MINUTO A MINUTO

Guerra Rusia-Ucrania, EN VIVO, Día 77: Ucrania perdió 4,8 millones de empleos desde que empezó el conflicto, según la OIT

La invasión de Rusia a Ucrania continúa. Los combates se centran en el este del país. Kiev dice que recuperó casi 1200 kilómetros de frontera por el repliegue de las tropas rusas Las tropas rusas bombardean día y noche Azovstal, en Mariúpol.

El primer ministro británico, Boris Johnson, ratificó hoy dos acuerdos de seguridad bilaterales con los gobiernos de Suecia y Finlandia que contemplan el envío de sus tropas en caso de una hipotética invasión rusa.

Johnson remarcó "el firme apoyo de Reino Unido" al derecho soberano de Finlandia a tomar sus propias decisiones sobre su futuro "sin miedo ni influencias", en clara alusión a las quejas de Rusia ante la posibilidad de que pudieran entrar en la OTAN, rompiendo así su histórico estatus de neutralidad.

En otra reunión con la primera ministra sueca, Magdalena Andersson, Johnson se expresó en esos mismos términos y subrayó que Reino Unido "no dudará" en actuar en caso de que se produzca un ataque.

"Somos firmes e inequívocos en nuestro apoyo tanto a Suecia como a Finlandia y la firma de estas declaraciones de seguridad es un símbolo de la seguridad eterna entre nuestras naciones", remarcó Johnson.

Unos 4,8 millones de empleos se perdieron en Ucrania desde la invasión rusa, indicó hoy la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y alertó que si el conflicto se intensifica, las pérdidas de empleo aumentarán a 7 millones.

Sin embargo, si los combates cesan inmediatamente sería posible una rápida recuperación, con el retorno de 3,4 millones de puestos de trabajo, pronostica el informe titulado "El impacto de la crisis de Ucrania en el mundo laboral: evaluaciones iniciales".

El reporte de la OIT confirma que la economía de Ucrania se vio gravemente afectada y desde el comienzo, el 24 de febrero, más de 5,23 millones de refugiados huyeron a países vecinos, en su mayoría mujeres, niños y ancianos.

Del total de la población refugiada, unos 2,75 millones pertenecen al sector económicamente activo. El estudio prevé que la crisis en Ucrania también puede crear trastornos laborales en los países vecinos, principalmente en Hungría, Moldavia, Polonia, Rumania y Eslovaquia.

El ex presidente ruso Dmitri Medvédev, actual vicepresidente del Consejo de Seguridad de Rusia, acusó este miércoles a Estados Unidos de llevar a cabo una "proxy war" (guerra subsidiaria) contra Moscú en Ucrania.

Medvédev escribió en su canal de Telegram que por este motivo Washington presta "una 'ayuda' sin precedentes" a Kyiv. 

"Su objetivo es continuar su guerra proxy contra Rusia, infligir una gran derrota a nuestro país, limitar su desarrollo económico y su influencia política en el mundo", indicó el que fuera vicepresidente de Rusia entre 2008 y 2012.

Medvédev se ha mostrado convencido de que Estados Unidos "no logrará su objetivo", porque "antes se le romperá la máquina de imprimir dinero". 


Al menos un muerto y ocho heridos por bombardeos sobre una infraestructura civil en Orejov, en la región de Zaporiyia, tras 77 días de invasión rusa en el país desde que el presidente, Vladímir Putin, anunció el pasado mes de febrero una "operación militar especial" en el país.

"El enemigo está disparando a lo largo de toda la línea de contacto y en las profundidades de la defensa de las tropas ucranianas en dirección a Zaporiyia. La mayor actividad de los ocupantes se observa cerca de Polig, Orejov y Guliaipolé", señaló la Administración de Zaporiyia.

El control ruso se está aflojando en Járkov, la segunda ciudad de Ucrania, que fue bombardeada desde finales de febrero, dijeron las autoridades de Ucrania la noche del martes, mientras que el conflicto podría extenderse al suroeste, advirtió Washington.

Los distritos norte y noreste de Járkov, que tenían unos 1,5 millones de habitantes antes de la guerra, llevan semanas siendo bombardeados por cohetes rusos que causaron la muerte de varios civiles.

En febrero, los rusos intentaron tomar la ciudad pero fue en vano: las fuerzas ucranianas resistieron y les hicieron retroceder varios kilómetros con duros combates.

El Instituto Para el Estudio de la Guerra de Estados Unidos (ISW) apuntó a fines de la semana pasada que, en esta parte oriental del país, el ejército ucraniano "ha tenido progresos significativos y probablemente avanzará hasta la frontera rusa en los próximos días o semanas".


Ucrania anunció que suspenderá el flujo de gas a través de un punto de tránsito clave por "fuerza mayor" culpando a Moscú por la medida y diciendo que trasladaría los flujos a otros lugares. 

Este gasoducto entrega casi un tercio del combustible canalizado desde Rusia a Europa a través de Ucrania.

"Las acciones de los ocupantes llevaron a la interrupción del tránsito de gas a través de la (estación de medición de gas) Sokhranivka", dijo en una nota la compañía, añadiendo que esto conllevó la declaración de fuerza mayor.

Ucrania ha seguido siendo una importante ruta de tránsito para el gas ruso hacia Europa incluso durante la guerra.



Desde el inicio de la invasión de Ucrania, de la que ya han pasado cerca de dos meses y medio, el país gobernado por Zelenski ha estado pidiendo apoyo económico y militar a países de todo el mundo. 

Buena parte de esa ayuda ha llegado en forma de drones. Algunos, incluso, de uso comercial. Donados por la propia población ucraniana y mucho más fáciles de manejar que los que están destinados, directamente, a la guerra. 

Como explica al diario español ABC, el analista de defensa Jesús Manuel Pérez Triana, el empleo de este tipo de tecnología en el campo de batalla no es novedoso; simplemente, el uso ha ido creciendo con el paso de los años y, ahora, en medio de un conflicto que despierta especial interés ha ganado notoriedad.

"La idea de sensores que sobrevuelan el campo de batalla recopilando información no es nueva. En los últimos años ha sido aplicada con más o menos fortuna por el Estado Islámico o durante la guerra del Alto Karabaj librada entre Azerbaiyán y Armenia en 2020. Ese mismo año vimos el gran salto de la tecnología en manos de Turquía, en concreto en la ofensiva de Idlib durante la guerra de Siria. Estas dos últimas fueron las primeras campañas de la historia en las que los drones ocuparon el papel protagonista de las operaciones aéreas", dice el analista.


El oligarca ruso Alexander Subbotin, el exvgerente principal de la compañía energética rusa Lukoil, es el último de varios oligarcas rusos en morir de manera sospechosa en medio de la invasión rusa de Ucrania.

Fue encontrado muerto en el sótano de la casa de un chamán en Mytishchi, una ciudad al noreste de la capital, Moscú, el domingo después de sufrir un aparente ataque al corazón, según informó el medio de comunicación ruso TASS

Se abrió una investigación por su fallecimiento.

Las autoridades de Ucrania han manifestado este miércoles que "es improbable" que el presidente de Bielorrusia, Alexander Lukashenko, vaya a dar "en el futuro próximo" una orden sobre el inicio de una operación militar contra el país.

"Es improbable que Lukashenko vaya a ordenar a su Ejército que lance una operación terrestre contra Ucrania en el futuro próximo", ha dicho Vadim Denisenko, asesor del Ministerio del Interior ucraniano, según ha recogido la agencia ucraniana de noticias Ukrinform.

Así, ha resaltado que el Ejército bielorruso está llevando a cabo maniobras cerca de la frontera, si bien ha dicho que la situación es "de relativa calma". "Desafortunadamente, a causa de esto Ucrania debe concentrar y dejar suficientes tropas en la frontera con Bielorrusia", ha explicado.


Las autoridades de Rusia informaron que este miércoles que destruyeron durante la noche más de 500 objetivos del Ejército ucraniano en el marco de la invasión del territorio, incluidos 14 depósitos de armas y combustible.

El portavoz del Ministerio de Defensa ruso, Igor Konashenkov, indicó que 280 miembros de las Fuerzas Armadas ucranianas habrían muerto en el marco de estos ataques.

Así, manifestó que los ataques aéreos golpearon al menos 93 objetivos, mientras que cerca de 60 unidades militares han resultado dañadas. Además, las fuerzas rusas han derribado al menos nueve drones, según informaciones de la agencia de noticias Interfax.


La defensora del pueblo ucraniano, Liudmyla Denisova, ha pedido ayuda a la ONU y a la Cruz Roja para evacuar a los soldados heridos que resisten al cerco militar ruso en la planta siderúrgica de Azovstal, en Mariúpol.

"Hago un llamamiento a la ONU y a la Cruz Roja para que tomen todas las medidas de acuerdo con sus mandatos para evacuar a los soldados heridos de Azovstal a regiones seguras de Ucrania, donde se les brindará atención médica y los cuidados adecuados", ha escrito Denisova en su cuenta de Telegram.


Rusia está intensificando su ofensiva sobre Odesa, al sur de Ucrania. Los bombardeos aumentaron en las últimas horas, mientras el Kremlin llevaba a cabo los festejos por el Día de la Victoria.

Por los ataques, una persona murió y otras cinco resultaron heridas cuando siete misiles alcanzaron un centro comercial y un depósito, informaron las fuerzas armadas ucranianas. El vocero de la administración regional de Odesa, Sergei Bratchuk, le dijo a CNN que Rusia disparó tres sofisticados misiles hipersónicos Kinzhal, también conocidos como 'Daga'.

Leé la nota completa en este enlace.


Edward Luce, editor del Financial Times, habló con el exsecretario de Estado estadounidense, Henry Kissinger, sobre la invasión de Ucrania por parte de Vladimir Putin y el fantasma de la guerra nuclear durante el Festival FTWeekend en Washington. A continuación, una transcripción editada de la charla:

Financial Times: Mi primera pregunta para usted es: ¿estamos en una nueva guerra fría con China?

Henry Kissinger: En el momento en que nos abrimos a China, Rusia era el principal enemigo, pero nuestras relaciones con China eran tan malas como podían serlo. Nuestro punto de vista al abrirnos a China era que no era prudente, cuando tienes dos enemigos, tratarlos exactamente igual.

Leé la nota completa en este enlace.


Una serie de fotos publicadas en el canal Telegram del batallón de Azov, a primera hora de esta mañana, pretenden mostrar las miserables condiciones de los defensores ucranianos heridos y escondidos bajo la planta siderúrgica de Azovstal en la sitiada Mariúpol.

Las imágenes desgarradoras revelan el horror de un "hospital" improvisado y con poca luz dentro de la planta donde los soldados reciben tratamiento, muchos de ellos por pérdida de extremidades. Las fotos se publicaron junto con una declaración pidiendo ayuda.

El magnate Bill Gates, cofundador de Microsoft, advirtió que la combinación de los efectos de la guerra entre Rusia y Ucrania, la pandemia del Covid-19 y el aumento de la tasa de interés de la Reserva Federal estadounidense "podría desencadenar una desaceleración económica mundial" durante los próximos años.

En una entrevista con la cadena CNN, el multimillonario se mostró "muy preocupado" por lo que podría suceder en el futuro. "Es probable que acelere los problemas inflacionarios que tienen las economías del mundo rico y que fuerce un aumento de las tasas de interés que acabe provocando una desaceleración económica", sostuvo.

Gates señaló que esto se suma a que en la pandemia los niveles de deuda pública "ya eran muy altos" y que persisten los "problemas en las cadenas de suministro". Si para los países del primer mundo eso representa una mala noticia, para los más postergados el escenario pinta mucho peor, detalló.

"Cuando los países ricos tienen estos grandes problemas presupuestarios, las necesidades de salud de lugares como frica pierden prioridad", sentenció.

El ministro de Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, consideró hoy en Argel que la Unión Europea (UE) "no tiene una política exterior", en respuesta a la propuesta del jefe de la diplomacia europea, Josep Borrell, de confiscar las reservas de Rusia congeladas por el bloque para reconstruir Ucrania.

"Borrell no debe olvidar que su puesto están la diplomacia y no es un cargo militar. Creo que en el futuro se eliminará este puesto de jefe de la diplomacia de la UE, sabiendo que esta sigue la posición de EE.UU.", declaró.

"Estamos trabajando para impedir un mundo unipolar con el fin penetrar en los cimientos de la ONU", valoró Lavrov acerca de la posición internacional sobre la invasión de Ucrania.

Además, comparó la situación con Afganistán: "tiene congelado el acceso al banco afgano pero no utilizan este dinero para reconstruir Afganistán, que fue destruido como resultado de las acciones de la OTAN", añadió.

El Congreso de Estados Unidos debate un nuevo paquete de ayuda de casi u$s 40.000 millones para Ucrania, con una posible primera votación la noche del martes.

Estos fondos deberían permitir a Ucrania equiparse con vehículos blindados, fortalecer su defensa antiaérea y luchar contra los ataques cibernéticos en un momento en que los combates continúan en el este y el sur de ese país.

También se prevé destinar varios miles de millones de dólares para garantizar "la continuidad de las instituciones democráticas ucranianas", así como un gran componente humanitario para enfrentar la invasión ordenada por el presidente ruso Vladimir Putin desde el pasado 24 de febrero.

Durante varias semanas, Biden ha estado pidiendo al Congreso estadounidense u$s 33.000 millones para ayudar a Ucrania. Pero el lunes por la noche los líderes legislativos demócratas y republicanos acordaron aumentar aún más la asistencia y llegaron a un compromiso cercano a los u$s 40.000 millones.


La operadora encargada de la red de transmisión de gas de Ucrania ha anunciado que se ha visto forzada a interrumpir de forma temporal el tránsito de un tercio del gas que transporta de Rusia a Europa por "causas de fuerza mayor".

"Las acciones de los ocupantes llevaron a la interrupción del tránsito de gas a través del punto de conexión de Sojranivka," ha anunciado la compañía en un comunicado.

Esta "causa de fuerza mayor" hace que sea imposible seguir transportando gas a través de ese punto de medición, en la frontera con Rusia, y también desde la estación de compresión de Novopskov, ambos situados en la provincia oriental de Lugansk, territorio ocupado por las tropas de Moscú.

A través de esta estación pasaban hasta ahora cada día 32,6 millones de metros cúbicos de gas, lo que supone un tercio del total que Ucrania transporta hasta Europa. Varias instalaciones más de la operadora se encuentran bloqueados como resultado de la guerra en los territorios ocupados por Rusia.


Noticias del día