BRASIL

Jair Bolsonaro en campaña: su plan para bajar el precio del combustible y por qué es "clave" para su reelección

El presidente brasileño aumentó las preocupaciones de los inversionisas sobre las finanzas del Gobierno con su plan para bajar el precio de los combustibles: cayó el real y subieron las tasas de swaps. Pero quedan menos de 4 meses para las elecciones y sigue segundo en los sondeos.

A menos de cuatro meses de las elecciones presidenciales en Brasil, en las que el actual presidente, Jair Bolsonaro, busca ganar un segundo mandato, y con los ánimos candentes por la inflación -la mayor en 26 años- y la suba de combustibles, el jefe de Estado brasileño anunció anoche que eliminará todos los impuestos federales sobre la gasolina y el etanol hasta fin de 2022.

Además, Bolsonaro instó a los estados brasileños a hacer lo mismo con el diésel y el gas natural, diciendo que el Tesoro compensaría su pérdida de ingresos.

Brasil: la economía y la inflación complican las perspectivas de reelección de Jair Bolsonaro

Escándalo en Petrobras: por qué Jair Bolsonaro ya echó a tres presidentes de la petrolera durante su mandato

Elecciones en Brasil: Lula lanza un 'operativo de seducción' para conquistar a los empresarios

Bolsonaro está segundo en las encuestas para las elecciones del próximo 2 de octubre por detrás del favorito y expresidente Luiz Inácio Lula da Silva.

Tras su anuncio impositivo, el real brasileño se debilitó hoy hasta un 2,4%, encabezando las pérdidas entre las monedas de mercados emergentes. Las tasas de swaps a largo plazo subieron 20 puntos básicos debido a la preocupación de los inversionistas por las perspectivas fiscales del país a largo plazo, reportó Bloomberg.

"Nuestra única ancla fiscal es la regla de límite de gastos, que ya había ido perdiendo credibilidad", dijo Sergio Goldenstein, estratega jefe de la corredora Renascenca en São Paulo. "Y puede ser eludida nuevamente por una medida oportunista".

La regla del límite de gasto de Brasil, que limita el crecimiento del gasto público a la tasa de inflación, sería eludida por la enmienda constitucional buscada por Bolsonaro para compensar a los estados por su pérdida de ingresos si aceptan eliminar por completo el llamado impuesto ICMS sobre el diésel y gas natural. 

Pero primero tendrían que apoyar una propuesta, actualmente en el Senado, que limita a 17% el ICMS aplicado a varios productos, incluidos los combustibles y las telecomunicaciones.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.