Coronavirus: cómo es el multimillonario plan de Donald Trump para tener la vacuna en 7 meses y reabrir la economía

Los plazos ambicionados despiertan muchas dudas en los científicos del entorno de la Casa Blanca. Quieren llegar a una vacuna lo antes posible.

Ha sido bautizado como "Operación Velocidad Endiablada" y comparado con el Proyecto Manhattan emprendido por Estados Unidos durante la Segunda Guerra Mundial para desarrollar su primera bomba nuclear.

Esos son los términos que utilizó Donald Trump el viernes para presentar en los jardines de Casa Blanca su plan para obtener una vacuna contra el SARS-CoV-2 antes de finales de año, un plazo tan ambicioso que supera las mejores expectativas de los científicos de la Casa Blanca.

“El objetivo es acabar de desarrollar y luego fabricar y distribuir una vacuna efectiva contra el coronavirus lo antes posible. Nos encantaría poder hacerlo antes de final del año , dijo el presidente. Trump precisó en cualquier caso que, “con vacuna o sin vacuna , el país debe reabrir.

Trump afirmó que espera tener buenos resultados “muy pronto y aseguró que lo último que están buscando las empresas es conseguir beneficios, sin dar detalles sobre cuál será el precio de la vacuna y cómo se regulará el acceso a ella. El mandatario estadounidense aseguró que se han seleccionado 14 prototipos de vacuna de cerca de un centenar para desarrollarlas con ayuda del Gobierno federal, el sector privado y el Ejército. La intención de la Casa Blanca pasa por probarlas simultáneamente para poder empezar a producirlas antes incluso de que se hayan completado los ensayos clínicos. El objetivo es tener 300 millones de dosis listas antes de final de año para que sean distribuidas por los militares.

El jueves la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) estimó que en un escenario optimista la vacuna tardará un año. Trump reiteró que el origen del coronavirus estuvo en China y responsabilizó a ese país por no haber hecho más para frenar la expansión de la pandemia. No obstante, en un poco habitual gesto de cooperación internacional dado su agresivo nacionalismo, subrayó el esfuerzo global actualmente en marcha. Al frente del proyecto se ha puesto a Moncef Slaoui, quien fuera jefe de la división de vacunas de GlaxoSmithKline, y al general de cuatro estrellas Gustave Perna, especialista en logística y cadenas de suministro globales. “Esto significa grande y rápido. Un proyecto científico, industrial y logístico masivo como no ha visto nuestro país desde el Proyecto Manhattan , dijo Trump al explicar el nombre de la ‘Operación Velocidad Endiablada’, un concepto popularizado por la ciencia ficción. 

Según un estudio publicado en 2018 por The Lancet, el costo de desarrollar una sola vacuna epidémica para enfermedades infecciosas desde los ensayos preclínicos hasta el final de la fase 2a es de u$s 31–68 millones (u$s 14–159 millones), asumiendo que no existe el riesgo de fracaso. Descubrimos que la experiencia previa en licencias y los costos indirectos son impulsores ascendentes de los costos de investigación y desarrollo. "Teniendo en cuenta la probabilidad de éxito, el costo promedio de avanzar con éxito al menos una vacuna epidémica contra enfermedades infecciosas hasta el final de la fase 2a puede variar de u$s 84-112 millones (rango de u$s 23 millones a u$s 295 millones) a partir de la fase 2 a u$s 319-469 millones (u$s 137 millones – u$s 1.000 millones de rango) a partir de preclínico", explicaron los investigadores.

Tags relacionados