Oportunidad

A buscar en los cajones: pagan casi $ 200.000 por estos celulares en desuso

Impulsados por la nostalgia, los coleccionistas pagan importantes sumas por teléfonos que fueron populares años atrás. Los detalles.

El avance del tiempo y las tecnologías suele ser implacable con los teléfonos celulares, que en unos pocos años suelen quedar obsoletos. Sin embargo, algunos modelos destacados se vuelven coleccionables y pueden venderse por altas sumas.

Tal es el caso de varios teléfonos de la marca Nokia, los cuales fueron muy exitosos en la era anterior a la de los smartphones y el arribo del sistema Android.

Celulares coleccionables: qué modelos se pueden vender

El mercado de coleccionistas de tecnología es amplio y los precios de los celulares en desuso pueden variar mucho según el modelo y su estado. Sin embargo, en Mercado Libre se pueden encontrar publicaciones que dan una buena idea de los valores.

Por caso, un clásico celular Nokia 918 se vende a $ 179.999. Se trata de un equipo hoy raro y que se encuentra en excelente estado. El vendedor de esta unidad lanzada en 1996 afirma que estuvo 25 años guardado y sin prenderlo, luego de haberse usado solamente tres meses.

El Nokia 918, una joya del pasado que hoy es muy valorada.

Si bien el equipo funciona perfectamente, se aclara que no tiene señal, dado que no es compatible con las redes GSM actuales.

Otro teléfono que muchos pueden tener olvidado en un cajón, porque fue muy popular en la Argentina, es el Nokia 1100. Uno de estos confiables equipos lanzados en el año 2003, en perfecto estado con caja original y accesorios, se vende a $ 189.000.

El teléfono  Nokia 1100 fue un éxito global en la primera mitad de la década del 2000.

Por último, un Nokia N95, uno de los primeros smartphones, se ofrece por $ 130.000

Este modelo, hoy reverenciado por los aficionados a la tecnología y los coleccionistas, fue lanzado en el año 2007 y es compatible con redes 3G.

Temas relacionados
Más noticias de celulares

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.