Uruguay: debate picante entre los candidatos presidenciales antes del ballottage

Los candidatos a la presidencia uruguaya para el período 2020-2025, Luis Lacalle Pou y Daniel Martinez, que se enfrentarán en segunda ronda el 24 de noviembre, protagonizaron anoche un debate televisivo, el primero mano a mano obligatorio.

Forzoso al comienzo y más suelto al final, el primer debate obligatorio de la historia de Uruguay tuvo algo del ida y vuelta que faltó a la cita en octubre cuando los mismos candidatos se enfrentaron en un set de televisión. Ese mayor intercambio buscó ser aprovechado por ambos candidatos y si bien Luis Lacalle Pou lució más cómodo en la polémica, Daniel Martínez del Frente Amplio consiguió asestarle golpes sobre el final que emparejaron la contienda dialéctica. 

El candidato del Partido NacionalLacalle Pou, que encabeza una coalición multicolor y es el favorito a ganar el ballottage según todas las encuestas, tenía un objetivo claro: sacar de boca de Martínez “errores concretos cometidos en los 15 años de gobiernos frenteamplistas.

Xinhua

Tras la primera vuelta, varios líderes del oficialismo reconocieron que había que tener más “autocrítica . Basado en esa reflexión, el candidato blanco pidió en cada uno de los bloques temáticos que Martínez diera algún ejemplo. De lo contrario, argumentó, era solo demagogia electoral. 

“Quiero que me diga si fue un error lo de la regasificadora, el puerto de aguas profundas, de Pluna, dejar pasar la posibilidad de firmar un Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos, seguir abrazado a la dictadura venezolana y si es un error el Fondes en las empresas amigas , remarcó en uno de los pasajes. 

En un principio, Martínez respondió a la interpelación con pequeñas muecas. El candidato frenteamplista, o “del gobierno según la prédica del líder blanco, prefirió no darle la derecha a su adversario y recién respondió a sus reclamos en el cuarto bloque. “Problemas hay en todos lados .

A pesar de su estrategia de menoscabar la imagen presidencial de su adversario y la oposición, Daniel Martínez dejó los golpes más efectivos para el final. Recién en el cuarto bloque, cuando faltaba menos de la mitad para el final del intercambio, puso el dedo en la llaga y apuntó a los flancos más débiles de Lacalle, como la factibilidad del recorte de US$ 900 millones, la floja gestión de algunas intendencias blancas y la incertidumbre respecto al proyecto de ley de urgente consideración. Incluso dejó para el epílogo el cuestionamiento al senador Álvaro Delgado, mano derecha política de Lacalle Pou, por usufructuar un campo del Instituto Nacional de Colonización gracias a “cercanías políticas . 

Ese final con el frenteamplista al ataque contrastó con su versión inicial, más acartonada y evitando los golpes. El principio del debate tuvo a Martínez repitiendo que quería discutir propuestas y machacando con las diferencias de currículum respecto a su adversario, pero ninguna de esas dos estratagemas movieron a Lacalle de su zona de confort. 

En cambio, los golpes finales del ingeniero sí lo dejaron en una situación más incómoda y lo llevó a contestar que la acusación a Delgado era un “golpe bajo que “faltaba a la verdad . “Yo no quiero que esto se convierta en una pasada de cuentas , dijo sobre el final el candidato de la oposición. 

Apretado por la gestión de las intendencias blancas, Lacalle retrucó hablando de “clientelismo político en los gobiernos del FA y Martínez se guardó la carta Moreira, que no fue mencionado en el intercambio. 

El programa como “sugerencia

Durante toda la campaña, Lacalle cuestionó las contradicciones entre el programa del Frente Amplio y sus propuestas impositivas y los dichos de Martínez respecto a si aumentar o no la carga tributaria en un eventual cuarto gobierno de izquierda. Ayer, esa insistencia llevó a que Martínez afirmara  –como ya había insinuado su compañera de fórmula Graciela Villar– que el documento votado por el Congreso del FA es “muy vasto y sirve como “recomendación , pero que es “el candidato el que gobierna y decide . 

Por su parte, Martínez recién se refirió a los problemas de la “coalición multicolor –uno de los principales argumentos del oficialismo contra la “incertidumbre del proyecto opositor–  en su mensaje final, cuando ya iban dos horas de debate. 

Tags relacionados