Brasil: para Bolsonaro, Petrobras es un "dolor de cabeza" y reflota el fantasma de la privatización

Es la segunda vez en la semana que se refiere al tema. Dice que la empresa sólo le sirve a los accionistas.

El gobierno brasileño empezará a considerar la privatización de la petrolera estatal Petrobras, dijo el presidente Jair Bolsonaro, en medio del fuerte aumento en los precios de la energía que está hundiendo los índices de aprobación del mandatario.

"Es una empresa estatal que, con todo respecto, sólo me da dolor de cabeza", dijo Bolsonaro y agregó: "Es una empresa que hoy sólo presta servicios a los accionistas y nadie más. La posibilidad de perder algo en Petrobras es nula. Sólo el gobierno federal está tomando 11 mil millones de reales (casi u$s 2 mil millones), monto equivalente al que va a los accionistas".

Brasil: la inflación sube 1,2% en octubre y ya es la más alta en 26 años

Es la segunda vez sólo en esta semana que el presidente reflota la idea de privatizar Petrobras. La crisis energética y el anuncio de un nuevo aumento de los combustibles por parte de la petrolera -la nafta en Petrobras se incrementó un 74% en lo que va del año, mientras que el diésel un 65%-, complica la situación de Bolsonaro de cara a las elecciones de 2022, especialmente con los camioneros una de sus bases más fuertes.

A comienzos de octubre, el presidente ya había afirmado que quería privatizar la compañía y que iba a hablar con su equipo económico. Según le dijo Fernando Bezarra, líder del gobierno en el Senado, a Reuters, el ejecutivo está considerando enviar un proyecto al Congreso, aunque por ahora no hay nada concreto.

Según trascendidos, la idea sería una privatización al estilo de Eletrobras, donde el Estado se desharía progresivamente de su participación (50,5%) aunque conservaría la ‘acción de oro', para vetar ciertas operaciones y nombrar al presidente de la compañía.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios