Revés

Copagos: sanatorios y clínicas dan marcha atrás con el cobro desde enero

Prestadores de la salud privada y el Gobierno acordaron dejar sin efecto la medida. Dispusieron que las prepagas deberán trasladarles los mayores ingresos que obtendrán desde el próximo mes por la suba del 9% de sus cuotas. Habrá una reunión a la tarde entre empresas de medicina privada y obras sociales para definir los pasos a seguir

Los prestadores de servicios de medicina privada darán marcha atrás con la implementación del cobro de copagos del 9% para pacientes de prepagas y obras sociales de dirección a partir del 1° de enero.

Así se decidió esta mañana, luego de una reunión que se llevó a cabo entre representantes de la Federación Argentina de Prestadores de Salud (FAPS) -que agrupa a hospitales privados, clínicas, sanatorios, servicios de emergencia y geriátricos, entre otras instituciones- y autoridades del Ministerio de Salud nacional y de la Superintendencia de Servicios de Salud de la Nación (SSS). 

El encuentro duró poco más de una hora y se realizó con el fin de buscar una solución conjunta a la problemática que atraviesa el sector. Estaba pautado para el lunes al mediodía y se pospuso para este martes a las 10 horas.

La vuelta del copago, por qué la salud privada busca alternativas para salir de la crisis financiera

Aunque los usuarios de medicina privada y obras sociales no deberán abonar un adicional por cada prestación, como se había anunciado que regiría desde el 1° de enero, las prepagas y obras sociales de dirección -entre las que se encuentran Cemic, Galeno, Swiss Medical, Medife, Medicus, Omint y OSDE- deberán trasladarles a los prestadores los mayores ingresos que obtendrán desde el próximo mes, por la suba de un 9% de las cuotas de sus planes, incremento que fue autorizado en julio pasado. Así lo ratificaron la cartera que conduce la ministra Carla Vizzotti y la SSS.

"Las autoridades nacionales confirmaron la plena vigencia del incremento del 9% a partir del 1º de enero y aseguraron que arbitrarán las medidas para que se cumpla el traslado por parte de las empresas de medicina prepaga y obras sociales de dirección", señaló la FAPS en un comunicado que emitió tras el encuentro.

"Desde el Estado, realizamos un acuerdo con las empresas de medicina prepaga, donde se definió un número de aumentos. El último será en enero, del 9%. La resolución ministerial que autoriza este ajuste define que debe trasladarse a los prestadores. De lo contrario, no se estaría cumpliendo y la gente percibiría un doble cobro: el del copago y el aumento de la prepaga", manifestaron desde el Ministerio de Salud.

Los prestadores no cobrarán copagos

Esta tarde, a las 16 horas, se llevará adelante una reunión de las empresas de medicina prepaga y obras sociales, que no participaron del encuentro que se realizó esta mañana. Aseguran que no fueron convocadas. Evaluarán los pasos a seguir para determinar las próximas acciones. Según trascendió, analizan la opción de ir a la Justicia, pero todavía no hay nada confirmado.

Los representantes de la salud privada le informaron, una vez más, al Gobierno "la crítica situación económica que atraviesa el sector y la necesidad de adoptar medidas de fondo que permitan sortearla y construir las bases para un sistema sostenible".

La problemática se originó cuando las prepagas y las obras sociales le anunciaron a la FAPS que les resultaba imposible pagarles el 9% de incremento de enero próximo, debido a la suba persistente de los costos. Ante esta situación, el domingo, la entidad comunicó que aplicaría un copago del 9% para que hospitales, clínicas y centros de diagnóstico puedan hacerle frente a la paritaria acordada, que dispuso un ajuste salarial del 45%.

A la tarde habrá otra reunión

Tras conocerse la noticia, el Gobierno convocó una reunión para dialogar con las partes, con el objetivo de desarticular la medida y minimizar su impacto en el bolsillo de los afiliados. Asimismo, la Superintendencia intervino y comunicó que aplicará sanciones si no se traslada el incremento del 9%

LA MEDICINA PRIVADA, EN CRISIS

En lo que va de 2021, los afiliados a las prepagas afrontaron un incremento acumulado del 47,7%. Los anteriores incrementos aplicados fueron del 9% en agosto, un 9% en septiembre y un 9% en octubre. En 2020, solo hubo un ajuste del 10% en diciembre. De esta manera, en los últimos dos años, los planes habrán aumentado un 62,5% versus una inflación del orden del 104% en el mismo período, según se desprende del Índice de Precios del Consumidor (IPC) del Instituto de Estadísticas y Censos (Indec).

En enero, con el incremento del 9% de ese mes, habrán aumentado un 61% interanual. Para ese entonces, se prevé una inflación cercana al 50%, con lo cual las empresas de medicina prepaga habrán recuperado parte de los ingresos perdidos durante la pandemia, aunque todavía corren por detrás del incremento general de precios.

"Está faltando dinero dentro del sistema porque desde diciembre de 2019 a diciembre de 2021 el incremento inflacionario fue cercano al 100% y la cuota se ajustó aproximadamente un 60%. Hay un desfasaje que no está corregido y hay problemas de financiamiento", alertó la Cámara de Entidades de Medicina Privada (Cempra).

En los últimos dos años, las prepagas aumentaron un 62,5%

En el caso de los medicamentos, los precios aumentaron por debajo de la inflación. Según datos del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, los productos farmacétuticos subieron un 54% en los últimos 12 meses, contra una inflación del 49,1%. De acuerdo a la Unión Argentina de la Salud (UAS), el alza supera el 250% en un año y en algunos casos (como los de uso hospitalario) llega al 1300%.

La crisis de la medicina privada se acentuó con el coronavirus, pero no es nueva. En 2019, 100.000 personas abandonaron sus prepagas, según la "Encuesta de Salud para Buenos Aires", elaborada por la ONG Defendamos Buenos Aires

Las prepagas cuentan con cerca de 6 millones de suscriptos, de los cuales apenas 1,5 millones paga su cuota plena. El resto son los denominados "desregulados", que abonan solo una parte.

3 millones de personas pasaron a atenderse en hospitales públicos en el período 2018-2020

La migración al sistema público se aceleró también: 3 millones de personas pasaron a atenderse en hospitales públicos en el período 2018-2020. Se estima que el sector acoge a 16 millones, de acuerdo a la encuesta "Condiciones de vida" del Indec. 

Asimismo, un estudio de la Universidad Católica Argentina (UCA), referido al "Desarrollo humano de las infancias", asegura que más de la mitad de los niños y adolescentes en la Argentina depende de la atención del sector estatal. Desde 2017, la cifra viene en alza y en 2020 llegó al 57,9%, un escenario que se vincula a la situación socio-ocupacional de los adultos de referencia.


Tags relacionados

Compartí tus comentarios