Sube la tensión

El Sindicato del Neumático advierte: "Recién estamos calentando motores"

El gremio realiza este viernes su tercer paro en las fábricas de neumáticos. Su secretario general, Alejandro Crespo, aseguró que quiere "mostrarle a las patronales que las cosas cambiaron". Les sugirió a Bridgestone, Pirelli y Fate que "se bajen del ring". El lunes habrá otra audiencia por el conflicto

El conflicto gremial en las fábricas de cubiertas suma tensión y la solución parece, cada vez, más lejana. "Están viendo cómo calentamos los motores: no nos han visto en carrera todavía", advirtió este viernes Alejandro Crespo, secretario general del Sindicato Único de Trabajadores del Neumático Argentino (Sutna), durante las manifestaciones por el tercer paro general que impulsó el gremio en las tres plantas del país: Bridgestone (Llavallol), Pirelli (Merlo) y Fate (San Fernando). 

"Si la mesa de negociación se vuelve un lugar de intransigencia, donde no hay ningún tipo de mejora, la mesa de negociación serán las calles, las fábricas y la lucha de los trabajadores", agregó Crespo, quien participó en la marcha en las adyacencias de la planta de Pirelli.

"Queremos mostrarle a las patronales que las cosas han cambiado", enfatizó. "Bájense rápido del ring", les sugirió.

El conflicto lleva más de tres semanas, con igual número de paros generales hasta el momento. Las empresas se mantienen firmes en su última oferta de revisión paritaria vigente, que rige de julio del año pasado hasta fines de este mes: 66% de aumento (16 puntos sobre lo acordado originalmente) y el pago de un bono anual, con límite y sujeto a condiciones de presentismo, para quienes efectivamente trabajen en fines de semana

El Sutna rechazó el porcentaje por considerlo insuficiente frente a la inflación y se mantiene intransigente en su exigencia de cobrar un 200% por horas trabajadas en sábados y domingos.

Este lunes a la tarde, habrá una nueva audiencia para intentar desbloquear el conflicto, que tiene en vilo a toda la industria automotriz. Las tres empresas proveen a la mayoría de los modelos de vehículos que se fabrican en el país. Entre ellos, los de mayor volumen de producción y exportaciones: Fiat Cronos, Peugeot 208 y las pick-ups Toyota Hilux, Volkswagen Amarok, Ford Ranger, Nissan Frontier y Renault Alaskan. A través de un comunicado, la Cámara de la Industria del Neumático (CIN), integrada por las tres fábricas, advirtió sobre un desabastecimiento de cubiertas, tanto en el segmento de terminales como en el mercado de reposición, donde, por la restricción a las importaciones, hubo encarecimientos de más del 80% y escasez en varias líneas de producto.

Crespo, hombre de la izquierda clasista, recibió apoyos de agrupaciones políticas y sociales de ese sector y, también, del camionero Pablo Moyano, uno de los hombres fuertes de la CGT. De hecho, en su discurso, agradeció la presencia de la Unidad Piquetera.

"Las acciones que estamos teniendo hoy son la muestra de lo que ocurrirá si se profundiza este conflicto. Queremos mostrarle a esas patronales que las cosas han cambiado. Y, actualmente, cuando ellos dicen: 'Ojo, que este conflicto les puede costar salario, les puede costar una pérdida...'. ¡Señores, pérdida tuvimos durante años con esos salarios de miseria que teníamos cuando no se luchaba!", afirmó.

"Les decimos a todas las patronales que, si les respondemos con todos los trabajadores, no nos van a convencer con ese tipo de presión mientras cuentan los millones delante de nosotros", enfatizó.

Agregó que no importa si el plan de lucha demanda "días, semanas o lo que tenga que durar". "Cuando más se endurecen y mantienen cinco audiencias seguidas sin cambiar su posición, más fuerza tomamos los trabajadores. Están viendo cómo calentamos los motores, no nos han visto en carrera todavía", advirtió Crespo.

Como en manifestaciones previas, el jefe del Sutna aseguró que las empresas tienen dinero pero no voluntad de pagar. "No quieren darle a los trabajadores el dinero que se merecen por sacrificar su vida social, su actividad afectiva, por no estar con sus familias un sábado a la noche, un domingo al mediodía. Vamos a hacer valer este esfuerzo porque tenemos una sola vida", defendió su exigencia del 200% por hora en fin de semana, el punto clave en el punto muerto de la negociación con las empresas.

"Yo les recomiendo: bájense rápido del ring porque esta pelea que están dando los está haciendo quedar mal delante de toda la sociedad, delante de todos los organismos, y principalmente los está haciendo quedar mal con esos trabajadores que van a ser los que construyan las ganancias de ellas en los próximos meses y años. Esos trabajadores, que somos todos nosotros, vamos a recordar esta actitud por siempre", advirtió, y cerró con una arenga: "La dignidad no se negocia". 

Tags relacionados

Las más leídas de Negocios

Las más leídas de Apertura

Destacadas de hoy

Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios