Brasil: Guedes se aferra a la ortodoxia y dice que el Estado no rescatará a grandes empresas

Luego de las internas con un sector del gabinete del presidente Jair Bolsonaro, el ministro de Economía brasieño mantiene su agenda de reducción del gasto público.

El ministro de Economía de Brasil, Paulo Guedes, dijo que el gobierno no utilizará los recursos públicos para salvar a las grandes empresas –como las aerolíneas, automotrices y el sector de la energía– de la crisis derivada de la pandemia, que en ese país ya afecta a 74.493 personas y mató a otras 5158.

En una videoconferencia en el marco de un foro económico, Guedes dijo que el Tesoro Nacional garantizará los préstamos otorgados a compañías más grandes, pero en una proporción menor que el límite otorgado a compañías de menor tamaño: “El gobierno no va a tomar dinero público, dinero que falta para la salud y la educación, y simplemente salvar a una gran empresa, no es así. Una economía de mercado a veces se ve afectada , dijo.

Otra derrota de Bolsonaro: la justicia le rebota a su candidato para dirigir a la policía

Para las empresas con ventas anuales superiores a u$s 1.8 millones (10 millones de reales), Guedes dijo que existe  un fondo de garantía de inversión se reforzará con un mecanismo llamado la primera pérdida. Por otra parte, las empresas cuya facturación anual se encuentra  entre  los u$s 65.454 y u$s 1.8 millones (360 mil reales y 10 millones) pueden pedir créditos a tasas blandas (3,75% anual) para pagar sueldos. Según el funcionario,  el programa nacional de subsios de la recortes ya sea de la jornada laboral o de los salarios ha logrado salvar 4.3 millones de empleos.

Por otra parte, Guedes dijo que un paquete adicional de asistencia económica por entre u$s 22 mil millones y u$s 23.600 millones (120.000 y 130.000 millones de reales)  estará disponible para los estados y municipalidades de Brasil que sufren el impacto del coronavirus.

Bolsonaro dijo que no lee los decretos que firma porque "a veces son 20 páginas"

Guedes defendió la respuesta fiscal del gobierno a la crisis, pero insistió en que los gastos públicos no deben desviar a la nación de la recuperación económica. Luego de las tensiones entre el ministro de Economía y una parte del gobierno de Jair Bolsonaro, el Guedes reforzó su agenda de recortes de gastos públicos, privatizaciones y reformas del código tributario.

Sin mencionar específicamente al plan Pro Brasil, el ministro criticó la posibilidad de reanudar la actividad económica después de la pandemia a través de la inversión pública en obras: “Si fuiste al fondo del pozo a través de estas obras públicas indiscriminadas, la solución no puede ser profundizar, no puede ser repetir la misma estrategia, hacer un nuevo PAC. Puede haber un ministerio u otro que tenga una idea como esa, pero no encaja , dijo.

Brasil: Bolsonaro eligió a un pastor evangélico para reemplazar a Moro en el Ministerio de Justicia

Por otra parte, el ministro dijo que el real brasileño –que se desplomó a un mínimo histórico cercano a 5,75 unidades por dólar la semana pasada–, podrá encontrar su nivel de equilibrio y que, de todas maneras, una combinación de bajas tasas de interés y un dólar fuerte es preferible a elevadas tasas y una moneda local sólida. El banco central ha gastado miles de millones de dólares en intervenciones en el mercado de divisas recientemente para contrarrestar la debilidad y la volatilidad del real, pero la moneda de Brasil se ha depreciado casi un 30% en lo que va del año.

Tags relacionados

Más de Internacionales