Entrevista

El 5G se convirtió en una "moda", según este CEO: por qué y qué pasa con las empresas

De capital 100% nacional, la firma es un operador con una de las redes de fibra óptica más extensas en el país

El Grupo Datco empezó en 1981 como una compañía de que se dedicaba a la informática, pero que la crisis de 2001 la puso a jugar en el mercado de las telecomunicaciones, al comprar diferentes empresas norteamericanas que se iban del país.

Aunque aseveran tener un "alma pyme", la firma tiene alrededor de 14.000 kilómetros de fibra óptica en la región; cuenta con oficinas en la Argentina, Brasil, Chile, México, Perú y Puerto Rico -cerca del 80% de su facturación está concentrada en los dos primeros-; y más de 600 empleados.

Estas son las 5 provincias argentinas con la internet más lenta (y hay una sorpresa)

Su estrategia de crecimiento se centra en el trazado de fibra por caminos alternativos a los de las grandes telcos y a generar pasos fronterizos que conecten al país con los datacenters que se encuentran en Chile y Brasil. 

El proyecto más destacado es el de la Red Capricornio, inaugurada en 2019, que tiene su punto de entrada en Bernardo de Irigoyen, Misiones, y constituye la segunda puerta de ingreso de la web mundial después de Las Toninas.

Para hablar del último año y medio de la empresa, la pelea con el Gobierno y el 5G, El Cronista habló con Horacio Martínez, fundador y CEO de la empresa.

- Con la pandemia, el uso de los servicios de telecomunicaciones se disparó ¿cómo influyó en el negocio?

Invertimos muy fuerte en aumentar la capacidad que transportamos. Nuestra segunda estrategia fue iluminar nuestra fibra con canales de 100 gigas para tener más disponibilidad. Eso nos permite bajar más el precio que nuestros competidores. 

Además, este año que pasó sumamos mil kilómetros a nuestra estructura. Nuestra compañía en Chile instaló 630 kilómetros de fibra desde Caleta Tortel, donde está la entrada del troncal submarino de la FOA (el proyecto del Estado chileno Fibra Óptica Austral) hasta Coyhaique. 

Otra obra que completamos fue el tendido de más de 450 kilómetros de fibra que une Las Toninas con Buenos Aires. Nosotros sabíamos que venía un carrier internacional que iba a llegar a Las Toninas. Por eso, en alianza con Metrotel, hicimos una ruta disjunta de la traza existente que va por la ruta 11. La nuestra va por adentro, al lado de los canales.

- ¿Cómo está el negocio para las pymes y las empresas nacionales de infraestructura como ustedes? ¿Les afecta la suba del dólar?

El problema empezó cuando el Gobierno se puso a regular. Nos dice: "No aumenten los precios como la inflación. Arréglense". 

Y ves que hay jugadores en el mercado que siguen estrategias distintas. Nosotros tenemos un problema: no podemos irnos del país porque somos de acá.

- ¿El mayor problema es el control de precios?

Desalienta a todos los inversores. En nuestro caso, para crecer y mantener nuestra cuota de mercado, duplicamos el ancho de banda a nuestros clientes, que equivale a que te bajen los precios a la mitad.

El problema empezó cuando el Gobierno se puso a regular.

¿Qué representación tienen en la pelea con el Gobierno?

Nuestra representación está con CABASE. Somos muchos. Los que están haciendo inversiones en fibra óptica son los chicos, no los grandes. 

Telecom tendría que migrar su cable coaxial a fibra, pero los números que tiene que hacer una telco grande, son grandes.

- ¿Tienen algún proyecto vinculado al 5G?

Con una de nuestras compañías, Velocom, tenemos una frecuencia donde funciona el 5G y estamos haciendo pruebas con equipos de fabricantes no convencionales. 

Nosotros vemos al 5G más útil para transmitir datos que para hablar por teléfono. Con lo que tenés de 4G te alcanza.

- ¿El 5G no es tan importante como anuncian? ¿Qué lugar les toca?

Hay mucho de moda. El 5G es una manera más moderna, con más densidad de datos, de transportar. Pero, en el fondo, lo que le interesa al cliente es a qué precio transporto la mayor cantidad de datos. 

Tenemos redes de celulares 3G y 2G todavía. En el futuro vas a tener más distribuido el 5G, pero cada torre necesita que se la habilite con fibra. Nosotros somos parte de la infraestructura necesaria. En este momento, lo veo más como una moda que como una realidad.

Tags relacionados

Más noticias de Infotechnology

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios