Por el coronavirus, Brasil estima que el PBI podría sufrir la peor caída en 120 años

El Ministerio de Economía de ese país proyectó una contracción de 4,7% para 2020. 

Un poco más pesimista que el mercado, el Ministerio de Economía de Brasil difundió sus últimas proyecciones, marcadas por el impacto de la crisis de coronavirus y las medidas de cuarentena: la cartera espera que el Producto Bruto Interno (PBI) brasileño se contraiga 4,7% este 2020. De cumplirse el pronóstico, se trataría de la mayor caída en 120 años.

La revisión a la baja de las cifras oficiales (en marzo había proyectado un escenario de 0% de crecimiento) se basó en tres factores: el impacto inmediato frente a las restricciones de producción y consumo; la duración del período de recuperación; y los impactos en la trayectoria a largo plazo de la economía. "Cuanto más largo sea el período de aislamiento, mayores serán los costos en estas tres dimensiones", destaca el documento.

Mercosur: el vicepresidente de Brasil quiere que Argentina vuelva a negociar

En Economía estiman que el cese de la actividad por la cuarentena le cuesta al Estado unos  $ 3.3 mil millones (20 mil millones de reales) por semana. Por su parte, el secretario de Política Económica, Adolfo Sachsida, trató de evitar la polémica y aclaró que la evaluación no buscar cuestionar las medidas de confinamiento y distanciamiento social dispuestas por la mayoría de los gobernadores para contener el avance del Covid-19.

Sólo en marzo, la producción industrial cayó 9,1% (similar a la de 2003) y el sector de servicios, que representa casi el 60% del PBI, se desplomó un 6,9%. Se espera, no obstante, que los números de abril reflejen la verdadera dimensión del freno de la actividad

Brasil: Bolsonaro y Guedes presionan a la Corte para 'volver a la normalidad' ante la crisis económica

Es probable que las nuevas proyecciones dejen secuelas en el frente fiscal: según el secretario especial de Finanzas, Walderly Rodrigues, se calcula que el gasto fiscal para contener los efectos económicos derivados de la pandemia podría alcanzar hasta 5 puntos del PBI.  Sólo en los llamados ‘coronavouchers’ –una asistencia de emergencia de u$s 101 (600 reales) por tres meses para trabajadores informales y personas afectadas por la crisis– el gobierno planea gastar más de u$s 18 mil millones. Otros casi u$s 10 mil millones serán destinados a fondear el Beneficio de Preservación de Empleo e Ingreso de Emergencia, un programa para Pymes que subsidia la reducción de la jornada laboral o del sueldo en un 25%, 50% o 70% por 90 días o el cese temporal por dos meses. El programa se financia con un proporcional del seguro de desempleo y ya adhirieron unas 560.000 empresas. Finalmente, el gobierno federal también destinará cerca de u$s 25 mil millones en ayuda para los estados y municipios.

Con mayores gastos, la deuda bruta podría llegar al 85% del PIB, según informó Valor. En esta línea Rodrigues adelantó que las proyecciones del mercado respecto a un déficit fiscal de casi u$s 97 mil millones (571 mil millones de reales) para 2020, ya quedaron desactualizadas. Los nuevos datos oficiales se darán a conocer el próximo viernes.

Para contener la crisis Brasil, anunció un paquete de medidas por u$s 38 mil millones

El gobierno brasileño debe encarar el desafío de contener el coronavirus –con  181.518 casos y 12.703 muertes, Brasil es el país más afectado de la región y podría ser uno de los principales focos de la pandemia en el corto plazo– y aferrarse a la ortodoxia fiscal del ministro de Economía, Paulo Guedes, y su aversión por la expansión del gasto público.

El boletín MacroFiscal, que elabora mensualmente Secretaría de Política Económica, también redujo su panorama para la inflación a 1,8% desde 3,1%, nivel significativamente inferior a la meta del banco central para el año de 4%.

Tags relacionados