DINERO ELECTRÓNICO

Jorge Capitanich quiere una "moneda digital única" contra la evasión: de qué se trata esta curiosa propuesta

Según explicó el gobernador chaqueño también permitirá estabilizar el mercado cambiario. Dudas sobre la eficacia para combatir la informalidad y la evasión. Sería aplicada como política de shock para lograr la estabilidad macroeconómica.

Las últimas semanas fueron muy intensas e inestables en materia cambiaria e inflacionaria, y hasta las medidas anunciadas este lunes por la nueva ministra de Economía, Silvina Batakis, el Gobierno pareció inmovilizado frente al curso de los acontecimientos.    

Ahora fue el gobernador de Chaco, Jorge Capitanich, quien lanzó una, cuanto menos, llamativa propuesta económica, basada en la emisión de una moneda digital única de curso legal y de uso obligatorio para quienes quieran hacer operaciones con moneda extranjera. 

Silvina Batakis anunció su plan económico: todas las medidas y las definiciones clave

Esto sería parte de una "política de shock", destinada a estabilizar la macroeconomía, en el contexto de un régimen bimonetario.

"Hay que tener una política de shock, la posibilidad de tener un modelo que implique aplicar la moneda digital como moneda de curso legal única. Tenemos que reconocer la existencia fáctica de un régimen bimonetario", explicó el gobernador chaqueño.

La "caja única" de Silvina Batakis, clave en el combo ortodoxo de ajuste fiscal y suba de tasas

El mandatario provincial sostuvo que "hay que lograr un plan que reduzca los tres problemas estructurales de la Argentina: la restricción energética, la restricción externa y la restricción logística". Explicó que "los tres problemas se retroalimentan" y han generado en el país "una inestabilidad macroeconómica de origen crónico", remarcó. 

Cómo se instrumentará la moneda digital

"La idea central es: vos tenés dólares, yenes o lo que fuera. Se calcula que hay entre 130.000 y 250.000 millones de dólares debajo del colchón o fuera del circuito formal. Si querés hacer transacciones en dólares, si los tenés, lo podés hacer, pero antes hay que poner en una cuenta fiduciaria del Banco Central un 100% de encaje".

"Esa trazabilidad de la moneda de curso digital permitirá eliminar la moneda de papel", exageró.

En ese sentido, amplió: "Si todas las transacciones se hacen de forma digital con esa moneda depositada en el Banco Central, eso no tiene impacto en el multiplicador bancario y no afecta el desenvolvimiento macroeconómico". Y agregó: "Así, lográs que la evasión se reduzca drásticamente". 

Entusiasmado, Capitanich pronosticó que su propuesta logrará "una mejora sustancial en la eficiencia del gasto público, solidez desde el punto de vista fiscal y resolver realmente los problemas de inestabilidad macroeconómica".

¿Hacia un cambio de conducta?

Ante la consulta sobre cuál sería la razón por la que quienes hoy no registran sus operaciones comenzarían a hacerlo con la moneda digital, Capitanich sólo dijo que eso se revertiría porque "va a ser obligatorio". 

"Este es el tema clave en la Argentina. Con la moneda digital, anclás las variables, lográs reducir la evasión y modificás los coeficientes de variación monetaria", precisó.

Para Capitanich "el 93% de las transacciones que hacen los argentinos son digitales. Es información del Banco Central. Desde el IFE y hasta todos los pagos de la Anses se hace de forma digital. Eso ya no es un problema", consideró Capitanich. 

Esa mirada desconoce de plano que según el consenso de los analistas un 50% de la economía argentina se mueve en la informalidad, y por tanto no bancarizada, lo que además, alimenta un mercado laboral en negro que alcanza a un 40% de los trabajadores.

En verdad, el dato mencionado por el gobernador de Chaco refiere a que según el BCRA el 93% de los adultos posee una cuenta bancaria, lo cual de ninguna manera quiere decir que alcance a ese porcentaje de operaciones comerciales.

Capitanich explicó que en el distrito que gobierna el plan de la "moneda digital" ya está en marcha: "En Chaco vamos a hacer una experiencia de moneda digital. Ya funcionan cada vez hay más billeteras electrónicas en funcionamiento. Las transacciones digitales con trazabilidad van a ser la clave para el control. Ya no va a hacer falta un impuesto a las transacciones financieras porque todas van a estar registradas", explicó.

Y apuntó que "el gran problema del mundo es la inequidad". Para resolverlo, argumentó, la moneda digital atada a los avances tecnológicos puede ser la herramienta a la que deben acudir los gobiernos.

Tags relacionados

Más noticias de Infotechnology

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios