Comunidades IT

Estos argentinos dan asado gratis a todos aquellos que quieran aprender a programar

AsaditoJS, la comunidad que nació para compartir experiencias, ahora dicta cursos y comparte oportunidades laborales. Siempre con un asado de por medio.

Desde los comienzos de la masificación de internet surgieron agrupaciones de personas que se encontraban para compartir intereses comunes. 

Grupos de música, clubes de fútbol, películas, videojuegos y hasta gustos sexuales fueron los primero tópicos sobre los que se formaron comunidades pero, con el tiempo, se sumaron temas más ligados a las actividades laborales, donde profesionales de diferentes rubros comenzaron a interactuar para compartir dudas, buscar ayuda y generar sinergia. 

Así fueron apareciendo comunidades de diferentes latitudes que crecieron a la luz de la utilidad que los miembros del espacio fueron descubriendo en la interacción entre sí. 

Con este común denominador nació en la Argentina AsaditoJS, una comunidad de programadores de Java Script que se aglutinó detrás de ese lenguaje de computación que tradicionalmente se venía utilizando en páginas web HTML para realizar operaciones y actualmente es ampliamente utilizado para enviar y recibir información desde un servidor junto con ayuda de otras tecnologías

"AsaditoJs nació en 2019 a partir de una duda que tenía sobre JavaScript. Lancé un tuit desde mi cuenta personal con una propuesta que en sí comenzó para ayudar a mis compañeras de mesa de un curso de programación para mujeres que estaba haciendo y tuvo tanta convocatoria que en menos de una semana hasta una empresa se ofreció a darnos lugar. La propuesta consistía en ofrecerte un asadito a cambio de que alguien con experiencia en JavaScript nos pudiera explicar lo que nos estaba costando entender", comenta Angie Díaz, impulsora de la iniciativa y uno de los miembros del core team. 

¿La propuesta de AsaditoJS? Comer un asadito mientras se aprende JavaScript, uno de los lenguajes de programación más demandados del mercado.

Y agrega: "Tuvimos el primer asaditoJS en una empresa de IT que nos brindó lugar para unas 30 alumnas y un mes después abrimos esta convocatoria a todo el público haciendo un asaditoJS por mes en donde distintas personas daban workshops para 50 interesados que recién estaban arrancando en IT. Mes a mes buscábamos empresas que nos quisieran sponsorear dando lugar para el workshop y nosotras ofrecíamos mentores para cada workshop que hacíamos. Por suerte siempre hubo alguna empresa que nos aceptaba la solicitud y así fuimos creciendo". 

La propuesta consistía en ofrecerte un asadito a cambio de que alguien con experiencia en JavaScript nos pudiera explicar lo que nos estaba costando entender

La comunidad tiene tres personas residentes en la Argentina y poseen más de 20.000 seguidores en LinkedIn y más 25.000 seguidores en Twitter. 

Los miembros de la comunidad son en su mayoría hispanoparlantes por lo que están ubicados en todo el continente como así también en España. 

Hoy los referentes de AsaditoJS son Mike Rueda, Pilar Martinez y Angie Díaz. "Desde nuestra comunidad siempre ofrecimos workshops sobre desarrollo frontend u otras ramas del mundo IT. Cuando comenzó la pandemia nos enfocamos en compartir búsquedas laborales en su mayoría para las personas que recién están ingresando al mundo de IT. Tratamos de que todas las propuestas que queremos enviar a nuestra comunidad siempre sean para trainees y juniors hasta un año de experiencia. También compartimos cursos gratuitos de Udemy o de páginas de edtech que tengan cursos en su mayoría gratuitos para que cualquier persona que quiera afianzar o comenzar a entender más sobre desarrollo FrontEnd, Backend, QA, UX o algo referido a IT pueda hacerlo. Solemos sortear becas para mujeres y para la comunidad LGTBQI+", explica Díaz. 

A través de Twitter, AsaditoJS comparte búsquedas laborales para personas sin experiencia laboral en tecnología; cursos gratuitos; y hasta sortean becas para mujeres y para la comunidad LGTBQI+.

El sello distintivo de la agrupación son, por supuesto, los asados. Luego de cada capacitación los organizadores tratan de mantener la tradición de ofrecer un espacio de disfrute a los participantes. 

"En el final del workshop también teníamos un momento de distensión y networking en donde se comía efectivamente el asadito y no solo interactuaban con los mentores del workshop sino también entre las mismas personas que habían asistido", afirma. 

"Nuestra propuesta siempre fue, comer un asadito mientras aprendes JavaScript. Actualmente tratamos de estar disponibles para responder dudas a quienes nos consultan algo", cierra Díaz.

Tags relacionados
Más noticias de Infotechnology

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios