El día exacto

El drama que esconde la hora exacta en la que murió Jesús, el hijo de Dios

Uno de los enigmas que encierra el máximo tiempo de reflexión y acogimiento de la Iglesia Católica es la muerte de Jesús, en especial la hora.

En esta noticia

Faltan pocos días para que la Iglesia católica inicie la Semana Santa, el máximo periodo de recogimiento en oración y reflexión para los católicos cristianos. Uno de los días claves para los creyentes en Dios, es el viernes santo, el día que murió Jesús.

Jesús de Nazaret es el hijo de Dios, la divinidad y el creador del universo según la Iglesia Católica. Jesús fue concebido por obra y gracia del Espíritu Santo por medio de la Virgen María sin pecado concebido y fue José, un carpintero de Nazaret quien fue el padre terrenal del hijo de Dios.

Muerte de Jesús. Fuente: Archivo.

El hijo de Dios encarnó para morir por los pecados de todos seres humanos sin importar lo que hayan hecho, afirma la Biblia. Asimismo, en los testamentos de Marcos y Mateo, el libro sagrado remarca la injusticia en la que murió Jesús, condenado a la crucifixión por blasfemia y declararse ser el Mesías o enviado de Dios.

Qué significa soñar con Dios y con la Virgen | Qué hay detrás de su mensaje divino

Descubren un capítulo oculto de la Biblia escondido en el Vaticano, ¿qué dice?

La hora exacta y el día en la que murió Jesús de Nazaret

La Biblia no es muy clara en afirmar el momento exacto en el que el hijo de Dios murió.

El escritor estadounidense Jimmy Akin narró el National Catholic Register y allí describió detalles poco conocidos de la muerte de Jesús. Según esta fuente, el Mesías murió sobre la hora novena, que para el horario actual sería sobre las 15:00h.

Muerte de Jesús. Fuente: Archivo.

En esa línea, National Catholic Register afirma que Jesús, con 33 años, murió el 3 de abril, que habría sido un viernes.

El drama que encierra la muerte de Jesús

En la cruel crucifixión de Jesús, el viernes santo fue marcado por la sombría preparación antes del sábado. Poncio Pilato, entre el 26 y 36 d.C., ordenó su ejecución, reduciendo el margen a ocho años cruciales.

Entre sus últimas palabras, mientras agonizaba en la cruz, destacaron: "Padre, perdónalos porque no saben lo que hacen" y el consuelo a un criminal arrepentido, "Hoy estarás conmigo en el paraíso".

Virgen María. 

Sus restos, rescatados por los apóstoles, fueron envueltos en el manto sagrado, conocido luego como el Santo Sudario de Turín, perpetuando la tragedia divina en la memoria de la humanidad.

El desgarrador llanto de María, madre de Jesús, resonó en el día de su muerte. Viendo perder la vida a su hijo en la cruz, sus lágrimas se mezclaron con las palabras sagradas de Jesús. Su dolor se plasmó en el vínculo eterno al entregar a Juan como su propio hijo antes de expirar.

Temas relacionados
Más noticias de Dios