Concurso preventivo

Cómo será la Vicentin del futuro: qué negocios quiere conservar y de cuáles se deshará

La cerealera presentó en su concurso preventivo un plan de reorganización de activos. Quiere terminar de separar sus negocios de los del grupo familiar de sus accionistas. Se cumplirá si hay acuerdo con sus acreedores, condición para el ingreso de Molinos Agro, ACA y Viterra como inversores

La futura Vicentin se concentrará en los negocios ligados a la producción de oleaginosas y se desprenderá de los que escapan de su actividad core, que continuarán en manos de la familia fundadora. Esta reorganización tendría lugar en el caso de que la cerealera llegue a un acuerdo con su acreedores, en el marco de su concurso preventivo, en el que busca reestructurar una deuda superior a los u$s 1500 millones, previo al ingreso de nuevos inversores (Molinos Agro, ACA y Viterra)

Así lo expresó la propia Vicentin en su "Plan de empresa 2022/2033", una hoja de ruta que presentó en la Justicia de Reconquista, donde se tramita su convocatoria de acreedores, y contiene los próximos pasos a seguir. De esta manera, la agroexportadora, que cayó en default en diciembre de 2019terminaría de reordenar sus activos, transfiriéndole al grupo familiar los que no considera centrales para su negocio.

El texto publicado en el expediente detalla cómo se repartirían las tenencias accionarias de las firmas que integran el ecosistema entre Vicentin SAIC, la cerealera, y Vicentin Family Group, el holding dueño de su familia accionista. 

Adidas invirtió $ 10,8 millones en su local de Rosario

Que hará IRSA en el edificio que compró por más de u$s 20 millones frente al Alto Palermo 

Con este esquema, la empresa justificó que busca evitar caer nuevamente en una situación similar a la que la llevó a la cesación de pagos. "Vicentin finalizará el reordenamiento definitivo de activos para evitar todo riesgo fuera de las actividades que se desarrollan en el nodo Norte y en el complejo Avellaneda. Todas ellas desarrollan un objeto social distinto y alejado del de Vicentin, razón por la cual no integran la lógica industrial y comercial de ésta, y, por tanto, tampoco de la de los interesados estratégicos", explica el escrito.

Así, tras el ingreso de los nuevos socios estratégicos -ACA, Molinos Agro y Viterra-, pasarían a manos de Vicentin las acciones restantes de las firmas vinculadas al negocio de granos, aceites y subproductos; y, como contraprestación por la permuta, le transferiría al grupo empresario los activos que no tienen que ver con él. 

Esto implicaría que la cerealera se haga cargo de la totalidad de Renopack, especializada en servicios de fasón y fraccionado de aceites vegetales y productos relacionados; como así también de Patagonia BioEnergía, dedicada a la producción y la comercialización de biodiesel; y de Oleaginosa San Lorenzo, planta de crushing de aceites y grasas vegetales sin refinar, lindera al puerto Vicentin en San Lorenzo.

Vicentin reordena sus activos

Por su parte, por esta cesión, Vicentin Family Group se quedaría con los porcentajes que hoy no controla de las firmas asociadas a las terminales portuarias, como Terminal Puerto Rosario, a cargo de la explotación del puerto rosarino; y Río del Norte, que antiguamente tuvo la concesión del puerto de Reconquista. 

A su vez, pasaría al holding la participación accionaria de la cerealera en sociedades pertenecientes al negocio inmobiliario, como Vicentin Desarrollos y Playa Puerto; y el porcentaje que le quedó en el frigorífico Friar. Además, se desprendería de la tenencia relacionada a la producción de algodón, como Sir Cotton y Algodonera Avellaneda; y Buyanol, que fabrica pañales descartables, al igual que de la vinculada al sector vitivinícola, con las compañías Juviar, Enav y Sottano.  

Según Vicentin, se trata de valuaciones irrelevantes, puesto que todas estas sociedades desarollan con mucha dificultad sus actividades en la actualidad, de acuerdo a lo expuesto en el documento. "Estas participaciones en sociedades, que dan trabajo a más de 3000 familias, en su conjunto registran un valor de realización negativo, que supera los u$s 3 millones, como consecuencia de que presentan ebitdas promedio negativos y/o importantes deudas estructurales", declaró.

La cerealera se quedará solo con sus negocios core

 "Se ha acordado proceder tanto por encontrarlas razonablemente equivalentes como por la necesidad de resolver, con la salida del concurso, todos los temas pendientes de frente a una operación simplificada de cara al futuro", postula el texto.

El 31 de marzo vence el plazo con el que cuenta Vicentin para cerrar un acuerdo con sus acreedores. Había solicitado postergarlo hasta el 30 de junio. La Justicia hizo lugar al pedido de la prórroga pero le concedió tiempo hasta el último día de este mes.

Por el lado de los acreedores comerciales, la mayoría ya dio el visto bueno y Vicentin confía en que alcanzará el consentimiento de las dos terceras partes que, por la Ley de Concursos y Quiebras, necesita para el acuerdo.

Pero en la cuenta regresiva, todavía está pendiente que se expidan los bancos extranjeros, un grupo financiero que incluye a entidades del exterior con u$s 500 millones impagos. La aceptación de la propuesta es condición fundamental para el ingreso de la triada de "socios estratégicos".


Tags relacionados

Las más leídas de Negocios

Las más leídas de Apertura

Destacadas de hoy

Noticias del día