Tecnología

La teoría del internet muerto: la escalofriante hipótesis que sugiere que la humanidad desapareció del ciberespacio en 2016

La hipótesis plantea que la esencia de Internet se ha visto comprometida debido a la aparición de tecnologías emergentes.

En esta noticia

En las profundidades del ciberespacio, donde las teorías conspirativas florecen, ha surgido una idea inquietante: Internet está muerto. No como un entorno digital, sino como un espacio de interacción humana. 

Esta hipótesis, que se sitúa entre 2016 y 2017, sostiene que la esencia de Internet ha sido corrompida por la irrupción de tecnologías emergentes como bots y deepfakes.

Atrapados entre algoritmos y sistemas de Inteligencia Artificial (IA), los usuarios ya no son protagonistas, sino meros consumidores de contenido generado por máquinas o manipulado por intereses ocultos.

¿Es verdad que internet murió en 2016? Fuente: Pixabay. 

Apolo 11: las pruebas contundentes que derriban la teoría conspirativa de la llegada del hombre a la Luna en 1969

Descubrimiento sin precedentes: el estudio científico que demuestra que existe una bebida mucho más hidratante que el agua

En qué consiste la teoría del internet muerto

Esta teoría postula que actualmente Internet está siendo dominado por tecnologías emergentes que cada vez más excluyen la actividad humana orgánica.

Sus partidarios sostienen que estas tecnologías son dirigidas y desarrolladas por agencias gubernamentales y grandes corporaciones con el fin de influenciar a los usuarios y consumidores

Si bien su origen es incierto, se estima que fue mencionada por primera vez en el blog Agora Road's Macintosh Cafe en 2021 a través de un hilo llamado La teoría moribunda de Internet: la mayor parte de Internet está mal. 

 Posteriormente, adquirió popularidad a través de un artículo en el periódico estadounidense The Atlantic.

La teoría conspirativa que asegura que internet se vació. Fuente: Shutterstock. 

Los humanos fueron desplazados por algoritmos 

Los seguidores de la teoría del "internet muerto" argumentan que la participación humana en la red ha sido sustituida por algoritmos que emulan dicha interacción.

De esta manera, la era dorada del Internet ha quedado en el pasado. El contenido auténtico que impulsó su crecimiento en las décadas de los 2000 ha sido gradualmente eliminado por contenido artificial.

En esta línea de pensamiento, se plantea que Internet ha "fallecido" en el sentido de que el contenido que consumimos ya no es principalmente creado por seres humanos, sino por algoritmos y automatizaciones.

De acuerdo con un informe de la empresa estadounidense Imperva publicado en 2021, se estima que el 40,8% del tráfico de Internet en 2020 provino de bots, de los cuales aproximadamente el 25,6% se identificó como bots maliciosos. No obstante, los datos de Statista muestran que el número de usuarios de Internet continúa en aumento, alcanzando los 5.300 millones en 2022.

Esta última cifra contradice la premisa central de la teoría del "internet muerto". 

Temas relacionados