Consejos

Qué hizo Elon Musk el día que compró Twitter: una lección de productividad

Es la persona más rica del mundo y realizó una de las operaciones más impactantes de la historia, la compra de la red social por u$s 44.000 millones, sin embargo, para él fue un día más

Elon Musk se vanagloria de ser un adicto al trabajo, e incluso declaró que padece el síndrome de Asperger, un tipo de autismo que le permite concentrarse en sus tareas más allá de lo que podría cualquier otra persona, una enfermedad funcional a su compulsión al trabajo.

Por qué Elon Musk compró Twitter: cuánto pagó y qué cambia ahora

Sin embargo, no deja de ser curioso que uno de los días más impactantes de su vida como empresario, como fue la compra de la red social Twitter por u$s 44.000 millones el lunes pasado, el magnate sudafricano lo haya vivido como un día más.

Quien lo confirmó fue el escritor Justin Bariso, en un artículo en Inc. Magazine. Allí relata el testimonio de Walter Isaacson, un periodista que trabaja en la biografía de Musk, quien cuenta que fue "casi" otro día en la oficina. Por la mañana se reunió con el ministro de inversiones de Indonesia en la Tesla Gigafactory de Austin para hablar sobre la cadena de suministro de baterías y en la noche conversó con los ingenieros de Space X, donde pasó más de una hora trabajando en "soluciones de fugas de válvulas" de motores de cohetes en las instalaciones de Texas. "Nadie mencionó Twitter. Puede realizar múltiples tareas", dijo Isaacson.

Según Bariso, lo fascinante es que "pueda trabajar no solo en múltiples proyectos, sino también al frente de múltiples empresas, todo en el mismo día"

La regla del enfoque

Para dar cuenta de la forma en que encara el trabajo Musk, el escritor apela a una idea original, "Participa de una práctica simple que ha seguido durante varios años. Me gusta llamarlo la regla del enfoque".

No se trata de la realización simultánea de dos tareas al mismo tiempo, algo que se puede hacer con mucha práctica cuando se trata de tareas simples, sino de enfocarse de una cosa a la vez".

El escritor dice que, aunque puede trabajar en varios problemas y para más de una de sus empresas por día, "se concentra en una cosa a la vez. Eso es importante, porque le permite a Musk enfocar su considerable intelecto en un solo tema, en lugar de realizar múltiples tareas o cambiar de tarea".

Musk, declaró que a The Joe Rogan Experience  que "planifica reuniones a la una o las dos de la madrugada y que duerme seis horas al día" y que hace unos años llegó a trabajar 120 horas a la semana y dormir en su despacho en la sede de Tesla. Pero admitió que ese no era un ritmo saludable de trabajo, y que si alguien está sometido a esa carga durante mucho tiempo se acaba por volver loco.

La solución, según Bariso, es equilibrar sus múltiples responsabilidades. Separar el tiempo para el trabajo, la familia y uno mismo. "La clave es mantenerlos separados y seguir la ‘regla del enfoque'. Concéntrese en una cosa a la vez", recomienda.

Tags relacionados
Más noticias de Infotechnology

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios