PALABRA DE CEO

"Los precios subirán fuerte en septiembre por los sobrecostos que implica importar", advierte esta experta en comercio exterior

Romina Parquet CEO de CIMC Delfin Group Argentina, una empresa de comercio exterior y logística. Dice que en septiembre, los sobrecostos que pagan los importadores por las trabas que existen, se trasladarán a los precios al consumidor

Hace 17 años, Romina Parquet fundó y desde entonces dirige Delfin Group Argentina, una empresa de comercio exterior y logística que fue recientemente adquirida a nivel mundial por CIMC, líder de la ruta entre Oriente y Latinoamérica y miembro del holding mundial CIMC con más de 600 empresas miembros y 30 unidades de negocios vinculados a productos y servicios para la Energía y la Logística.

Se trata de una CEO que se enfrenta todos los días con grandes desafíos, en un sector marcado por un aumento de 1500% en los fletes internacionales y cada vez más trabas domésticas para importar, que complican y encarecen los negocios de sus clientes.

CEO de Criba constructora: "Tenemos récord de obras en marcha pero con impulso público serían aun más"

Se cansó de tener 47 autos de lujo 'trabados' en Argentina, ahora rearma su negocio en Uruguay

Parquet asegura que el impacto más fuerte que tienen esas trabas, todavía no se vio. Y que será en septiembre cuando los sobrecostos que pagan los importadores por este sistema que los afecta, sean trasladados a los precios al consumidor.

¿Cuál es hoy la mayor preocupación de sus clientes importadores?

Los últimos dos años el problema era el valor del flete, que pasó de u$s 1000 a u$s 15.000. Este año, los clientes ya se acostumbraron al nuevo valor y la preocupación pasó a ser de qué manera los embarques que están arribando al país se puedan nacionalizar. No están pudiendo girar ni pagos anticipados, ni las nuevas compras que realizan. Están todos viendo cómo hacer para girar al exterior y que todo lo está en viaje que, no incurra en mayores costos.

¿Cuánto es hoy el sobrecosto que paga la mercadería que no puede ingresar?

Un contenedor demorado en la terminal puede representar un extraecosto de u$s 30.000. Se genera por no poder despachar la mercadería a plaza inmediatamente cuando arriba. Lo más grave es que todos los sobrecostos los termina pagando el consumidor. Cuando el Gobierno prohíbe la importación, lo que hace es generar más demanda que oferta y por lo tanto más inflación. La empresa que tiene un stock, en vez de venderlo hoy va a venderlo en tres meses. No es especulativo el mecanismo sino casi de subsistencia. Tienen que capitalizar lo que tiene.

¿Hay alternativa para evitar esos costos extra?

Hay que trasladarlo a depósito fiscal o zona franca. El problema encima es que hoy están llenas. Y si la mercadería queda en el Puerto, la tarifa se paga en dólares. Por eso nadie quiere quedarse en el puerto y menos cuando el contenedor pasa de forzoso , que son siete días para retirar con una tarifa 'normal', se paga el doble en dólares. Y a eso se le suma la demora del alquiler del contenedor. Ninguna empresa puede absorber esos extracostos, siempre se trasladan en la venta y por lo tanto al consumidor. Es un círculo inflacionario imparable.

¿Cómo es el impacto por la disparada del dólar?

Es el otro gran tema. Nadie tiene acceso hoy al dólar oficial y las empresas que compran dólares no pueden transferir al exterior, entonces no sirve. El efecto es que se desincentiva la inversión y genera otros extracostos adicionales que termina pagando el consumidor.

Esos aumentos ¿ya se registraron en las góndolas?

Todavía no los vimos. Se viene ahora todo el impacto, reajustes fuertes en los productos se verán en las góndolas en septiembre. Los productos de más consumo masivo, electrodomésticos, se van a ver muy afectados.

Romina Parquet, founder y CEO de CIMC Delfin Group

¿Cuáles son las empresas más complicados por las restricciones actuales?

Las que quisieron crecer este año. Las que vieron capacidad de vender más pero el sistema los limita a hacer lo mismo que el año pasado por una cuestión de cupo. Incluso por la efecto de la inflación, pueden comprar todavía menos que el año pasado. Hay empresas que mueven 3000 contenedores por año hasta las que mueven 100. Lo grave es que además esto genera una recesión del consumo.

¿Cuál es la solución?

Yo no veo que haya una solución a corto plazo si seguimos pensando que el problema del país es solo el dólar. No se puede justificar todo lo que se hace y todo el sistema a través del mercado de cambios. Es importante que haya un compromiso con las normas, con la Justicia.

¿Los clientes apelan a la Justicia para solucionar las trabas?

Hay mecanismos pero no son razonables. Algunos usan recursos de amparo para que les permitan importar pero son pocos, tiene que hacerse por cada embarque y se puede revocar. No es realmente una solución.

¿Estás complicaciones se ven en otros países?

Hay algunas restricciones pero no de esta manera. Nos limitan la apertura al mundo, a poder vivir mejor, con más posibilidades de elección al consumir. En Estados Unidos recién ahora hay medidas restrictivas pero muy específicas por el conflicto con China. No es por prohibir y limitar el consumo.

La acción de Vista se disparó tras anuncio de resultados e inversiones: las proyecciones de la petrolera de Galuccio

Alerta perfumes y cosméticos: precios 25% más caros y faltantes que preocupan

¿Cómo es la situación de los exportadores?

Exportamos más en montos pero no en volumen, aun con el nuevo incentivo para que liquiden divisas. La guerra en Ucrania era una excelente oportunidad para exportar gas o trigo y hacer un nuevo acuerdo con Europa. Pero la dejamos escapar.

¿Cuáles son sus planes como empresa en este contexto?

Cuando empezó esta resolución sorpresiva de mayores limitaciones, muchos clientes nos cancelaron las cargas esperando que se acomoden las cosas. La carga nos bajó un 70%. De todas maneras seguimos adelante con los proyectos. Por ejemplo, duplicar el staff.

¿Planea entrar en nuevos negocios?

A partir del año próximo se harán inversiones en infraestructura de depósitos para logística e-commerce y compra de utilitarios para la entrega de esos productos. Es decir, entraríamos en 'la última milla'. Pensamos este modelo con automatización, tratando de imitar los de Estados Unidos o Europa. Nuestro grupo tiene más de 30 fabricas y más de 30 unidades de negocios. Están abiertos a expandirse e invertir en todos los mercados que se les permita.

Tags relacionados

Las más leídas de Negocios

Las más leídas de Apertura

Destacadas de hoy

Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios