, con procesos muy ajustados y un prestigio suficiente para presentarse en el extranjero", explicó en referencia misión comercial que clínicas y sanatorios acaban de concretar a Uruguay.

Allí, se dio a conocer una amplia gama de prestaciones médicas, por ejemplo, como neurocirugía de alta complejidad y rehabilitación, cardiología y hemodinamia de alta complejidad, embarazo de alto riesgo y traumatología de alta complejidad a los principales prestadores de salud y a más de 20 empresas de medicina uruguayas.  

Pero la intención, explicó el presidente de la Cámara, "no es sólo la captación del paciente como tal y ofrecer a las comunidades sus servicios de salud sino abrir las puertas con lo académico en medicina y disciplinas del arte de curar y generan vínculos de instituciones de investigación con estructuras de otros países, consolidando un canal de desarrollo de negocios para la medicina de alta calidad en la Argentina".

Otros servicios de salud

"También es relevante lo que derrama la salud en servicios de prótesis, medicación, terapéutica y todo un sector ya desarrollado y en plena consolidación con lo que se conoce globalmente como el wellness, que implica la vida sana y el cambio de hábitos que resulta más cercano al turismo tradicional", agregó Paltrinieri.

Esta diversidad de áreas fortalece las posibilidades de crecimiento del turismo médico con instituciones de renombre a la cabeza que "se encuentran bien arriba entre los países con una oferta asistencial de primer nivel y un grado de competitividad desde el punto de vista económico muy importante".

El turismo de bienestar también forma parte de una amplia oferta diversificada en el país

Ese potencial es advertido también por el sector público a través de la Cancillería y su agencia de promoción de exportaciones o la Ciudad de Buenos Aires que busca posicionarse como el principal destino de turismo médico del país y de la región.

Como complemento indispensable se suma la oportunidad de desarrollar los servicios e infraestructura relacionados al turismo que permitan aprovechar los muchos paisajes y atractivos de las distintas regiones del país, lo que permitirá a los operadores y agencias de viajes recibir nuevos clientes.   

Temas relacionados
Más noticias de Turismo

Las más leídas de Negocios

Las más leídas de Apertura

Destacadas de hoy

Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.