Brasil: la economía crece menos de lo esperado y complica los planes de reelección de Bolsonaro

El PBI brasileño creció 1% en el primer trimestre, apalancado por el repunte del consumo y los servicios.

El crecimiento económico de Brasil se aceleró en el primer trimestre, ya que la disminución del impacto de la pandemia impulsó el gasto de los consumidores en bienesservicios -que representa alrededor del 70% del producto brasileño- en la economía más grande de América latina.

El PBI creció un 1% respecto al cuarto trimestre, según informó el Instituto Brasileño de Geografía y Estadísticas (IBGE), aunque fue menos de lo que los economistas esperaban, alrededor del 1,2%, según sondeos de Bloomberg y Reuters.

Aún así, el crecimiento se recuperó antes de lo que se pensaba ya que la vacunación generalizada moderó el impacto de Covid-19 y alivió las restricciones a la actividad.

Escándalo en Petrobras: por qué Jair Bolsonaro ya echó a tres presidentes de la petrolera durante su mandato

La tasa de desempleo de Brasil cayó a un mínimo de seis años en los tres meses hasta marzo, impulsando la demanda de los hogares y la actividad de servicios, que fueron los principales actores del crecimiento del PBI en el trimestre, informó IBGE.

Nuevas medidas gubernamentales de estímulo, en forma de gasto social, retiros anticipados de pensiones y un salario mínimo más alto, también restauraron el poder adquisitivo de los consumidores frente a una inflación anual que superó el 10%.

El Banco Central de Brasil también subió las tasas de interés a dos dígitos (12,75%) para contener la presión inflacionaria, que los economistas esperan frene el crecimiento a fines de este año, en momentos en que el presidente Jair Bolsonaro espera ser relegido en octubre.

Brasil: se aprobó la privatización de Eletrobras, la primera gran empresa pública que Bolsonaro espera vender 

El jefe del banco central, Roberto Campos Neto, dijo esta semana que ve que las expectativas de crecimiento de este año mejoran a medida que el mercado laboral se recupera y la demanda mundial de exportaciones de materias primas del país se mantiene activa.

Algunos economistas advirtieron a principios de este año sobre una posible recesión, pero Campos Neto dijo que la perspectiva del mercado ahora es de un crecimiento de alrededor del 1,5%-2%, y la estimación sigue aumentando

Sin embargo, los analistas advierten que la población está perdiendo rápidamente su poder adquisitivo, ya que la invasión rusa a Ucrania ha elevado los precios al consumidor a un máximo de casi dos décadas.

Mientras tanto, Bolsonaro, que está rezagado en las encuestas, está presionando al Congreso para que ayude a aliviar los efectos de la inflación mediante la aprobación de una legislación de vía rápida que limita los impuestos locales al combustible.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.